Alto funcionario sugiere a In-N-Out mudarse a Florida tras cierres en California por decreto de vacunas

Por Jack Phillips
27 de Octubre de 2021 3:08 PM Actualizado: 27 de Octubre de 2021 3:08 PM

El director financiero de Florida, Jimmy Patronis, sugirió que In-N-Out Burger debería mudarse al Estado del Sol después de que funcionarios de California cerraran varias ubicaciones de la reconocida cadena de restaurantes.

Patronis hizo un llamado al director general de In-N-Out, Lunsi Snyder, para que se trasladara al estado, argumentando que Florida tiene un clima empresarial superior, señalando que el estado no tiene impuesto sobre la renta de las personas físicas, tiene bajos impuestos de sociedades y no hay decretos de vacunación.

“Le escribo hoy no solo como director financiero de Florida, sino como alguien que creció en un restaurante familiar, que trabajó allí y que es propietario de una pequeña empresa”, se lee en su carta. “Sé lo difícil que es obtener ganancias y hacer nómina en un buen día, y mucho menos cuando su propio gobierno está trabajando para aplastar su negocio con decretos absurdos. Una vez que escuché la noticia de su cierre por negarse a actuar como ‘policía de vacunas’, supe que tenía que contactarlo de inmediato”.

La noticia se produjo cuando las autoridades sanitarias del condado de Contra Costa (California) cerraron otro local de In-N-Out Burger por permitir el ingreso a sus comensales sin comprobar sus estados de vacunación. El cierre se produjo después de que se cerrara un local en San Francisco por un motivo similar.

El supervisor del distrito 1 del condado de Contra Costa, John Gioia, afirmó que el personal de In-N-Out en Pleasant Hill “acababa de infringir la ley”.

“Fueron otros residentes los que se quejaron de ellos”, dijo a ABC7. “Es por eso que el departamento de salud hizo un seguimiento y emitió las multas”.

La entidad de Salud Ambiental de Contra Costa dijo en un comunicado de prensa que el permiso comercial de alimentos para el local de Pleasant Hill fue suspendido el martes “por crear un peligro para la salud pública al violar repetidamente una orden de salud del condado destinada a reducir el riesgo de transmisión del COVID-19.”

“A pesar de los repetidos avisos de infracción y multa, este negocio continuó permitiendo cenas bajo techo sin verificar el estado de vacunación para COVID-19 o el resultado reciente de pruebas negativas de los clientes”, dice el comunicado de prensa de los funcionarios de salud de Contra Costa.

La cadena de restaurantes, que tiene numerosas ubicaciones en la costa oeste, dijo que su personal no verificará el estado de vacunación de los clientes.

“El motivo del cierre es que los asociados de In-N-Out no estaban exigiendo activamente la documentación de la vacuna y la identificación con foto de cada cliente antes de servirlos”, dijo el director jurídico de In-N-Out, Arnie Wensinger, en una declaración a los medios de comunicación locales tras el cierre del local de Contra Costa.

“Nos negamos a convertirnos en la policía de vacunación de cualquier gobierno”, agregó. “No es razonable, es invasivo e inseguro obligar a nuestros asociados de restaurantes a segregar a los clientes en aquellos a los que se les puede servir y a los que no, ya sea por la documentación que llevan o por cualquier otro motivo”.

Wensinger continuó diciendo que la cadena no está de acuerdo “con ningún dictamen del gobierno que obligue a una empresa privada a discriminar a los clientes que opten por patrocinar su negocio”.

La medida se produce aproximadamente dos semanas después de que se cerrara otra In-N-Out Burger en San Francisco por permitir que su personal no verificara si los clientes estaban vacunados o no. El alcalde demócrata London Breed implementó un decreto de pasaporte de vacuna en San Francisco a principios de este año. Se han implementado sistemas similares en la ciudad de Nueva York, Los Ángeles, Nueva Orleans y en otras ciudades de EE.UU.

La ubicación de San Francisco se reabrió para los servicios de comidas al aire libre y de comidas para llevar.

Algunos posibles clientes de Pleasant Hill criticaron el cierre del negocio por parte de las autoridades.

“No es su trabajo, están aquí para hacernos hamburguesas”, dijo Sean Vance a ABC7. “Es una extralimitación absoluta del gobierno, es demasiado control del gobierno sobre nosotros, somos una nación de libertad”, dijo la veterana del ejército, Laura Moser.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.