Andy Ngo entabla demanda contra Antifa de Portland

Por Petr Svab
06 de Junio de 2020
Actualizado: 06 de Junio de 2020

El periodista independiente Andy Ngo presentó una demanda contra Antifa de Portland por asalto, agresión e “infligir intencionalmente angustia emocional”. También acusó al grupo anarco-comunista de dirigir una empresa de crimen organizado.

Los miembros de Antifa y otros han tratado de “suprimir” las actividades de Ngo “a través de un patrón coordinado de comportamiento violento, abusivo y de acoso”, alegó en la demanda (pdf), presentada el 4 de junio en el Tribunal de Circuito del Condado de Multnomah en Portland, Oregon.

Ngo es conocido por registrar protestas que involucran a Antifa. Ha sido criticado por ser parcial contra el grupo en sus informes.

La demanda enumera como acusados ​​a la célula local de Antifa, Rose City Antifa, como una asociación no incorporada, y a docenas de otras personas, aunque solo cinco de ellos están identificados por su nombre: Benjamin Bolen, John Hacker, Corbyn (Katherine) Belyea, Joseph Christian Evans y Madison Lee Allen.

También alega que Luis Marquez es “uno de los líderes” del grupo Antifa.

“Los acusados ​​y sus compañeros miembros de Antifa o simpatizantes y ‘aliados’ han abordado físicamente y agredido brutalmente a Ngo por las protestas que él estaba cubriendo, robaron su equipo fotográfico, publicaron las direcciones de la casa de su familia y el negocio de su madre, trataron de forzar la entrada a su casa y lo acosaron en su vida personal, incluso atacando y robando su teléfono mientras estaba en un gimnasio”, dice la demanda.

Ngo está pidiendo a la corte que le otorgue USD 900,000 en daños y que prohíba a los acusados ​​”acosarlo, amenazarlo, dañarlo” y “participar más” en actividades de crimen organizado.

La demanda detalla varios incidentes, incluido el 1 de mayo de 2019, cuando Ngo supuestamente fue golpeado en el intestino por Bolen y luego fue rociado con químicos por un individuo no identificado.

Menos de una semana después, Hacker presuntamente arrojó un “líquido desconocido” a Ngo en un gimnasio local en “represalia” por su informe sobre Antifa. Cuando Ngo comenzó a grabar el incidente en su teléfono, Hacker se lo quitó. El personal del gimnasio intervino para devolverle el teléfono a Ngo, dice la demanda.

Durante las protestas del 29 de junio de 2019, Belyea y otros presuntamente arrojaron “batidos” a Ngo.

“La policía de Portland emitió una advertencia en las redes sociales ese día que los ‘batidos’ podrían haber contenido concreto de secado rápido”, dice la demanda.

Más tarde ese día, alrededor de dos docenas de personas atacaron a Ngo, dice la demanda.

“Sin previo aviso, un grupo de miembros de Rose City Antifa y otras personas (…) que arrojaron proyectiles, incluidos batidos, huevos y recipientes; lo golpearon; y lo patearon. Los miembros también lo golpearon en la cabeza con letreros de madera contrachapada con rótulos y guantes tácticos endurecidos con carbono”.

Ngo buscó atención médica, le diagnosticaron una hemorragia cerebral y lo hospitalizaron durante la noche, según la demanda.

El 31 de octubre de 2019, “al menos seis miembros de Antifa enmascarados (…) se acercaron a la casa de la familia de Ngo y se quedaron afuera de la puerta”, dice la demanda.

“Cada una de sus mascarillas tenía una impresión con la cara de Ngo. Golpearon las ventanas de Ngo, tocaron el timbre de la puerta e intentaron entrar a la casa de la familia de Ngo probando la manija de la puerta para ver si la puerta estaba cerrada o no. No llevaban bolsas de golosinas y, según información y creencias, tenían la intención de hostigar, intimidar y dañar a Ngo”.

Ngo está representada por el abogado de Portland James Buchal y el bufete de abogados Dhillon, con sede en San Francisco, dirigido por el abogado Harmeet Dhillon. Tanto Buchal como Dhillon también son funcionarios del Partido Republicano.

Los miembros no identificados de Rose City Antifa golpearon a Andy Ngo, un periodista con sede en Portland, en Portland, Oregon, el 29 de junio de 2019. (Moriah Ratner/Getty Images)

Según el Fiscal General William Barr, el Departamento de Justicia tiene evidencia de que Antifa y otros grupos han estado detrás de los recientes disturbios para alimentar su propia agenda.

“Tenemos evidencia de que Antifa y otros grupos extremistas similares, así como actores de una variedad de diferentes inclinaciones políticas, han estado involucrados en instigar y participar en la actividad violenta”, dijo el 4 de junio. “También estamos viendo actores extranjeros que juegan en todos los lados para exacerbar la violencia”.

También el 4 de junio, Project Veritas, una organización de periodismo de investigación sin fines de lucro, publicó un video donde un periodista encubierto describe el proceso de iniciación y el entrenamiento táctico de Rose City Antifa.

El periodista dijo que se unió a la célula de Antifa en julio de un año que Veritas no reveló.

Veritas proporcionó imágenes encubiertas que muestran lo que el reportero describió como “conferencias requeridas” que los posibles miembros del grupo Antifa deben tomar.

El video mostró que varias personas daban conferencia a los prospectos sobre cómo llevar a cabo acciones violentas de manera clandestina y cómo minimizar el riesgo para ellos mismos.

“No sean ese tipo [improperio] con los malditos nudillos de latón con púas al que le toman fotos”, se escucha decir a uno de los profesores en el video.

Él explicó: “La policía va decir: ‘Perfecto, podemos procesar a estos [improperio], mira lo violentos que son’. Y no es que no lo seamos, pero necesitamos [improperio] ocultar esa [improperio]”

El profesor aparentemente instruyó a los prospectos en cómo infligir lesiones graves a sus oponentes.

“Practiquen cosas como picar en los ojos. Se necesita muy poca presión para lesionar los ojos de alguien”, dijo.

El reportero había dejado la organización “hace algún tiempo”, según Veritas.

Se dieron instrucciones similares en un entrenamiento para miembros de Antifa en la ciudad de Nueva York, según el video de Veritas publicado el 5 de junio.

“Si dan un buen golpe de hígado o riñón, es bastante paralizante. Ellos se doblarán y sufrirán mucho. Si rompen una de las costillas flotantes, que son pequeñas y están aquí abajo. Esas también son muy dolorosas, es difícil moverse después de eso, recuperar el aliento. Por lo tanto, un buen golpe al cuerpo podría potencialmente darte todo el tiempo del mundo para huir mientras ellos se doblan por el dolor, o realmente golpearlos después de eso si realmente no te gusta la persona”, se escucha decir a un instructor en el video.

Otro instructor dice: “Simplemente queríamos, en este espacio, replantear la idea de que la defensa propia no es algo simple, ustedes están siendo afectados por un agresor. Pero es una decisión que toman ustedes para defenderse. En muchos sentidos, soy humano, y ocupo este espacio y no seré [improperio]”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Sobreviviente cuenta los horrores vividos en China; Gran evento en Hong Kong | China en Foco

TE RECOMENDAMOS