Airbnb demandó al Gobierno de San Francisco

28 de Junio de 2016 Actualizado: 29 de Junio de 2016

Airbnb presentó una demanda el lunes en contra de la ciudad que le dio origen, San Francisco, con el objetivo de bloquear nuevas enmiendas a una ley de alquiler de la ciudad, que entraría en vigencia el próximo mes.

La plataforma Airbnb constituye parte de un mercado comunitario en donde se publican y reservan viviendas, sobre todo de manera temporal. Fue fundada en noviembre de 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk en San Francisco, California. La financiación original fue obtenida de la incubadora de empresas Y Combinator. Más tarde Greylock Partners, Sequoia Capital y el actor Ashton Kutcher también invirtieron en la empresa.

La enmienda que provocó el disgusto de la empresa requeriría que las compañías de alquiler de corto plazo eliminen los anuncios de sus sitios web que carecen del número de registro requerido por la ciudad. De no hacerlo, empresas como Airbnb y VRBO tendrían que pagar miles de dólares en multas, cargos criminales y además se podrían eliminar del servicio ciertos anfitriones que no se hayan registrado oportunamente en el ayuntamiento de la ciudad.

Los anfitriones son las personas que ofrecen sus viviendas en la plataforma virtual, pero al parecer ahora además deberán hacerlo en el municipio de la ciudad para no entrar en infracción. El costo del registro es de 50 dólares, no se puede efectivizar por Internet y es necesario presentar toda la documentación personalmente, lo que podría desalentar a muchos anfitriones.

En su demanda, presentada en la Corte Federal de Distrito para el norte de California, Airbnb afirma que la nueva enmienda viola las leyes federales, incluyendo la Ley de Decencia en las Comunicaciones, la Ley de Almacenamiento de las Comunicaciones y la Primera Enmienda.

“Si bien hemos intentado trabajar con la ciudad sobre las alternativas razonables y legales a esta nueva ordenanza, lamentamos vernos obligados a pedir a un Tribunal Federal que intervenga en este asunto”, dijo la compañía el lunes en su blog.

Del mismo modo en su comunicado agregaron que este es un paso sin precedentes para Airbnb, por lo cual no lo toman ligeramente, ya que consideran que es la mejor manera de proteger a la comunidad de anfitriones e invitados.

Por otro lado, desde la ciudad afirman: “No hay nada en la ordenanza de San Francisco que castigue a los anfitriones del servicio”  expresó Matt Dorsey, secretario de prensa de la oficina del abogado de la ciudad, en una declaración a CNET.

Asimismo agregó que lo que la enmienda busca regular no es el contenido del usuario, por ejemplo el de los anfitriones que ofrecen sus habitaciones, apartamentos o casas, sino que lo que intenta regular es la actividad comercial de la plataforma de alojamiento en sí.

TE RECOMENDAMOS