Anarquista se declara culpable de destruir un coche de policía en las protestas de George Floyd

Por Janita Kan
23 de Septiembre de 2020
Actualizado: 23 de Septiembre de 2020

Un hombre de Pittsburgh se declaró culpable el lunes por un cargo de obstrucción a la aplicación de la ley durante un desorden civil. El agresor dañó y luego prendió fuego a un vehículo de la policía durante las protestas por la muerte de George Floyd en mayo.

Brian Jordan Bartels, de 20 años, se entregó a la policía en junio después aparecer en un vídeo dañando un automóvil de la policía durante las protestas en Pittsburgh, Pensilvania, el 30 de mayo. Bartels fue acusado de pintar la letra ‘A’ en una camioneta policial y romper su parabrisas, dijeron los fiscales federales.

Bartels apareció en la grabación, (vestido con ropa negra y llevando una cubierta facial negra con un símbolo anarquista estampado) rompiendo las ventanas de una camioneta de la policía durante una protesta que había sido pacífica. Los fiscales dijeron que algunas personas en la multitud comenzaron a animarlo, y algunos se unieron para dañar el automóvil. En un momento dado, Bartels saltó del capó e intentó romper la ventana del copiloto.

“A medida que Bartels continuaba su destrucción, la multitud intentó detenerlo cada vez menos y más gente se unió a él para dañar el coche”, según la denuncia penal obtenida por The Epoch Times.

Durante una entrevista con los investigadores, Bartel admitió sus actos delictivos y expresó remordimiento. Fue acusado de un delito federal y procesado por un gran jurado, dijeron los fiscales.

“El 30 de mayo de 2020, Brian Bartels incitó el motín más grande y destructivo en la historia de Pittsburgh desde 1968”, dijo el fiscal federal Scott W. Brady en un comunicado. “Armado con su caja de herramientas casera para agitadores, este anarquista de extrema izquierda autoidentificado vino ese día a la protesta en el centro de Pittsburgh con un objetivo: incitar la violencia”.

“Bartels tuvo éxito, fue el primero en incitar a la violencia durante la protesta. Mientras los manifestantes le gritaban que se detuviera, Bartels pintó con spray y luego rompió y saltó sobre el parabrisas de un coche patrulla de la policía de Pittsburgh. Luego otros se unieron y el auto fue incendiado y destruido”, agregó.

Brady dijo que las acciones de Bartel representaron “el punto de inflexión” durante las protestas que, según dijo, pasaron de pacíficas a anárquicas.

“Al final, los coches de la policía de Pittsburgh fueron quemados. Los agentes de la policía montada de Pittsburgh fueron atacados. Se lanzaron proyectiles a los oficiales de policía de Pittsburgh. Los periodistas fueron atacados y sus cámaras destruidas. Lo que comenzó como una manifestación pacífica, se convirtió en una violenta noche de destrucción y saqueos en todo el centro de Pittsburgh”, dijo Brady.

Está previsto que Bartel sea sentenciado en enero del próximo año. Podría afrontar una sentencia máxima de cinco años de prisión o una multa de USD 250,000. También podría enfrentarse a ambas penalizaciones.

A raíz de la muerte de Floyd, la gente se tomó las calles de todo el país para protestar contra la brutalidad policial y pedir una reforma a la policía y de las políticas de fuerza excesiva. Los funcionarios dicen que, si bien muchas de las manifestaciones fueron pacíficas, algunos lugares como Portland, Oregon, Seattle y Washington, sufrieron disturbios violentos y saqueos que causaron daños generalizados a la propiedad, heridos y muertes.

Zachary Stieber contribuyó a este artículo.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

La nueva política de control de tecnología del PCCh se aplica para evitar venta de TikTok

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS