Argentina alerta que “El Niño” causará la peor inundación en 30 años

22 de Febrero de 2016 Actualizado: 22 de Febrero de 2016

Un informe del equipo técnico de la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad de la Nación, en Argentina, afirma que de mantenerse la proyección actual del fenómeno de “El Niño” se producirán inundaciones “diez veces superiores” a las de magnitud histórica en 1983.

El documento fue presentado en la Casa Rosada, en ocasión de la primera sesión del gabinete nacional del Sistema Federal de Emergencias, y alerta que podría haber en los próximos meses hasta 100.000 evacuados y tres millones de hectáreas anegadas en seis provincias por desbordes de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay.

Si el fenómeno de El Niño se comporta este año como lo anticipan especialistas locales en análisis de amenazas naturales, en los próximos meses podría haber más de 100.000 evacuados y tres millones de hectáreas inundadas en seis provincias por la crecida de los ríos Paraná y Paraguay.

Las lluvias que se esperan hasta julio y los picos de crecida de las aguas “serían 10 veces mayores que las de la última inundación por el desborde de los ríos Paraná, Paraguay -con sus afluentes- y Uruguay”, señala el documento según publica el diario La Nación de Buenos Aires.

Frontera uruguaya entre las zonas más expuestas

El fenómeno de El Niño que se anticipó sobre fines de 2015 y ahora está en desarrollo, “es uno de los tres más fuertes en los últimos 50 años, comparable a los ocurridos en 1983 y 1998. Se prevé que nuestro territorio se vea afectado hasta julio de 2016, con un pico máximo de afectación entre marzo y abril”, puntualiza el informe científico argentino.

Las provincias en peor zona de peligro son: Buenos Aires, Formosa, Chaco, Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos, éstas dos últimas limítrofes con Uruguay a través del río del mismo nombre. “Los problemas alcanzarán a las localidades cercanas a los ríos Uruguay y Paraná y del interior de las provincias con lluvias intensas y desbordes de ríos y arroyos tributarios de aquellos que conforman la Cuenca del Plata”, detalla la información.

El secretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes, Emilio Renda, adelantó que si bien “las ciudades están algo más robustecidas o resilientes con sus defensas”, existe también un crecimiento de población en las áreas de riesgo, que podría llevar a tener evacuados, en el orden “de más de 140.000 en el pico de la afectación, con tres millones de hectáreas que quedarán bajo el agua y gran pérdida en la producción ganadera y los cultivos”.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS