Agenda antiempresarial de Biden arruinaría la economía

Por Stephen Moore
22 de Septiembre de 2020
Actualizado: 22 de Septiembre de 2020

Comentario

Los demócratas están reescribiendo la historia, celebrando el récord de Obama en la economía como si estos hubieran sido los días más gloriosos de Estados Unidos. En el lenguaje de Washington, eso se llama “recordar erróneamente”. La realidad es que la agenda de impuestos y regulaciones de Obama llevó a la recuperación económica más débil de una recesión desde la Gran Depresión.

Esta semana, la Oficina del Censo publicó su informe económico— el estándar de oro para medir las finanzas de las familias estadounidenses.

En los primeros tres años de gobierno del presidente Donald Trump, el ingreso familiar medio real de los estadounidenses aumentó por más de 6400 dólares. En los OCHO años de Obama en el cargo, el aumento de los ingresos fue cercano a los 4000 dólares. Los estadounidenses de raza negra ganaron más ingresos en tres años con Trump que en ocho años con Obama.

Pero la agenda de Biden es volver a un exceso de regulación— en la banca, las finanzas, el medio ambiente, los asuntos del consumidor y la salud.

Los rumores apuntan a que la senadora Elizabeth Warren, una de las principales consejeras y confidentes de Biden en materia de política económica, podría ser la secretaria del Tesoro o el zar de la regulación.

Las propuestas de política radicales de Warren que Biden ha adoptado ahora, incluyen la electricidad totalmente libre de emisiones de carbono (con una pérdida de hasta 5 millones de empleos de obreros) y las regulaciones financieras más estrictas de la historia. Las acciones y las carteras de jubilación podrían recibir una fuerte paliza.

Por ejemplo, Warren y muchos economistas de Biden abogan por que se añada al actual mandato dual de la Reserva Federal la promoción de la estabilidad de los precios y la maximización del empleo. Ahora quieren un mandato que utilice la política monetaria de la Reserva Federal para igualar los ingresos. ¿Cómo? ¿Imprimiendo dinero? ¿Obligando a las empresas a pagar un salario mínimo?

Los ahorros para la jubilación de los inversionistas y comerciantes financieros estadounidenses de todas las formas y tamaños podrían estar en riesgo si los análisis independientes de las agencias de calificación crediticia se ven comprometidos por los mandatos del gobierno. Los demócratas de Biden quieren que los federales intervengan en estas clasificaciones de bonos para promover la justicia social, el ambientalismo y otros objetivos que pueden ser dignos, pero que alejan los fondos de jubilación y otros fondos de inversión de los más altos rendimientos.

Trump quiere libertad de atención médica que dé a los pacientes y a los médicos más voz sobre qué tipo de seguro pueden comprar y qué tipo de procedimientos son los mejores para ellos. Biden quiere duplicar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que ha aumentado los costos de salud y prohibido a los estadounidenses comprar planes de salud más accesibles.

Los costos de todas estas “protecciones al consumidor” recaen más duramente sobre las familias de más bajos ingresos. Casey Mulligan, de la Universidad de Chicago, estima que el control reglamentario de Biden y su prohibición del fracking reduciría los ingresos de los hogares más pobres en aproximadamente un 15 por ciento. Una familia promedio tendría pérdidas de alrededor del 4 por ciento al volver al régimen regulatorio de Obama.

El senador socialista Bernie Sanders ha sugerido que la administración Biden sería la más progresista y radical de la historia si llega al poder. Puede que sea llamado “Lunch Bucket Joe”, pero para los trabajadores de cuello azul de Estados Unidos, la agenda de Biden sería un verdadero golpe a la billetera.

Stephen Moore es un periodista de economía, autor y columnista. El último de los muchos libros de los que es coautor es “Trumponomics: Dentro del primer plan de Estados Unidos para revivir nuestra economía”. Actualmente, Moore es también el economista jefe del Instituto para la Libertad y la Oportunidad Económica.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cámara de reconocimiento facial intercepta a demandantes en Beijing

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS