Ahora es más fácil conseguir la Green Card a través del matrimonio incluso después de un divorcio

Por Eduardo Tzompa
25 de Noviembre de 2019 3:39 PM Actualizado: 25 de Noviembre de 2019 3:42 PM

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés) ajustó algunas normas y procedimientos para los inmigrantes que contraen matrimonio con ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes. A partir del 21 de noviembre, entró en vigor la nueva ley que elimina algunas condiciones de residencia permanente basadas en el matrimonio.

De acuerdo con el sitio web del USCIS, los extranjeros que contraigan matrimonio con portadores de tarjeta verde o nacionalidad estadounidense, adquirirán un visado condicional por dos años. Los dos cónyuges deberán llenar un formulario conocido como “Eliminar las condiciones de residencia permanente basadas en el matrimonio” 90 días antes de cumplir con el plazo establecido, para que el portador del visado condicionado tenga derecho a recibir residencia permanente.

Según el diario Miami Herald, en los casos en que las parejas olviden llenar el formulario o decidan divorciarse, el ciudadano extranjero, deben volver a solicitar la residencia de Estados Unidos si así lo requiere. Sin embargo, con la pasada normatividad del USCIS, el migrante tenía que esperar hasta que un juez de inmigración confirmara la terminación de su condición de residente permanente condicional (RCP, por su sigla en inglés) antes de poder presentar una nueva solicitud.

Dicha normatividad dejaba al migrante en condición ilegal en el país, sin poder viajar y sin permiso de residencia. Pero la nueva regla anunciada el jueves 21 de noviembre permite a los extranjeros en esta condición pedir una nueva solicitud antes que un juez ordene terminar con su condición de residente condicional.

La USCIS puede ajustar el estatus de un extranjero si su estado de RCP ha finalizado y cumple con tres condiciones: que el extranjero tenga una nueva base para el ajuste, sea elegible para ajustar el estado, y la USCIS tenga jurisdicción sobre la solicitud de ajuste de estado.

Reforma de inmigración de sentido común

La administración Trump ha realizado cambios radicales en la inmigración desde la construcción de un muro fronterizo seguro y la aplicación de un sistema que asegure la pronta remoción de los inmigrantes ilegales del país.

El presidente estadounidense quiere mover al país a un sistema de entrada basado en el mérito en lugar de abrir las fronteras.
A pesar de las propuestas de los republicanos, todavía no se ha podido aprobar una reforma migratoria. El pasado mes de junio un proyecto de ley fue rechazado en el congreso.

El exfuncionario del Departamento de Comercio Chris Garcia (Izq) con el presidente Donald Trump y el secretario de Comercio Wilbur Ross en la Casa Blanca el 24 de octubre de 2017. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)

Según la Casa Blanca, los legisladores deben aprobar un sistema de inmigración que solucione las lagunas y sirva al interés nacional.

“El presidente Trump está buscando una reforma migratoria de sentido común”, dijo Chris García, exsubdirector del Departamento de Comercio bajo la administración de Trump. “Tenemos que saber quién entra y quién sale de nuestro país, y como el Presidente declaró anteriormente, los países tienen fronteras. Tenemos que tener una frontera segura, de lo contrario, no somos un país”.

***

Mira a continuación

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.