Arrestan a 3 adolescentes por escupir en la comida de dos policías

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época
03 de Mayo de 2019 Actualizado: 03 de Mayo de 2019

Tres trabajadores adolescentes del sector alimenticio en Florida fueron despedidos y arrestados por cargos de felonía al supuestamente escupir en la comida que prepararon para dos policías en servicio el 27 de abril.

“No hay excusa para acciones como ésta y no serán toleradas”, dijo el sheriff de Okeechobee Noel E. Stephen en una declaración.

Los dos agentes uniformados se detuvieron a cenar en el restaurante de la carretera 55, según la declaración emitida por la oficina del sheriff el jueves.

Una persona anónima informó al dueño del restaurante sobre la manipulación de la comida y el dueño inmediatamente vio el video de vigilancia. “Más tarde se descubrió que tres empleados habían conspirado para escupir en la comida de los policías”, dijo el comunicado.

“Los tres fueron despedidos inmediatamente y el Departamento de Policía de la Ciudad de Okeechobee fue contactado. Los dueños del establecimiento estaban bastante molestos y han estado cooperando al máximo en este asunto”, dijo la oficina del Sheriff.

Los detectives revisaron los videos y entrevistaron a los tres estudiantes de secundaria -Molly Spearow, de 16 años, Alex Armstrong, de 17 y Logan Pope, de 17.

“Cada uno de ellos fue acusado de la Ley de Alimentos Anti-Tampering de la Florida, un delito grave de 1er grado; y agresión a un oficial de la ley (LEO), un delito grave de 3er grado. Todos fueron transportados al Departamento de Justicia de Menores”, dijo el comunicado.

Los dos policías fueron notificados, y las autoridades dijeron que no necesitan ningún tratamiento médico hasta ahora.

Empleados pone laxante en una pizza

En otro incidente de manipulación de alimentos, un restaurante en el norte de Texas fue forzado a cerrar temporalmente y su permiso de sanidad fue retirado después de que la policía descubrió que empleados pusieron  laxante en una pizza preparada a otro empleado.

El incidente ocurrió en la noche del 19 de abril en Mr. Jim’s Pizza en el 417 East State Highway 199, en Springtown, informó CBS DFW.

Un residente informó a la policía que un empleado del restaurante se jactaba en las redes sociales de que había añadido Miralax a una pizza en secreto.

Miralax es un remedio de venta libre que se utiliza para tratar el estreñimiento ocasional.

Durante una inspección de Mr. Jim’s Pizza, la policía descubrió que la pizza que los tres empleados alteraron fue comida sin saberlo por otro empleado, que se enfermó.

Los tres empleados dijeron a la policía que no habían puesto ningún laxante en las pizzas vendidas a los clientes.

La policía llamó al inspector de sanidad de la ciudad para que se acercara a Sr. Jim y después de la investigación, el permiso de sanidad de la pizzería fue retirado y cerrada temporalmente.

Pizza con excrementos de ratón

En otro incidente de este tipo, una pizzería en Indiana fue cerrada en febrero del año pasado después de que se descubrieron excrementos de ratón horneados en una pizza.

El Indianapolis Star informó que la tienda estuvo cerrada antes de que reabriera unos días después. El Departamento de Salud Pública del Condado de Marion cerró el establecimiento después de que un cliente encontró “numerosos excrementos de ratón” dentro de la masa.

El cliente compró una pizza de pepperoni Hot-N-Ready en 2181 N. Meridian St. en el norte de Indianápolis. El supervisor del departamento de sanidad, Derek Trackwell, dijo que el cliente encontró los excrementos de ratón después de salir del restaurante.

“Afortunadamente, no consumieron nada de eso”, dijo Trackwell.

El cliente se llevó la pizza y llamó a las autoridades locales. La policía se puso en contacto con los funcionarios del departamento de sanidad, quienes le preguntaron al cliente si consumió parte de la pizza, según el Star.

“Había una buena cantidad. Era muy obvio que había muchos excrementos de ratón en la pizza”, dijo Trackwell sobre las pruebas. “No es muy común encontrar tanta evidencia de excrementos de ratón en un producto alimenticio”.

Johnathan McNeil y su novia fueron identificados como los clientes que compraron la pizza contaminada, informó Fox5.

***

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS