Analista: La China comunista está “utilizando el clima para subvertir a Estados Unidos”

Por Dorothy Li y Jan Jekielek
04 de Diciembre de 2023 8:25 PM Actualizado: 07 de Diciembre de 2023 12:45 PM

El régimen comunista chino ha trazado la estrategia para desbancar a Estados Unidos como potencia dominante del mundo en 2049. Mientras tanto, Estados Unidos está reduciendo su seguridad nacional al hacerse voluntariamente más dependiente de la “energía verde” que controla China, afirman los analistas.

“China está utilizando el clima para subvertir a Estados Unidos”, dijo Steve Milloy, investigador jurídico del Instituto Legal de Energía y Medio Ambiente, en una entrevista reciente en “American Thought Leaders” de Epoch TV.

“China ha enganchado a Estados Unidos y Europa occidental, y en realidad a todos los países desarrollados, a la tecnología verde”, afirmó Milloy. En el centro de esta energía alternativa se encuentran tecnologías que incluyen turbinas eólicas, paneles solares y vehículos eléctricos, que dependen de ciertas materias primas críticas, como el grafito y los elementos de tierras raras. Para muchos de estos materiales, China, el principal adversario de Estados Unidos, es el principal proveedor y procesador del mundo.

“Creo que su estrategia es hacer que el mundo occidental dependa de China en materia de tecnología”, dijo Milloy. “Es una lucha sin luchar”.

Monopolio chino

Milloy citó un ejemplo de las tierras raras, un grupo de 17 elementos sobre los que China tiene un monopolio casi global.

“Y todas estas tierras raras se destinan a la tecnología eólica y solar, a los vehículos eléctricos, así como a nuestros teléfonos móviles y computadoras”, dijo Milloy. “El mundo entero realmente depende de China para esto”.

Los minerales que caen bajo esta etiqueta en realidad no son tan raros. De hecho, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) describió las tierras raras como materiales “relativamente abundantes”.

“Es sólo que están presentes en [el] suelo en concentraciones muy bajas. Así que hay que extraerlas a cielo abierto”, explicó el Sr. Milloy.

Una de las razones por las que Occidente dejó de extraer tierras raras, según Milloy, es la presión ambiental, ya que estas prácticas son notoriamente contaminantes. “Pero se puede hacer minería a cielo abierto en China. No tienen normas medioambientales”, afirma. “Así que China se ha ofrecido voluntaria para hacerlo”.

Actualmente, China representa el 70 por ciento de la producción minera mundial de tierras raras, según datos compilados por el USGS. Según un estudio de 2019 de la consultora Adamas Intelligence, China en ese momento representaba el 85 por ciento de la capacidad global para transformar estos minerales extraídos en formas utilizables para los fabricantes.

Estados Unidos importa la mayoría de sus tierras raras de China, aunque esa dependencia exclusiva se ha reducido en los últimos años. De 2018 a 2021, China fue responsable del 74 por ciento de las tierras raras importadas a Estados Unidos, frente al 80 por ciento entre 2014 y 2017, según muestran los datos del USGS.

El régimen chino ha planteado la idea de cortar el suministro de estos materiales que son cruciales para la economía estadounidense. En 2019, en medio del pico de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la poderosa agencia de planificación estatal de China amenazó con limitar la venta de tierras raras a Estados Unidos, después de que el presidente Donald Trump incluyera en la lista negra a Huawei, un gigante chino de las telecomunicaciones con estrechos vínculos con el ejército del régimen.

Esa no fue la primera vez que el régimen utilizó su monopolio sobre metales críticos para ganar influencia. En 2010, el régimen chino bloqueó temporalmente la exportación de tierras raras a Japón cuando las tensiones entre las dos potencias asiáticas aumentaron por las islas en disputa tras el arresto de un capitán chino.

Creciente dependencia de Estados Unidos a China

Milloy expresó su preocupación por el impulso de la administración Biden para hacer la transición de la nación hacia fuentes de energía dominadas por China.

El presidente Joe Biden ha revelado reglas federales destinadas a poner fin a la compra de vehículos a gasolina para 2035. California está prohibiendo los automóviles livianos a gasolina, mientras que otros estados, como Virginia y Nueva Jersey, están avanzando en esa dirección.

“Es extremadamente frustrante ver a nuestros políticos con estos mandatos eólicos, solares y eléctricos”, dijo Milloy. “¿De dónde vendrán los vehículos eléctricos? ¿Cómo los fabricaremos si no tenemos una buena relación con China?”

El riesgo de depender de un régimen comunista para esos elementos clave estuvo en el centro de atención una vez más cuando Beijing anunció controles a las exportaciones de grafito, que es esencial para impulsar vehículos electrónicos.

China controla más del 65 por ciento del suministro mundial de grafito. La restricción prohibirá a los exportadores chinos enviar grafito natural y artificial y sus productos a partir del 1 de diciembre, a menos que las empresas obtengan licencias. La orden del régimen se produjo apenas tres días después de que Washington revelara nuevas restricciones a las exportaciones de semiconductores a Beijing. El Ministerio de Comercio de China dijo que su orden era “salvaguardar la seguridad y los intereses nacionales”, pero los legisladores estadounidenses calificaron la restricción como la evidencia más reciente del uso militar del comercio por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) en los puntos de estrangulamiento de la cadena de suministro.

“China es el único productor del grafito refinado que se utiliza en todas las baterías de vehículos eléctricos”, señaló Milloy. “Entonces, si China, ahora mismo, dejara de exportar grafito refinado, no se fabricarían baterías para vehículos eléctricos”.

Si bien algunas empresas y gobiernos occidentales preocupados han tratado de ingresar al mercado del grafito, Milloy sugirió que se necesitan años para construir una industria en la que China ya tiene una ventaja de décadas.

La forma en que el PCCh aborda el mundo es “completamente diferente” a la de los occidentales, dijo Milloy, y sostuvo que no muchos en el Capitolio parecen entender la estrategia del régimen, especialmente en el sector de la tecnología verde.

“El objetivo declarado de China es ser la única superpotencia mundial para 2049”, mientras que Estados Unidos está acelerando la transición de la nación a la tecnología de energía verde y apunta a lograr la “neutralidad de carbono” para 2050, dijo Milloy. “En realidad, estamos trabajando en la misma dirección” que el PCCh.

“Tenemos un rival geopolítico ahí fuera, si no un enemigo mortal, llamado China“, dijo Milloy. “Nos estamos haciendo más dependientes económicamente de ellos”.

“China nos va a poseer muy pronto, si es que no lo ha hecho ya. Y estaremos indefensos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.