Agricultor malasio dona verduras en medio de la crisis del virus del PCCh para evitar el desperdicio

Por Louise Bevan
30 de Abril de 2020 2:13 PM Actualizado: 30 de Abril de 2020 2:13 PM

Un agricultor malasio ha encontrado una forma de ayudar a su comunidad y evitar el desperdicio de alimentos durante la crisis del virus del PCCh, donando los excedentes de verduras a las personas necesitadas.

Simon Leong, el presidente de la Asociación de Operadores Agrícolas de Sabah Kundasang, ha dirigido una granja de 16 hectáreas en la ciudad de Kundasang, en Sabah, Malasia, durante más de tres décadas. A raíz de la propagación de la pandemia, Leong se ha encargado de asegurar que ni sus verduras ni las de sus compañeros se desperdicien.

Desde que la Orden de Control de Movimientos (MCO) de Malasia fue implementada el 18 de marzo de 2020, los agricultores han luchado para retener a sus clientes. Leong, temiendo que se desperdicien las cosechas maduras, fue uno de los primeros en empezar a donar verduras a los ciudadanos necesitados y a los trabajadores de la salud de primera línea en la ciudad cercana de Ranau.

Imagen Ilustrativa. (Pixabay/jf-gabnor)

“He estado donando verduras de mi granja a la gente, incluyendo a los del comedor de Ranau, el hospital y las clínicas de salud de Ranau, así como a la policía del distrito”, dijo Leong al New Straits Times. El granjero también donó verduras a orfanatos, puestos de comida y cafeterías.

“No tuve elección, ya que las verduras tenían que ser cosechadas o de lo contrario se echarían a perder”, dijo Leong. “Algunas personas de la ciudad las necesitan, mientras que en Kundasang la gente tiene que desecharlas. También podrían dárselas a aquellos que las quieran”.

La grabación de los esfuerzos benévolos de Leong fue subida a Twitter por un amigo del granjero, Shahrizal Denci, el 10 de abril. Hasta la fecha, el video que muestra el camión de reparto de Leong cargado de donaciones ha sido visto decenas de miles de veces.

Los agricultores de hortalizas de las tierras altas de Kundasang experimentaron una disminución del 80 por ciento en las ventas después de que el MCO entró en vigor, informó The Borneo Post. Los clientes locales dejaron de recolectar productos frescos en persona; alrededor de 1000 agricultores y su transporte colectivo diario de aproximadamente 100 toneladas de hortalizas se vieron muy afectados por ello.

“Hasta el 50 por ciento de las verduras producidas aquí se exportan a Brunei, Sarawak y otros lugares”, dijo Leong, “mientras que el resto se suministra al mercado local”. Sin embargo, después de la MCO, ningún camión vino a recoger productos durante un total de 10 días; en circunstancias normales, los camiones que van a la ciudad hacen hasta 16 viajes a la semana.

Leong dijo al medio de comunicación que es imperativo que los agricultores cosechen sus vegetales cuando estén maduros para evitar dañar la ecología de las granjas. Estimó que, a pesar de haber donado una enorme cantidad de productos, los agricultores desecharon, no obstante, unas 800 toneladas de productos por valor de más de 1 millón de ringgits malayos (229,674 dólares americanos) durante los 10 días de cierre.

Imagen Ilustrativa. (Pixabay/ Couleur)

Leong dijo al New Straits Times que sus esfuerzos para evitar el desperdicio de alimentos van más allá de las donaciones; también se está ayudando a sí mismo y a sus compañeros granjeros a encontrar formas de evitar la indigencia financiera en medio de la crisis actual debido al virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Leong consiguió la ayuda de tres políticos, el diputado Jonathan Yasin, el asambleísta Kenny Chua y el asambleísta Hiew Vun Zin de Karamunting, que aceptaron de inmediato comprar verduras a granel con descuento para sus electores. Leong llamó a las entregas a granel “vegetales patrocinados”.

“Estoy ayudando a transportar los productos de las granjas con mi camión”, dijo el granjero. “Después de eso, me pondré en contacto con los que manejan la logística para enviar las verduras alrededor de Ranau, Inanam y Sandakan”.

Para los agricultores, la venta al por mayor no es una operación lucrativa, sino una forma de evitar el desperdicio de alimentos, ayudar a las personas necesitadas y realizar suficientes ventas para comprar arroz y otros productos esenciales para sus familias mientras se restringen las libertades.

Desde principios de abril, Leong y sus compañeros agricultores de las tierras altas están replantando gradualmente sus cultivos con la esperanza de que las restricciones de movimiento se relajen y el mercado se recupere gradualmente.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.