Argentina: Abuelita de 84 años duerme en un hospital porque su hija la echó de su casa

Por Jesús de León
26 de Julio de 2019 Actualizado: 26 de Julio de 2019

Una abuela de 84 años fue echada de su casa en Argentina por su hija mayor y vive en un hospital donde está internada su hija menor desde hace un año.

“Un día la abuela volvía del hospital y vio que su ropa estaba en bolsas apiladas en la calle y cuando intentó abrir la puerta con su llave, le habían cambiado la cerradura”, comentó María, una mujer que acompaña a la abuela Emma Grimoldi, en diálogo con Crónica.

“Su hija le dijo que se fuera porque quería vivir con su marido tranquila, pero Emma tiene todos los papeles que comprueban que es dueña de la casa”, agregó.

A partir de ese momento la abuela se refugió en las inmediaciones del Hospital Paroissien, de la localidad de Isidro Casanova en Buenos Aires.

Allí Emma aguarda sentada por el traslado de su hija menor, quien sufre severas convulsiones y una insuficiencia pulmonar.

“Ella me decía que quiere su casa para que cuando su hija se recupere tengan donde vivir”, dijo María.

La abuela radicó una denuncia en el Juzgado de Familia N° 8 de Morón, pero hasta el momento no ha obtenido respuestas satisfactorias y por esta razón la anciana pasa las horas sentada frente al acceso principal del Paroissien.

“La conocí allí. Mi mamá está alojada en la misma habitación que su hija y en una de las charlas me contó lo que le pasó”, relató María, a la vez que agregó: “El otro día, de tanto dormir sentada, tenía las piernas como macetas bordó y súper hinchadas”. “Ella está todo el tiempo nerviosa y enojada con la vida con lo que le sucede”, concluyó.

Hace pocas semanas la anciana volvió a la casa con la esperanza de que su hija cambiara de opinión y la dejara volver. Sin embargo, la hija no la dejó entrar.

Abuelos abandonados

La historia de esta abuela se parece a la de los abuelos que fueron abandonados por su hijo en un bar de Argentina tras ser desalojados de su casa.

La pareja de ancianos Hilda (86) y Hugo (92), fueron abandonados el pasado 5 de junio. Su hijo los dejó en el bar para que almorzaran, pero nunca regresó.

Los dueños del local de comida donde dejaron a los ancianos llamaron a la comisaría tras verlos solos durante más de 7 horas. Además, aquel día habían sido desalojados del departamento que arrendaban.

El personal de asistencia social logró dar con otro de los hijos del matrimonio, Raúl González, de 59 años, quien se hizo cargo de sus padres de manera temporal llevándolos a su casa.

Luego, medios locales informaron que los abuelos tendrían un nuevo hogar.

“A Hilda y a Hugo les comentaron que desde este lunes podrían quedar alojados en un hogar de la zona sur de Rosario”, reportó Clarín.

Ante la sorpresa la abuela solo atinó a preguntar: “¿Y vamos a estar juntos, en la misma habitación?”, preguntó inquieta.

Se encuentran en el Hogar Español que alberga a 76 abuelos.

***

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS