Arrestan a 7 activistas independentistas de Hong Kong: 5 intentaban pedir asilo en consulado de EE.UU.

Por Frank Yue
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 29 de Octubre de 2020

La policía de Hong Kong arrestó a siete activistas independentistas bajo la Ley de Seguridad Nacional de Beijing y cinco de ellos fueron detenidos cuando intentaban solicitar asilo en el consulado de Estados Unidos.

Cuatro personas no identificadas fueron arrestadas por la policía el martes por la tarde, poco después de salir del consulado de Estados Unidos en Hong Kong donde intentaron solicitar asilo político, según informó South China Morning Post.

Los medios de comunicación locales reportaron que sus solicitudes de asilo no fueron aceptadas. Según el sitio web del consulado, “Bajo la ley estadounidense, Estados Unidos considera el asilo solo a los extranjeros que están físicamente presentes en Estados Unidos”.

Los arrestos se produjeron apenas unas horas después de informarse que tres exmiembros del Studentlocalism estaban bajo custodia policial el martes por la mañana por supuestos cargos de violación de la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong. Entre ellos se encontraban Tony Chung, de 19 años, fundador y convocante del grupo de estudiantes locales; Ho Yanni Loren, de 17 años; y William Chan, de 21 años.

Studentlocalism es una organización estudiantil independentista de Hong Kong. Se fundó en abril de 2016, pero su sede en Hong Kong se cerró el 30 de junio, el mismo día en que se aprobó en la ciudad la Ley de Seguridad Nacional del Partido Comunista Chino (PCCh), ley que puso en tela de juicio el estado de derecho en la antigua colonia británica. Las filiales del grupo en el extranjero siguen funcionando.

Chung fue arrestado por la policía de la unidad de seguridad nacional en un local de Pacific Coffee alrededor de las 8 a.m. mientras esperaba que abriera el consulado estadounidense, en la cercanía.

Los partidarios de Chung, de la organización británica Friends of Hong Kong, dijeron a Radio Free Asia (RFA) que están tratando de ayudarlo con la solicitud de asilo mientras el joven amante de la libertad se enfrenta a las represalias del gobierno pro Beijing por su activismo. Se cree que Chung planeaba solicitar asilo político en el consulado en el momento de su detención.

Según Friends of Hong Kong, el pasaporte de Chung ya fue confiscado por las autoridades de Hong Kong, dejando a Chung sin medios para salir de la ciudad. El grupo dijo que no han podido localizarlo desde el martes por la mañana, informó RFA.

Una joven se sienta fuera de una cafetería frente al consulado de EE.UU. en Hong Kong el 27 de octubre de 2020. El activista de Hong Kong, Tony Chung, de 19 años, que fue uno de los primeros detenidos en virtud de la nueva Ley de Seguridad Nacional de Beijing, fue detenido en esta fecha cerca del consulado de EE.UU. (PETER PARKS/AFP vía Getty Images)
Jóvenes partidarios esperan fuera del Tribunal de Magistrados de West Kowloon en Hong Kong el 29 de octubre de 2020, después de que el activista local por la democracia Tony Chung, de 19 años, fuera acusado de secesión en virtud de la nueva Ley de Seguridad Nacional. (Anthony WALLACE/AFP a través de Getty Images)

Poco después del arresto de Chung, Ho y Chan también fueron arrestados por la policía mientras viajaban para presentarse en sus respectivas comisarías según los requisitos de fianza de un arresto anterior efectuado el 29 de julio por sus posteos proindependencia en las redes sociales.

Después de enterarse de la noticia, el congresista estadounidense Michael Waltz (R-Fla.) expresó el miércoles su apoyo a Chung y a los otros activistas en Twitter.

“China arrestó a Tony Chung porque se atrevió a pedir la autonomía de Hong Kong y hablar en contra del #PCCh. China continúa violando los derechos humanos básicos. Estoy con Tony Chung y la gente de #HongKong en su lucha por la libertad”, escribió.

El congresista Robert Aderholt (R-Ala.) también expresó su preocupación por las libertades de los hongkoneses y condenó a la China comunista por los arrestos bajo la llamada Ley de Seguridad Nacional.

“Los arrestos que se están llevando a cabo en Hong Kong son actos despreciables de opresión comunista”, escribió en un posteo en Twitter. “Las leyes de seguridad de China van en contra de toda estructura de libertad y libertad de expresión que exista. El PCCh debe ser responsable en un escenario global”.

“Como los desertores de Corea del Norte, ellos son desertores de Hong Kong”

Sang Pu, comentarista y abogado de Hong Kong, dijo a la RFA que es “una historia nunca antes vista para los hongkoneses aventurarse a entrar en el consulado de Estados Unidos para protegerse. Las pruebas sugieren que la situación en Hong Kong [después de la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional de Beijing] se está agravando cada vez más y que muchos residentes esperan huir de Hong Kong”.

Sang Pu expresó que podría haber muchos desertores de Hong Kong buscando salir de la ciudad, al igual que las multitudes de desertores norcoreanos que fueron vistos huyendo de su país natal después de que un armisticio pusiera en suspenso la Guerra de Corea.

Sin embargo, según el comentarista, queda por ver si a los hongkoneses como Chung, incluso en el improbable caso de que Estados Unidos les concediera asilo, se les permitirá salir de Hong Kong en condiciones de seguridad. Él cree que se necesitaría la cooperación de todas las partes interesadas para que el consulado pueda trasladar a esas personas en condiciones de seguridad al aeropuerto.

El consulado que conceda asilo político provocaría sin duda una importante disputa diplomática entre Estados Unidos y China, dijo, y el consulado se enfrentaría a una enorme presión de Beijing y del actual gobierno de Hong Kong para liberar a los solicitantes.

El grupo de derechos humanos Hong Kong watch, con sede en el Reino Unido, dijo a través de una declaración el martes que los arrestos “demuestran la necesidad de un enviado especial de la ONU en Hong Kong para que monitoree la situación en terreno y reporte información precisa y regular a la comunidad internacional sobre el deterioro de la situación de los derechos humanos”.

El grupo también instó a los gobiernos a considerar sanciones contra los responsables de los ataques a las libertades básicas en Hong Kong.

El camino hacia la protección se hace más difícil

Honcques Laus, exestudiante de la Open University de Hong Kong, quien vive actualmente en el exilio en el Reino Unido, dijo a RFA que con la Ley de Seguridad Nacional de Beijing en vigor en Hong Kong, el gobierno intensificó sus esfuerzos para reprimir a los manifestantes prodemocracia.

Innumerables activistas se enfrentan a persecuciones políticas y a una vigilancia prolongada y bastantes de ellos han visto sus pasaportes confiscados por las autoridades locales, lo que añade más dificultades a cualquier intento de solicitar asilo político, dijo Laus.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS