Adoptó a las 4 hijas de su mejor amiga que murió de cáncer para cumplir una promesa

Por CELESTE ARMENTA - LA GRAN ÉPOCA
19 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

Uno de los grandes vínculos afectivos que puede llegar a formar el ser humano es la amistad. Y este lazo emocional puede llevar a realizar grandes hazañas, como la que realizó Laura después que su mejor amiga falleció.

Laura Ruffino vive en Búfalo, Nueva York, junto a su esposo Rico y sus 6 hijas, 4 de las cuales fueron adoptadas en 2015 debido a que quedaron huérfanas. La madre de las pequeñas falleció el 4 de abril de ese mismo año, y fue cuando Laura y Rico iniciaron el proceso de adopción, informó People.

Elizabeth, la madre biológica de las niñas, había sido diagnosticada en agosto de 2014 con cáncer cerebral en etapa 4, es decir, cuando ya estaba muy avanzado. Ya que era madre soltera, a Elizabeth le preocupaba el futuro de sus pequeñas, según la entrevista que Laura le dio al Daily News.

“Ella me dijo: ‘Si algo me pasa, ¿llevarás a mis chicas?’. Y de inmediato le dije: ‘Está bien’. Eso fue básicamente todo”, dijo Laura a People.

“Cuando comenzó a debilitarse, puedes imaginar los temores que tenía por las chicas  y que estuvieran sin ella”, recordó Laura, según la publicación de Buzz Feed News.

Laura y Elizabeth se conocieron cuando tenían 5 años. Fue una amistad que perduró durante toda su infancia y su vida adulta, cuando ambas se convirtieron en madres.

Laura estaba casada y tenía dos hijas, Grace de 12 años e Isabella de 13, y Elizabeth era madre de 4 lindas niñas: Tara de 12 años, Ella de 8, Samona de 9 y Lily de 6.

Laura acompañó a su mejor amiga en sus últimos momentos, y aunque le prometió no dejar solas a sus hijas, la realidad era que no lo había conversado con su esposo: “Realmente no hablamos sobre la decisión de acoger a las chicas”, comentó Rico. “Sé que eso suena loco. Pero salí y dije [que] si algo le sucedía a Liz, sería un honor llevar a sus hijas”, explicó a People.

Antes que Elizabeth falleciera, su mejor amiga le hizo dos promesas: que todos los días hablarían de ella con las niñas y que cada una tendría su propio espacio en su casa, le dijo Laura a Daily News.

En una entrevista para Inside Edition, que tiene mas de cuatro millones de visitas, Laura le comentó a las niñas que “su verdadera madre, que era la mejor de todas, está en el cielo, pero mientras están en la tierra seré la mejor madre de la tierra”.

Ya instaladas las cuatro niñas en su nueva casa, el espacio no resultó suficiente. De inmediato Grace e Isabella, las nuevas hermanas mayores, cedieron sus habitaciones para que las niñas pudieran permanecer juntas, ¡su primer gesto de fraternidad!

“Quiero que sean felices y que se sientan como en casa otra vez”, dijo Isabella al mismo medio.

Pero esta familia no estaba sola. Ya que su historia se había hecho viral, la comunidad comenzó a apoyarlos económicamente. Elizabeth era miembro en Buffalo Wellness Center, y en su memoria crearon una cuenta en GoFundMe para recaudar fondos y poder apoyar a los Ruffino con los gastos de las niñas.

“Estoy asombrado del amor y la generosidad que estamos recibiendo”, expresó Laura al mismo medio, “Siento que Liz tiene su mano en todo esto y como familia nos estamos fortaleciendo”, agregó.

Y sí, la cuenta llegó a recaudar USD 32.000, gracias a la generosidad que despertó la decisión de esta pareja de recibir a 4 niñas. Sin duda, Laura demostró que la amistad puede generar los más bellos y desinteresados actos para proporcionar estabilidad emocional, tanto en las pequeñas huérfanas como en su momento a su madre antes de fallecer.

¿Crees que en los tiempos que corren más personas estarían dispuestas a asumir un acto de tal bondad?

Mira el video con la historia de la familia Ruffino:

¡Súper mamá alista a 4 niños para dormir!

TE RECOMENDAMOS