Americanos deben evitar comer fuera, reuniones de más de 10 y viajes programados, dice Casa Blanca

Por Petr Svab
17 de Marzo de 2020 11:41 AM Actualizado: 17 de Marzo de 2020 11:41 AM

El equipo de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca ha recomendado a los estadounidenses que se atengan a los viajes discrecionales y eviten comer fuera y las reuniones de más de 10 personas, así como escolarizar a sus hijos en casa, a fin de mitigar la propagación del nuevo coronavirus.

El presidente Donald Trump estimó que el virus podría “pasar” en julio o agosto, según las opiniones de los expertos que ha recibido.

Las pautas no son obligatorias y se reevaluarán en 15 días, anunció el equipo durante una reunión informativa para la prensa el 16 de marzo en la Casa Blanca.

La Dra. Deborah Birx, la coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijo que las medidas más efectivas para detener la propagación del virus son el “distanciamiento social” así como la autocuarentena de toda la casa cuando un miembro es diagnosticado con el virus.

Las personas mayores y las que tienen afecciones médicas previas (como dolencias que afectan a la inmunidad, el pulmón o la función cardiaca) deben quedarse en casa y evitar el contacto con otras personas, según las directrices.

Trump dijo que no está buscando ahora imponer un bloqueo a nivel nacional y “con suerte” no será necesario imponer restricciones a los viajes nacionales.

El virus surgió por primera vez en China a finales de 2019 y desde entonces se ha propagado por todo el mundo, con unos 4400 casos confirmados en Estados Unidos. A fecha del 16 de marzo, 77 han muerto a causa de la enfermedad, la mayoría en el estado de Washington.

Se espera que la capacidad para realizar pruebas, que hasta ahora ha sido un cuello de botella para el control de la enfermedad, aumente de miles a decenas de miles por día esta semana, dijo el almirante Brett Giroir, subsecretario de Salud y jefe del Servicio de Salud Pública.

Hasta ahora no hay ninguna vacuna o “terapia” para la infección, dijo Birx.

“Lo único que tenemos ahora mismo es el asombroso ingenio y la compasión del pueblo estadounidense”, dijo.

Trump señaló que se ha comenzado a probar una posible vacuna y que los primeros resultados parecen “prometedores”.

Birx apeló particularmente a los millennials para que siguieran las pautas porque son el segmento de edad más grande de la sociedad, tienden a ser los más activos socialmente y es más probable que muestren síntomas leves o ningún síntoma cuando contraen el virus, lo que los hace más propensos a propagarlo.

Las nuevas pautas son algo más estrictas que las recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. el 15 de marzo, cuando recomendaron posponer o cancelar los eventos de 50 personas o más durante las próximas ocho semanas.

Los CDC también crearon una guía sobre cómo los individuos deben preparar sus hogares. Entre las recomendaciones, los CDC sugieren que los individuos identifiquen quiénes serán incluidos en su plan, que creen una lista de contactos de emergencia, que planifiquen maneras de cuidar a aquellos que están en riesgo de desarrollar serias complicaciones por COVID-19 y que discutan la planificación de emergencia con los vecinos.

Los CDC también recomiendan que las personas elijan una habitación y un baño en su casa donde los miembros infectados puedan ser separados de los que están sanos, para prevenir la transmisión de la enfermedad. Se debe evitar compartir artículos personales como alimentos y bebidas, y los miembros infectados del hogar deben usar máscaras protectoras desechables en la casa.

Regulación excesiva

Según los expertos, la excesiva regulación de las pruebas de diagnóstico ha desempeñado un papel importante en el retraso de la respuesta de EE.UU. al brote de coronavirus.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tiene un protocolo de pruebas de Autorización de Uso de Emergencia (EUA) a través del cual autoriza las pruebas de los laboratorios de todo el país para su uso en casos de emergencia como los brotes.

Los expertos en salud afirmaron que en brotes anteriores las EUA se concedieron muy rápidamente. Sin embargo, esta vez, la burocracia lo complicó tanto que se tardaron semanas en recibir la autorización de la FDA, dijeron.

“La velocidad de este virus frente a la velocidad de la FDA y el proceso de las EUA no se ajusta”, dijo a The Atlantic Alex Greninger, director adjunto de la división de virología del Centro Médico de la Universidad de Washington.

Roger Klein, médico, abogado y experto en políticas de salud, se hizo eco de la misma preocupación sobre la burocracia.

La FDA se volvió “más asertiva” durante la administración de Obama y trató de obtener el control sobre las pruebas de laboratorio clínico, dijo a The Epoch Times.

La administración Trump ha tomado los pasos correctos para proporcionar alivio regulatorio, dijo, pero hay un debate legal en curso sobre si la FDA debe regular las pruebas desarrolladas por los laboratorios.

“En mi opinión, los laboratorios de los hospitales no deberían tener que solicitar las EUA”, dijo Klein.

“La FDA debe hacerse a un lado y dejar que los laboratorios de los hospitales sigan adelante”. Estos son profesionales muy capacitados que saben cómo establecer pruebas de laboratorio y necesitan dejarlos en paz”.

Los miembros del personal de Epoch Times Emel Akan e Isabel van Brugen y The Associated Press contribuyeron a la elaboración de este artículo.

Descubra

Trabajador migrante de Hubei no puede pagar tarifa de cuarentena y se esconde en tubería de agua

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.