Archivos policiales de Xinjiang ofrecen pruebas “impactantes” de persecución masiva: Exembajador

Por Michael Washburn y David Zhang
27 de Mayo de 2022 8:05 PM Actualizado: 27 de Mayo de 2022 8:05 PM

Un informe publicado por Victims of Communism Memorial Foundation, en el que se presentan documentos filtrados de los archivos de la policía de Xinjiang, ofrece pruebas “absolutamente impactantes” de los abusos crónicos y la brutalidad infligida a la población uigur en la región del extremo oeste de China, según Andrew Bremberg, presidente de la fundación y exembajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

Bremberg calificó los documentos filtrados, conocidos como “Archivos policiales de Xinjiang”, como una “enorme base de datos sin precedentes en su género” y dijo que los archivos contienen la información personal de cientos de miles de personas detenidas. Los analistas estiman que el régimen chino tiene retenidos a más de un millón de uigures y otras minorías étnicas musulmanas en una red de campos de concentración por toda la región.

Los archivos presentan “amplios detalles incriminatorios del interior del sistema de campos de internamiento de China”, declaró la fundación en un comunicado de prensa del 23 de mayo, que pasó a describir el contenido de los archivos con más detalle. Los archivos pretenden revelar miles de imágenes de prisioneros uigures, desde niños hasta ancianos, y fotografías de policías y guardias colocando esposas y grilletes a los prisioneros durante los entrenamientos.

Esta foto, tomada el 2 de junio de 2019, muestra el Centro de Servicios de Capacitación Educativa de Habilidades Vocacionales de la ciudad de Artux, que sería un campo de detención y reeducación para uigures y minorías étnicas al norte de Kashgar, en la región noroeste de Xinjiang, en China. (Greg Baker/AFP vía Getty Images)

Además de las imágenes de prisioneros y guardias, los archivos supuestamente contienen el texto de directivas y órdenes de alto nivel de funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre la clasificación y el trato de los uigures encarcelados. Una de esas directivas, según la fundación, es la exhortación de Chen Quanguo, exsecretario del Partido Comunista de China en Xinjiang, de que los funcionarios y la policía deben tratar a los de diferentes etnias como delincuentes violentos.

Los archivos también presentan un discurso de un “funcionario del gobierno central” no identificado en el que se afirma que el líder chino Xi Jinping dio órdenes de ampliar la financiación y el número de guardias disponibles para las cárceles de Xinjiang, que están muy abarrotadas, y de ampliar el sistema de internamiento en la región.

En declaraciones al programa “China Insider” de EpochTV, Bremberg dijo que gran parte de lo que los archivos han sacado a la luz coincide con lo que los observadores de la situación de los derechos humanos en Xinjiang sabían que estaba ocurriendo, pero que sigue siendo impactante ver las imágenes de detenidos muy jóvenes y de edad avanzada. Uno de los detenidos es una niña fotografiada a los 14 años y encarcelada a los 15, señaló.

“Esas fotos son impactantes y horrorosas de ver. También diría [lo mismo sobre] algunas de las otras fotos que muestran no solo a los que han sido encarcelados, sino que muestran las fuerzas de seguridad reales dentro de esos centros de internamiento y cómo operan”, dijo Bremberg.

Andrew Bremberg, presidente de Victims of Communism Memorial Foundation, en Washington el 3 de febrero de 2022. (Bao Qiu/The Epoch Times)

El exembajador expresó una opinión muy crítica sobre la visita de Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, a China, el primer viaje de una funcionaria de este tipo desde 2005.

“La visita de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos a China en este momento es muy preocupante. He hablado con ella muchas veces en el pasado. Llevamos mucho tiempo defendiendo el papel que su oficina puede desempeñar para sacar a la luz y hacer frente a los abusos contra los derechos humanos que se producen en Xinjiang, pero es muy decepcionante que haya elegido ir en este momento, de una manera que limita su capacidad de tener algún tipo de independencia o de hacer algún tipo de investigación”, dijo Bremberg.

Según Bremberg, ni Bachelet ni el régimen chino consideran su visita como una investigación de los abusos que tienen lugar en China o en Xinjiang específicamente, y Beijing puede utilizar el momento de la visita para obstaculizar cualquier investigación que Bachelet pueda hacer. La pandemia en curso y el cierre de Shanghái y otras zonas de China mantienen a Bachelet en lo que Bremberg llama “un circuito cerrado muy controlado, sin que la prensa se mueva”.

Si el régimen insistiera en tales restricciones como condición para la visita de Bachelet, entonces la respuesta adecuada habría sido rechazar la visita a China en absoluto, alegando que no se daban las condiciones necesarias, argumentó Bremberg.

“Ella está allí ahora mismo, y se ha dicho al público que dará una conferencia de prensa justo antes de irse. Estoy muy preocupado por esta visita”, dijo.

Una foto distribuida por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) muestra a Christian Salazar (izq.), director de la División de Operaciones sobre el Terreno y Cooperación Técnica (ACNUDH); la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet (2 izq.); Wang Yi (3 izq.), ministro de Asuntos Exteriores de China, y el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Mao Zhao Xu (der.), asistiendo a una reunión virtual con el lider chino, Xi Jinping (no en la foto), en Guangzhou (China), el 25 de mayo de 2022.(EFE/EPA/OHCHR HANDOUT)

Además de sus reservas inmediatas sobre el viaje de Bachelet, Bremberg describió una preocupación mayor que siente por la falta de transparencia sobre las relaciones de la oficina de las Naciones Unidas con el PCCh en materia de derechos humanos y otros temas.

“¿Cuál es la comunicación que han tenido con el gobierno de China? ¿Y qué respuesta han tenido? No tienen que condenar a China ni juzgarla, solo tienen que ser transparentes”, dijo.

“Corresponde a otros países hablar y decir a China: ¿por qué se han negado a cumplir las condiciones que ha pedido la oficina [de Bachelet]? Pero al mantener todo eso en secreto, no permite que Estados Unidos o los países europeos, u otros gobiernos del mundo, apoyen realmente el trabajo de su oficina”, dijo Bremberg.

El exembajador calificó la visita como un error y dijo que una investigación transparente de los asuntos sacados a la luz en los Archivos Policiales de Xinjiang es imposible en estas circunstancias. Además, expresó su preocupación por la forma en que los funcionarios del PCCh darán un giro a la visita en sus declaraciones públicas.

“No puedes controlar lo que otros dicen de ti. Pero es muy preocupante imaginar cómo el gobierno chino retratará esta visita desde una perspectiva de mensaje o propaganda nacional o internacional. Y si hacen representaciones que sugieren que ella tuvo esta maravillosa visita, ella realmente tiene la responsabilidad moral de responder inmediata y públicamente y decir cuáles fueron las condiciones de este viaje, qué se permitió y qué no”, argumentó Bremberg.

En respuesta a una pregunta por correo electrónico de The Epoch Times sobre si el viaje de Bachelet a Xinjiang será una investigación independiente, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que esa era “una condición esencial”.

Bremberg defendió con vehemencia que se ponga fin a los abusos de los derechos humanos y a la represión que se produce en Xinjiang.

“Somos muy conscientes de los 100 millones de víctimas del comunismo a lo largo del último siglo, bajo diversos regímenes comunistas. Y sabemos que la única manera de que la victimización termine es cuando los demás países de la comunidad internacional se levantan y presionan a los regímenes, como el Partido Comunista Chino en la actualidad, y les exigen que cambien su comportamiento”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.