Alcalde de Jackson, Mississippi, declara estado de emergencia ante crisis del agua

Por Caden Pearson
28 de Diciembre de 2022 6:54 AM Actualizado: 28 de Diciembre de 2022 6:54 AM

Alcalde de Jackson, Mississippi, declara el estado de emergencia ante crisis del agua

El alcalde de Jackson, Chokwe Antar Lumumba, declaró el martes el estado de emergencia local después de que el sistema de agua de la capital de Mississippi resultara dañado por el clima invernal extremo, causando poca o ninguna presión para gran parte de la población.

Debido a la rotura del sistema, el día de Navidad, Jackson emitió un aviso preventivo de hervir el agua para todas las conexiones de agua de superficie hasta nuevo aviso.

Las plantas de tratamiento de agua de la ciudad O.B. Curtis y J.H. Fewell han estado trabajando para maximizar la producción para restaurar la presión a la mayor parte del sistema como sea posible, dijeron los funcionarios de la ciudad.

Las autoridades instaron a los residentes a informar de las fugas de agua y cerrar los grifos para preservar la presión, mientras las cuadrillas de la ciudad, los trabajadores contratados y otros equipos de apoyo tratan de aislar las fugas y restaurar la presión.

Lumumba, un demócrata, describió la situación como en su “peor escenario posible”.

“Los equipos de agua todavía están lidiando con complicaciones en la Planta de Agua OB Curtis. Pasamos una buena parte del día de hoy trabajando para identificar fugas con el fin de restaurar la presión. Sin embargo, la presión sigue siendo baja”, dijo Lumumba en una declaración el martes.

“Nosotros estamos recibiendo más y más informes de áreas en South Jackson, Byram y West Jackson con poca o ninguna presión”, agregó. “También hay barrios dispersos en toda la ciudad que siguen afectados”.

Distribución de agua

Mientras tanto, la ciudad está distribuyendo agua en varios lugares hasta que se restablezca la presión. El martes, se distribuyó agua en South Jackson, Northwest Jackson, West Jackson y Byram.

El lunes, Lumumba dijo que había habido una serie de roturas y fugas en el sistema de agua de la ciudad debido a la drástica caída de la temperatura.

“Estamos profundamente agradecidos a los equipos que salieron en la mañana de Navidad desafiando temperaturas gélidas y trabajando para restablecer la presión a nuestros residentes”, dijo el alcalde en ese momento.

En Nochebuena, la planta de agua de O.B. Curtis redujo la producción de agua en medio de informes de que algunos residentes tenían poca o ninguna presión de agua.

En agosto, el sistema de abastecimiento de agua de la ciudad colapsó parcialmente después de que las inundaciones agravaran los problemas existentes ya desde hace tiempo en una de las dos plantas de tratamiento de agua de Jackson. Los residentes de la ciudad, de unos 150,000 habitantes, se quedaron sin agua durante varios días y se vieron obligados a hacer cola para obtener agua para beber, cocinar, bañarse y tirar de la cadena del baño.

Cajas de agua embotellada se reparten en un lugar de distribución de la Coalición de Respuesta Rápida de Mississippi en Jackson, Mississippi, el 31 de agosto de 2022. (Brad Vest/Getty Images)

Intervención federal

A fines de noviembre, el juez de distrito, Henry Wingate, firmó un acuerdo entre Jackson, el Departamento de Salud del Estado de Misisipi, el Departamento de Justicia (DOJ) y la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) para permitir la supervisión federal de la gestión del agua y nombrar a un administrador externo.

El gobernador republicano de Mississippi, Tate Reeves, celebró la decisión del DOJ en un comunicado de prensa del 29 de noviembre.

“Es una excelente noticia para cualquiera que se preocupe por la gente de Jackson que el alcalde deje de supervisar el sistema de aguas de la ciudad”, dijo Reeves. “Ahora está fuera del control de la ciudad y será supervisado por un tribunal federal”.

Lumumba y el representante demócrata, Bennie Thompson, han culpado de la crisis del agua al racismo, al cambio climático y a Reeves. Reeves ha negado la acusación de que su administración retuviera fondos y ha achacado la crisis a la mala gestión municipal.

Reeves describió el período en el que el estado asumió la responsabilidad del sistema de Jackson como “una serie de meses caóticos”.

“La gente sobre el terreno que se apresuró a ayudar quedó anonadada por la negligencia”, dijo Reeves. “Ellos hicieron un trabajo heroico para arreglar tantas cosas rotas y apoyar a los trabajadores municipales de primera línea que habían sido abandonados. Destinamos millones de dólares de los contribuyentes de todo Mississippi a resolver esta crisis de incompetencia”.

El DOJ anunció el 29 de noviembre que había presentado una denuncia en nombre de la EPA contra Jackson, alegando que la ciudad no proporcionó a los residentes agua potable segura de acuerdo con la Ley de Agua Potable Segura.

“Es vital que los proveedores de agua potable cumplan las leyes federales y estatales destinadas a garantizar la seguridad del agua”, declaró el fiscal federal del distrito sur de Mississippi, Darren J. LaMarca.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.