Apoyo bipartidista del Congreso acelerará gasto de 6000 millones de dólares en la disuasión a China

Por Chriss Street
21 de Abril de 2020 1:31 PM Actualizado: 21 de Abril de 2020 1:34 PM

Análisis de noticias

El Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes de los EE.UU. tiene un apoyo bipartidista para acelerar hasta 6100 millones de dólares en fondos para la Iniciativa de Disuasión del Indo-Pacífico (IPDI) para desafiar la agresión de China.

Cuando el almirante estadounidense Davidson advirtió a principios de diciembre que la Iniciativa La Franja y La Ruta de China (BRI, por sus siglas en inglés) era una táctica astuta que combinaba presión política, económica o militar para socavar la soberanía Indo-Pacífica, indicó que el Congreso todavía era tentativo sobre financiar una respuesta.

Pero la ira, por la deshonestidad del régimen chino y los intentos de culpar a la pandemia de COVID-19, ha generado un apoyo bipartidista del Congreso “para poner nuestro dinero donde está nuestra voz”, según el representante Mac Thornberry (R-Tex.) del Comité de las Fuerzas Armadas.

El presidente del Comité de las Fuerzas Armadas, Adam Smith (D-Wash.), ha defendido sistemáticamente un plan de varios niveles, similar a la Iniciativa Europea de Disuasión (EDI) aprobada en 2014 para disuadir la agresión rusa después de su anexión a Crimea, para desafiar la persistencia de China de realizar acciones agresivas en los océanos Pacífico Oriental e Índico.

El presidente Smith presionó a su comité para que incluyera la sección 1253 en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) fiscal 2020, para exigir que el Departamento de Defensa informe al Congreso a mediados de marzo de 2020 con un análisis de la necesidad de algún tipo de IDPI.

La información desclasificada del Comando Indo-Pacífico de los EE.UU. declaró que las fuerzas militares estadounidenses necesitarían 1600 millones de dólares para el presupuesto del año fiscal 2021, y otros 18,500 millones en los próximos cinco años para “recuperar la ventaja” sobre China en la región.

Las principales prioridades de gasto, necesarias para “persuadir a los adversarios potenciales de que cualquier acción militar preventiva será extremadamente costosa y probablemente fracasará” incluyeron: 5850 millones de dólares para la letalidad de la Fuerza Conjunta; 5900 millones de dólares para la Fuerza de Diseño y Posición; 384 millones de dólares para fortalecer a los aliados; 2870 millones de dólares para ejercicios e innovación; y 5110 millones de dólares para logística.

Pero reflexionando sobre la creciente motivación del Congreso para enfrentar al régimen chino, Thornberry pidió el 16 de abril 6990 millones de dólares en fondos para la IPDI para el año fiscal que comienza en octubre de 2021. Thornberry comentó a Defense News: “Este esfuerzo consolida y financia las políticas, la infraestructura y plataformas necesarias para tranquilizar a nuestros aliados y socios, mientras disuadimos a China”.

Thornberry usaría 2100 millones de dólares para varios proyectos de construcción militar; 1000 millones de dólares para capacitación; 819 millones de dólares para comprar y reenviar municiones de posición; 312.8 millones de dólares para la Agencia de Defensa de Misiles; 162 millones para mejorar el radar de defensa de la patria hawaiana; y 77 millones para fortalecer el sistema de defensa aérea y antimisiles de primera línea en Guam.

Reflexionando sobre la creciente desconfianza del Congreso de las intenciones de China, el proyecto de ley también financiaría otros 378.5 millones para capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento; al tiempo que prometió 350 millones de dólares para ayudar a los aliados y socios de los EE. UU. con nuevos esfuerzos contra el terrorismo mediante la modernización de la arquitectura y los sistemas de comunicaciones.

La portavoz de Smith, Mónica Matoush, señaló que el presidente demócrata está complacido de que Thornberry apoye la creación de una Iniciativa de tranquilidad en el Indo-Pacífico y que “considerará con gusto” sugerencias de política bipartidista que eviten trucos y “apoyen efectivamente nuestra seguridad nacional”.

¿En qué se diferencia The Epoch Times de otros medios?

The Epoch Time es el medio independiente de más rápido crecimiento en Estados Unidos. Somos diferentes de otras organizaciones de medios porque no estamos influenciados por ningún gobierno, corporación o partido político. Nuestro único objetivo es brindar a nuestros lectores información precisa y ser responsables ante el público. No seguimos la tendencia poco saludable en el entorno mediático actual del periodismo impulsado por la agenda y en su lugar utilizamos nuestros principios de Verdad y Tradición como nuestra luz de guía.

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.