Alaska y Maine confirman primeros casos positivos al nuevo coronavirus de Wuhan

Por Zachary Stieber
13 de Marzo de 2020 3:16 PM Actualizado: 13 de Marzo de 2020 3:16 PM

Los primeros casos de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, se confirmaron en Alaska y Maine el jueves pasado.

Estos estados eran dos de los pocos que quedaban en Estados Unidos que aún no habían confirmado casos de la nueva enfermedad.

El paciente de Alaska es un ciudadano extranjero, dijo el gobernador Mike Dunleavy. No se especificó la nacionalidad.

El paciente desarrolló fiebre y síntomas respiratorios poco después de llegar a Anchorage el 11 de marzo. La persona está hospitalizada en el Hospital Regional de Alaska.

Dunleavy dijo en una declaración que el caso “no es inusual considerando lo que ha estado sucediendo en otros lugares con esta pandemia”. Los funcionarios de Alaska se han estado preparando para los casos desde enero y “se sienten conformes con los protocolos que tenemos en marcha”, añadió.

“No hay razón para entrar en pánico, no hay razón para enfadarse. Esperamos tener más casos a medida que pase el tiempo y Alaska está tan preparada como cualquier otro estado para ocuparse de este asunto”, dijo Dunleavy.

Los epidemiólogos que hablaron con el paciente dijeron que se enteraron que la persona tenía un contacto limitado con otros y que se mantuvo aislada después de que se desarrollaron los síntomas. Aún así, las autoridades se apresuran a identificar a las personas que entraron en contacto con el enfermo.

Esos contactos deberán entrar en autocuarentena durante 14 días y ser monitoreados por síntomas de COVID-19, que son similares a los de la gripe.

“El aislamiento de este paciente enfermo y la autocuarentena de cualquiera que haya tenido contacto cercano con esta persona, son necesarios para prevenir la propagación de COVID-19 a otros en la comunidad”, dijo el Dr. Joe McLaughlin, epidemiólogo del estado de Alaska. “Como la gripe, este nuevo coronavirus se propaga principalmente a través de gotas respiratorias y el contacto cercano con un individuo infectado”.

Al igual que todas las pruebas realizadas por los laboratorios estatales o locales, la prueba confirmada se describió como presuntamente positiva y se envió a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para su confirmación.

El nuevo virus comenzó en Wuhan, China, el año pasado y se ha extendido a más de 100 países. Hasta el jueves, Estados Unidos reportó un total de 1215 casos y 36 muertes.

Un miembro del personal médico trata a un paciente infectado por el coronavirus COVID-19 en el Hospital de la Cruz Roja en Wuhan, China, el 11 de marzo de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

Las autoridades de Dakota del Norte, Maine, Montaha y Wyoming también informaron de los primeros casos que han dado positivo en sus estados en los últimos días.

La paciente de Maine es una mujer de unos 50 años del condado de Androscoggin, dijeron las autoridades. No dijeron la fuente sospechosa del caso.

“El CDC de Maine se ha estado preparando para esta eventualidad desde finales del año pasado”, dijo la gobernadora Janet Mills en una declaración. “Con un presunto caso positivo, Maine tiene una oportunidad única de retrasar un brote, como los que vemos en otros estados, y minimizar nuestra exposición”.

El primer caso de Wyoming fue una mujer residente del estado, quien recientemente viajó fuera del estado, al interior de Estados Unidos. El primer paciente de Dakota del Norte fue identificado como un hombre del condado de Ward de unos 60 años. La fuente de su infección no fue revelada.

Solo tres estados de EE.UU. no han informado aún de un caso positivos de coronavirus: Alabama, Idaho y Virginia Occidental.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

****

Descubra

Más del 50% de las muertes por coronavirus en China no se tratan en hospitales

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.