Alborotadores marchan en Seattle destrozando ventanas de tiendas y cajeros automáticos

Por Zachary Stieber
15 de Agosto de 2020
Actualizado: 15 de Agosto de 2020

El viernes, los manifestantes en Seattle rompieron las ventanas de las tiendas y gritaron amenazas a la gente que los grababa mientras se dirigían a una parte del centro de la ciudad.

No había policías presentes, según las imágenes grabadas por las cámaras de vídeo en vivo en la escena, aunque los oficiales aparecieron más tarde.

El Departamento de Policía de Seattle no respondió a una solicitud de comentarios el sábado.

No está claro qué grupo o grupos organizaron la manifestación, pero la mayoría de los que participaron estaban vestidos de negro, con máscaras y otros accesorios. El estilo era similar al de los miembros de Antifa, una red de grupos que tiene ideologías de extrema izquierda y anarco-comunistas, que quiere abolir la policía y las prisiones.

Los videos mostraban a la multitud moviéndose constantemente por la calle, deteniéndose periódicamente para destrozar parquímetros, golpear con martillos cajeros automáticos y lanzar objetos a las ventanas de varias tiendas.

La multitud cantaba regularmente, “¡No veo [improperio]! No lo sé [improperio]”.

Un oficial de policía vigila luego que los alborotadores rompieran ventanas y destrozaran una tienda de Starbucks, en Seattle, el 25 de julio de 2020. (David Ryder/Getty Images)

Los alborotadores amenazaron a la gente que vieron grabando. Una participante, que estaba grabando mucho de lo que se desarrollaba, insistió a los transeúntes que el grupo no estaba afiliado a Black Lives Matter.

Más tarde en la noche, un grupo de vehículos de la policía comenzó a moverse por una calle hacia la multitud. Se vieron obstaculizados por un grupo de vehículos que se movían lentamente delante de ellos, bloqueando el acceso directo a la multitud. Los agentes de policía se mostraron en un vídeo cortando los neumáticos de al menos uno de los vehículos.

Los manifestantes también empujaron botes de basura y por lo menos un contenedor de basura a la calle, obligando a los agentes a salir de un vehículo para quitar los objetos del camino.

Seattle ha enfrentado disturbios desde finales de mayo y una ocupación de una semana de duración de un área de aproximadamente 9 cuadras conocida como “CHOP” que terminó después de varios tiroteos mortales.

Los alborotadores usaron el parque Cal Anderson, que formaba parte de la zona, como lugar de reunión el viernes.

En una entrevista con un locutor en vivo en el parque, un participante dijo que la actual “crisis nacional” lo mueve a participar.

“No entiendo por qué más gente no está lanzando llaves en los engranajes del sistema. Tú sabes que el sistema ha desaparecido. ¿Por qué no estás [improperio] [improperio] arriba? No lo entiendo”, dijo.

Un remolque en una obra de construcción de un centro de detención de jóvenes se quema después de que los manifestantes atacaron el lugar durante las protestas en Seattle el 25 de julio de 2020 en Seattle, Washington. (David Ryder/Getty Images)

Una noche similar de caos el 22 de julio dejó daños significativos en varios negocios.

Un portavoz de la policía en ese momento le dijo a The Epoch Times que el enfoque principal de la agencia es la seguridad de la vida.

“Cuando las personas dañan la propiedad y el SPD toma acción, hay una probabilidad que alguien —ya sea un oficial o alguien más— pueda resultar herido. El SPD está tratando de evitar eso. Sin embargo, esto no significa que los sospechosos de delitos no sean arrestados en una fecha posterior”, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico cuando se le preguntó por qué los agentes de policía no intervinieron.

“Estamos tratando de encontrar las formas más seguras de hacer cumplir las leyes sin empeorar la situación. Si hay vidas en riesgo, puedes esperar una rápida respuesta del Departamento de Policía de Seattle”.

Tres días después, los alborotadores se enfrentaron a la policía, dejando 59 oficiales heridos y una obra en construcción gravemente dañada.

Los miembros del ayuntamiento de la ciudad, que son todos demócratas excepto una socialista, votaron la semana pasada para recortar casi USD 4 millones del presupuesto del departamento de policía, provocando la renuncia de la primera mujer negra jefa de policía de la ciudad.

Los legisladores argumentan que el dinero se gasta mejor en abordar el problema de la falta de vivienda y otros temas que, según ellos, tendrán un mayor impacto en la seguridad pública.

El jueves, las imágenes de vídeo mostraron a manifestantes entrando en las zonas residenciales y exigiendo a los blancos que cedieran sus casas a los negros.

Un grupo de dueños de negocios y residentes que viven o trabajan en o cerca de la zona anteriormente ocupada demandaron a la ciudad en junio, argumentando que los funcionarios no restauraron el orden y no protegieron a los residentes y dueños.

La gente está de pie cerca de las tiendas de campaña fuera del recinto abandonado del Departamento de Policía de Seattle en la llamada zona autónoma de Seattle, Wash., el 23 de junio de 2020. (David Ryder/Getty Images)

Otros negocios se están preparando para abandonar la ciudad, o ya han decidido cerrar sus tiendas.

Amazon preguntó a los trabajadores esta semana en que parte de los suburbios preferirían trabajar. Las oficinas de la empresa en el centro de la ciudad fueron destrozadas y dañadas durante los disturbios del mes pasado.

Los dueños de Steepologie Teas le dijeron a un reportero que van a cerrar su local del centro porque se sienten en peligro debido al reciente aumento de la violencia.

Daniel Carlson, copropietario de un negocio en el barrio de Capitol Hill, a pocas cuadras de donde estaba la llamada zona autónoma, escribió en un artículo de opinión del Seattle Times que su tienda fue saqueada el 22 de julio.

“En nuestro camino a la tienda esa noche, luego que los saqueadores robaron más de USD 30,000 en mercancías, pasamos por delante de 20 policías en bicicleta parados. Una vez que investigamos los daños, el departamento de policía nos dijo que el ayuntamiento y la alcaldesa habían limitado su capacidad de manejar las multitudes, así que tenían las manos atadas”, escribió, apuntando a los líderes de la ciudad por una supuesta falta de liderazgo.

La alcaldesa demócrata de Seattle, Jenny Durkan, se enfrenta a la posibilidad de ser destituida. Durkan presentó una apelación a la Corte Suprema del estado a finales del jueves, solicitando a los jueces que bloqueen un fallo de la corte inferior que permitió que la petición siguiera adelante.

Un portavoz de Durkan dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que la alcaldesa “ha actuado consistentemente para proteger la salud pública y la seguridad de los residentes durante la pandemia, la devastación económica y las manifestaciones por justicia”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Black Lives Matter: Qué es y cómo actúa este movimiento

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS