Aprueban “Ley de Igualdad” de demócratas por escaso margen; GOP dice que perjudica la libertad religiosa

Por Mark Tapscott
25 de Febrero de 2021
Actualizado: 25 de Febrero de 2021

Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron la Ley de Igualdad de 2021 la tarde del 25 de febrero luego de un debate rencoroso en el que los republicanos afirmaron que el controvertido proyecto de ley reducirá significativamente el marco de la libertad religiosa si se convierte en ley.

La Ley de Igualdad prohíbe la discriminación por identidad de género u orientación sexual. Tres republicanos se unieron a los 221 demócratas en la cámara baja para apoyar la aprobación, mientras que los 208 republicanos restantes se opusieron a la propuesta que fue aprobada como se esperaba. Los tres republicanos que votaron con los demócratas incluyeron a John Katko y Tom Reed de Nueva York, y Brian Fitzpatrick de Pennsylvania.

La Cámara demócrata aprobó una versión similar del proyecto de ley en 2019, pero no logró llegar al Senado controlado por los republicanos. La aprobación en el Senado está nuevamente en duda, ya que la cámara alta está dividida equitativamente entre los dos partidos, y la vicepresidenta Kamala Harris (D-Calif.), quien apoya la propuesta, emitiría el voto decisivo en caso de empate.

El debate de la Cámara se intensificó casi tan pronto como comenzó. Solo unos minutos después, el representante Sean Patrick Maloney (D-N.Y.), calificó de “ridículas” las afirmaciones de los republicanos de que el proyecto de ley representa una amenaza para la libertad religiosa.

Maloney también argumentó que los republicanos “creen que los LBGTQ son moralmente inferiores” y se burlaron de los oponentes de la medida por “su argumento real, es decir, ellos están a favor de la discriminación contra los homosexuales”.

El estallido de ira de Maloney hizo que el representante Jim Jordan (R-Ohio), encargado del piso de las filas de la oposición durante el debate de 90 minutos, se pusiera de pie, sosteniendo un fajo de papel y declarando “aquí está en la página 25, dice específicamente ‘la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA) de 1993 no proporcionará una base legal para un reclamo’” contra un cargo de discriminación.

“Los fundadores dijeron en el primer derecho de la Primera Enmienda de la Constitución, puedes practicar tu religión como mejor te parezca. Pero aquí mismo, en su proyecto de ley de hoy, los demócratas dicen ‘no, no puedes’”.

Sin embargo, la cita de Jordan del texto del proyecto de ley no cambió el tono de la discusión, ya que unos minutos más tarde en el debate, el representante Al Green (D-Texas), se volvió hacia los republicanos y gritó: “Ustedes usaron a Dios para esclavizar a mis pobres padres. Ustedes usaron a Dios para segregarme en las escuelas. Ustedes usaron a Dios para ponerme en la parte trasera del autobús. ¿No tienen vergüenza?”

De manera similar, el representante Mike Quigley (D-Ill.) declaró cerca del final del debate que los argumentos de libertad religiosa presentados por la oposición republicana eran “transfobia, es homofobia, es odio”.

El proyecto de ley de más de 500 páginas redefine el “alojamiento público” en la Ley de Derechos Civiles de 1964 para incluir “cualquier establecimiento” que brinde un servicio, incluidas iglesias, refugios para personas sin hogar operados por grupos religiosos, agencias de adopción, e instituciones educativas asociadas con denominaciones y asociaciones religiosas.

Y, como señaló Jordan, el proyecto de ley deja de lado explícitamente una disposición de la RFRA que protege específicamente el derecho de los grupos religiosos a realizar sus actividades y administrar sus asuntos de acuerdo con sus creencias.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler (D-N.Y.), encargado de los partidarios del proyecto de ley, respondió al argumento de la RFRA del Partido Republicano de que él era uno de los patrocinadores del proyecto de ley cuando fue aprobado por el Congreso. La Ley de Igualdad “no contradice la libertad religiosa, pero sí consagra la igualdad y eso es lo que parecen tener miedo”, dijo.

Los republicanos señalaron repetidamente durante el debate que el proyecto de ley se llevó al piso para su debate y aprobación final sin audiencias previas en los comités que hubieran permitido a los oponentes y simpatizantes presentar testigos y pruebas para respaldar sus argumentos.

“Desafortunadamente, este es otro proyecto de ley que no pasó por el proceso del comité o un debate real. El comité judicial debería haber tenido la oportunidad de considerar el H.R. 5 en una audiencia legislativa”, dijo la representante Victoria Spartz (R-Ind.). “No estoy segura de por qué nos molestamos en tener comités cuando aprobamos legislación importante sin ellos”.

Después de la votación, el representante Mike Kelly (R-Pa.) emitió una declaración que decía: “Todas las personas deben ser tratadas con respeto y nadie debe enfrentar discriminación en su vida diaria, pero este proyecto de ley extremo erosionaría el progreso de nuestra nación hacia la igualdad de las mujeres y amenazaría la libertad religiosa consagrada en la Primera Enmienda”.

“Si se promulga, tendrá consecuencias en el mundo real, como la participación de hombres biológicos en el atletismo femenino. Es impactante que los demócratas piensen que esto es bueno para la sociedad y una prioridad política”, dijo Kelly.

También después de la votación, Kristen Waggoner, asesora general de Alliance Defending Freedom, un grupo de defensa del interés público con sede en Phoenix, Arizona, dijo en una declaración enviada por correo electrónico que: “La libertad de vivir en paz de acuerdo con nuestras creencias es un derecho fundamental, que reposa en nuestra dignidad humana y está codificado por la Primera Enmienda. Cualquier legislación que se esconda detrás de la ‘igualdad’ o la ‘justicia’ pero que socave estas libertades constitucionales está equivocada, en el mejor de los casos, y es hostil, en el peor.

“La Cámara ha eludido irresponsablemente el proceso del comité y ha reducido el debate sobre esta legislación coercitiva y radical. En resumen, el Congreso no tiene por qué obligar a todos los estadounidenses a estar de acuerdo con una ideología controvertida sobre la sexualidad impuesta por el gobierno o ser tratados como criminales. Le pedimos al Senado que rechace este peligroso proyecto de ley, por el bien de todos los estadounidenses”.

Antes del debate, los defensores de la libertad religiosa entrevistados por The Epoch Times dijeron que la medida, si se convierte en ley, pondrá a las instituciones religiosas en una seria desventaja en los tribunales federales y estatales cuando enfrenten acusaciones de discriminación.

“La Ley de Igualdad destriparía la protección que ofrece la ley federal para aquellos estadounidenses que buscan vivir su fe en sus escuelas, negocios y comunidades, relegando a las personas de fe al estatus de clase baja”, dijo Mike Berry, asesor general de First Liberty Institute, a The Epoch Times. El bufete de abogados de libertad religiosa de interés público de Berry tiene su sede en Plano, Texas.

“Las escuelas religiosas y sin fines de lucro que violen el proyecto de ley podrían perder su estado de exención de impuestos y las escuelas podrían perder la acreditación, lo cual significa que no podrían aceptar préstamos estudiantiles y muchos graduados no podrían ser aceptados en escuelas de posgrado”, dijo Liberty Counsel en un análisis del proyecto de ley publicado el 24 de febrero.

“La extensión del proyecto de ley incluye estadías nocturnas en iglesias y universidades con jóvenes y/o estudiantes, dormitorios, deportes, baños, vestidores y duchas”, dijo el bufete de abogados de libertad religiosa de interés público con sede en Orlando, Florida.

Liberty Counsel también predijo en un comunicado por separado emitido el 25 de febrero que la aprobación representaría un duro golpe para los deportes femeninos, protegidos por el Título IX de 1972.

“El Título IX se creó para garantizar que las mujeres tuvieran acceso a las mismas oportunidades que los hombres, incluso en los deportes. Ahora eso se ve amenazado porque el H.R- 5 ignora las diferencias biológicas entre hombres y mujeres y borra los talentos y logros únicos de las niñas y mujeres”, dijo el análisis de Liberty Counsel.

“Permitir que los varones biológicos que se identifican a sí mismos como ‘mujeres’ compitan contra las mujeres biológicas, pone a las mujeres en desventaja y puede costarles a las atletas los títulos, récords, y becas que les pertenecen por derecho e incluso puede provocar lesiones graves relacionadas con el deporte”.

Póngase en contacto con Mark Tapscott en Mark.Tapscott@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS