Alberto Fernández deja sin efecto las sanciones de Argentina contra el chavismo

Por Sabrina Martín
10 de Diciembre de 2019 Actualizado: 10 de Diciembre de 2019

Menos de una semana duraron las sanciones aplicadas por Argentina en el marco del Tratado de Asistencia Recíproca (TIAR) contra el régimen de Nicolás Maduro. Con la asunción de Alberto Fernández como presidente argentino quedó evidenciado un bloqueo a las medidas tomadas por los países de la región; esto, luego de recibir en su territorio al recientemente sancionado, el chavista Jorge Rodríguez.

El pasado 3 de diciembre y tras tres meses de espera los países miembros del TIAR dieron a conocer un listado de sanciones financieras y restricciones de viaje contra el régimen de Nicolás Maduro; sin embargo este martes 10 de diciembre representantes de la tiranía aparecieron en la toma de posesión de Fernández en Argentina, una completa violación a las recientes sanciones asumidas por el mismo país hace una semana, pero bajo el gobierno de Mauricio Macri.

Fernández habría hablado por teléfono con Maduro y decidió invitar a la juramentación presidencial al chavista y usurpador ministro de información, Jorge Rodríguez, quien hasta hace pocas horas tenía el ingreso prohibido a ese país.

De acuerdo con información extraoficial, un avión privado de origen turco fue el encargado de trasladar a la comitiva enviada por Maduro que estaría conformada por unos cinco funcionarios del chavismo.

Con esta primera acción del Gobierno de Alberto Fernández en apoyo al tirano Nicolás Maduro, quedó en evidencia que el presidente encargado Juan Guaidó perdió un fuerte aliado en la lucha por la democracia en Venezuela.

Hay que recordar que Fernández ya había anunciado que abandonaría el Grupo de Lima; él junto con su vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, asumirán una postura “no injerencista” en el caso de Venezuela, por lo que se mantendrán lejos de condenar a la tiranía de Nicolás Maduro.

¿Adiós sanciones?

Fernández había anunciado que tras su victoria en la presidencia, crearía una nueva instancia mediadora protagonizada por Argentina, México y Uruguay; una especie de Grupo de Contacto que hasta ahora condena las sanciones, pide diálogo en Venezuela y deja de lado las medidas asumidas en el marco del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Jorge Rodríguez, junto a otros 28 funcionarios chavistas, fue sancionado al ser incluido en un listado de personas vinculadas a la dictadura. Aquellos enumerados tenían prohibido el ingreso y el tránsito por las 18 naciones firmantes, entre ellas Argentina.

Con Fernández en la Presidencia de Argentina, su postura también cambiará en organismos como la OEA, desde donde más de una docena de países activaron el Tratado. A partir de ahora entonces, quedarán sin efecto en Argentina cualquiera de las medidas asumidas para sancionar al régimen, tal y como las anunciadas recientemente por los cancilleres de la OEA.

Dichas naciones se comprometieron a “investigar, perseguir, capturar y extraditar” a las personas involucradas en corrupción y crímenes de lesa humanidad en Venezuela; además de “elaborar listas de personas naturales y jurídicas que mantengan relación comercial con la tiranía para emitir sanciones”. Con Alberto Fernández en la presidencia de Argentina, estas acciones quedan en el aire.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

A continuación

A 30 años de la caída del muro de Berlín: el comunismo sigue con nosotros

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS