Admirador de elefantes ve a uno de ellos inclinarse al acercarse asustado a un grupo de safari

Por The Epoch Times
11 de Septiembre de 2023 4:38 PM Actualizado: 11 de Septiembre de 2023 4:38 PM

Hay una historia detrás de cómo un escocés aprendió cómo y cuándo no temer a los elefantes salvajes. Imágenes notables tomadas por Andrew Macdonald, de 38 años, muestran el momento en que una pesada elefante africana se acercó considerablemente mientras un grupo de safari realizaba una gira en 2021.

“En los safaris, se cree que la fauna silvestre ve una forma sólida y no siempre ve a las personas individualmente”, dijo el Sr. Macdonald a The Epoch Times. Más aún si esas personas están en un vehículo como lo estaba el grupo esa tarde.

A medida que el gran mamífero se acercaba, parecía hacerse más grande. El cielo se oscureció mientras su enorme cabeza se cernía sobre ellos. Se vio humedad corriendo por sus sienes.

La humedad salía de las glándulas temporales de la elefante, dijo Macdonald. Son completamente naturales.

Aunque no emitió ningún sonido evidente de agresión (ningún bramido ni respiración agitada que se destacara), era una situación estresante.

Aun así, se acercó despacio, implacable.

Luego, a medio paso, cambió repentinamente su comportamiento cuando el señor Macdonald hizo su movimiento sutil, algo que el escocés había aprendido a lo largo de sus años como guía de vida silvestre.

Sabía que no debía temerle.

Las imágenes muestran a una elefante hembra acercándose a un grupo de safari en el Parque Nacional del Bajo Zambezi, en Zambia. (Cortesía de Andrew Macdonald)

Criado en Escocia, el guía creció viendo a David Attenborough en la BBC. Esto encendió a fondo su pasión por convertirse en fotógrafo de la vida salvaje y el Sr. Macdonald acabó en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que se convirtió en su base mientras viajaba por África, enseñándose a sí mismo a fotografiar animales.

En 2015, se estaba formando para convertirse en guía de safaris, pero la fotografía pronto tomó protagonismo y se convirtió en su principal profesión. Encontrar manadas como ésta era algo habitual.

Esta manada en particular en 2021 estaba justo cerca al río Zambezi, en Zambia, en el Parque Nacional del Bajo Zambezi. El Sr. Macdonald trabajó allí como guía para un grupo llamado Time and Tide.

Por las noches, manadas como ésta bajan al río Zambezi a beber, dijo Macdonald. Ese día, el recorrido se dirigió hacia donde los asistentes al safari y los guías a menudo ven manadas que regresan del río y se dirigen hacia las montañas para pasar la noche.

Un mapa muestra el Parque Nacional del Bajo Zambezi, Zambia. Captura de pantalla/Derechos de autor TerraMetrics, LLC; Mapas de Google)

Estacionados a unos 100 metros (300 pies) de distancia, los visitantes observaron la pesada procesión. El guía esperaba que pasaran, pero uno de los elefantes, una hembra, no lo hizo.

“He tenido muchos encuentros cercanos con la vida silvestre”, dijo Macdonald. “Es común que leones, hienas, elefantes, etc. pasen junto al vehículo.

“Para las personas que no están acostumbradas a los safaris, esto puede parecer extraño, pero rápidamente se vuelve bastante normal”.

La manada cruzó su línea de visión y luego se detuvo. De la fila de elefantes (adultos, jóvenes y crías) la hembra dio un paso adelante y se acercó a ellos, tal vez curiosa por saber qué eran estas extrañas formas.

Pero ella se acercó demasiado. Entonces el Sr. Macdonald levantó lentamente la mano hacia ella, así ella lo vio, ya que los elefantes no siempre detectan a los humanos dentro de sus vehículos.

¿Su respuesta? Fue totalmente inesperada. Normalmente, al ver esta señal, la mayoría de los elefantes sacuden la cabeza y se alejan, dijo el guía.

Pero, espontáneamente, a medio paso, puso sus enormes rodillas en el camino y, de manera bastante impresionante, enterró ambos poderosos colmillos en el suelo duro y compacto, su gigantesco peso los hundió profundamente.

En resumen, hizo una reverencia.

“Fue una reacción que nunca antes había visto”, dijo Macdonald, y agregó que los elefantes son muy honestos en su lenguaje corporal. Revela muchas cosas.

Las imágenes muestran a una elefante hembra que parece inclinarse ante un grupo de safari en el Parque Nacional del Bajo Zambezi, en Zambia. (Cortesía de Andrew Macdonald)

Se consideró que el comportamiento era un acto de advertencia, dijo MacDonald. Pero la hembra parecía sólo curiosa. Ella se levantó y la manada siguió su camino.

“Por lo que he investigado, este comportamiento fue una de las señales de advertencia que dan los elefantes”, dijo el guía al periódico. “No es tanto una muestra de agresión sino simplemente una demostración pacífica de fuerza al clavar los colmillos en el suelo duro”.

Las imágenes que capturó muestran a la hembra que parece inclinarse en el momento justo. Después de publicarlo en las redes sociales, recibió en su mayoría respuestas positivas, dijo, aunque algunos dijeron que ella fue domesticada por humanos y que él debería “dejar en paz a estos pobres animales”.

La gente en la industria de los safaris comprende cuán salvaje es realmente África y “saben cuán ridículos son esos comentarios”, dijo Macdonald. La comunidad de safaris encontró el vídeo “muy interesante”.

Fue “muy especial”, dijo. “Nunca había visto esto antes. Siempre es genial presenciar cosas nuevas en los bosques”.

Comparta sus historias con nosotros en [email protected] y continúe recibiendo su dosis diaria de inspiración suscribiéndose al boletín de Inspired en TheEpochTimes.com/newsletter


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.