Amenazan con prohibir a 3 empresas chinas de telecomunicaciones controladas por régimen, operar en EE.UU.

Por Cathy He
24 de Abril de 2020
Actualizado: 24 de Abril de 2020

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) ha amenazado con prohibir que tres empresas de telecomunicaciones, controladas por el estado chino, operen en Estados Unidos, a menos que puedan demostrar que están libres de la influencia del régimen chino.

El 24 de abril la agencia emitió “órdenes de mostrar causa” a China Telecom Americas, China Unicom Americas, Pacific Networks Corp, y su subsidiaria de propiedad absoluta ComNet (USA) LLC, ordenándoles que expliquen por qué la FCC no debería iniciar el proceso de revocación de sus autorizaciones para operar en el país.

Esta medida es el último esfuerzo de la FCC para tomar medidas enérgicas contra los riesgos de seguridad nacional que plantean las empresas de telecomunicaciones chinas.

“Simplemente no podemos arriesgarnos y esperar lo mejor cuando se trata de la seguridad de nuestras redes”, dijo el presidente de la FCC, Ajit Pai, en un comunicado.

Pai añadió que la orden refleja “una profunda preocupación” entre las agencias federales sobre “la vulnerabilidad de estas empresas para la explotación, influencia y control por parte del Partido Comunista Chino, dado que son subsidiarias de entidades estatales chinas”, dijo Pai.

Pacific Networks revende el servicio internacional de voz y datos a los operadores estadounidenses al por mayor y ComNet proporciona servicio de terminación internacional, servicio global de tarjeta SIM, servicio de tarjeta de llamadas internacionales y servicio a larga distancia, dijo la FCC.

China Telecom Americas es la subsidiaria estadounidense de la empresa estatal china de telecomunicaciones China Telecom. Un portavoz no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el viernes.

Las otras empresas nombradas en las órdenes de mostrar causa no respondieron a las solicitudes de comentarios.

A principios de este mes, el Departamento de Justicia de EE.UU. y otras agencias federales recomendaron que la FCC revocara la autorización de China Telecom para operar en Estados Unidos, citando “riesgos sustanciales e inaceptables para la seguridad nacional y la aplicación de la ley”.

Las agencias dijeron que la naturaleza de las operaciones de la compañía en Estados Unidos proporcionaba oportunidades a los hackers chinos respaldados por el estado para realizar espionaje económico o interrumpir las comunicaciones de Estados Unidos. La empresa ha negado las acusaciones.

China Telecom ha sido objeto de escrutinio por desviar el tráfico de Internet en el extranjero a través de China en varios casos, lo que ha suscitado preocupaciones sobre si el régimen chino accedió a los datos.

El comisionado de la FCC, Geoffrey Starks, acogió con beneplácito la decisión de la agencia, especialmente dado el aumento del uso de Internet durante la pandemia.

“Con tal aumento sin precedentes en el tráfico de datos, nunca hemos tenido una mayor necesidad de garantizar la seguridad de estas comunicaciones”, dijo Starks en un comunicado. “Por eso debemos prestar aún más atención a quiénes permitimos que se interconecten con las redes de comunicaciones estadounidenses”.

El senador Tom Cotton (R-Ark.) también apoyó los esfuerzos de la agencia para contrarrestar las amenazas del régimen.

“No importa que digan lo contrario, estas empresas están en deuda con el Partido Comunista Chino, y su operación en Estados Unidos seguirá siendo una amenaza para nuestras cruciales redes mientras continúe”, dijo Cotton en un comunicado.

El pasado mes de mayo, la FCC votó unánimemente para negar a otra empresa estatal china de telecomunicaciones, China Mobile, el derecho a prestar servicios en Estados Unidos, citando los riesgos de que el régimen chino pudiera utilizar dicha aprobación para llevar a cabo espionaje contra el gobierno de Estados Unidos.

El comisionado de la FCC, Brendan Carr, dijo recientemente a The Epoch Times que la agencia está sometiendo al escrutinio a todas las compañías chinas que actualmente participan en las redes de telecomunicaciones en Estados Unidos.

“He pedido a la FCC y a las agencias de seguridad nacional que examinen a todas y cada una de esas empresas, para hacer efectivamente una revisión de arriba a abajo de todas las empresas que puedan ser propiedad o estar controladas por el régimen comunista”, dijo Carr.

Reuters contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS