Arrestan a sospechosos por el asesinato de nueve ciudadanos estadounidenses en México

Por Zachary Stieber
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

Varios sospechosos fueron arrestados bajo sospecha de estar involucrados en los brutales asesinatos de nueve ciudadanos estadounidenses en México.

El fiscal general de México dijo el 1 de diciembre que el Ejército mexicano y la policía federal habían arrestado a varios sospechosos relacionados con los asesinatos de la familia LeBarón.

Los arrestos se produjeron después de que las autoridades descubrieran pruebas y otra información que condujo a la identificación de múltiples sospechosos.

El FBI está ayudando a la policía mexicana en la investigación.

Aunque la oficina no dijo cuántos sospechosos fueron arrestados, El Universal informó que al menos tres fueron puestos bajo custodia. El periódico, citando fuentes federales no identificadas, dijo que los sospechosos fueron encontrados cerca de la frontera de Arizona en el estado de Sonora. Uno de los detenidos era un hombre conocido como “El Mayo”, líder del grupo La Línea, afiliado al cártel de Juárez, según los medios de comunicación de México.

Funcionarios mexicanos han anunciado en dos ocasiones que se realizaron detenciones en el caso.

Las autoridades dijeron que el primer sospechoso detenido no estaba realmente relacionado con la masacre. A mediados de noviembre, las autoridades dijeron que realizaron múltiples detenciones de sospechosos que se cree que están relacionados con los asesinatos.

Una vista general de la entrada a la comunidad de LeBarón el 8 de noviembre de 2019. (Manuel Velásquez/Getty Images)
Miembros de las comunidades mormonas locales y familiares de la familia ampliada LeBarón asisten al funeral de las víctimas de los asesinatos de los cárteles, en LeBarón, México, el 9 de noviembre de 2019. (Manuel Velásquez/Getty Images)
El activista por la paz Julián LeBarón (dcha.) participa en una marcha contra las políticas del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México, el 1 de diciembre de 2019. (Claudio Cruz/AFP via Getty Images)

Las nueve personas asesinadas el 4 de noviembre eran mujeres y niños. Dos de los niños eran bebés.

El grupo viajaba en un convoy desde La Mora, una comunidad mormona de menos de 1,000 personas en el norte de México que está habitada en su mayoría por ciudadanos de doble nacionalidad estadounidense-mexicana. El convoy fue alcanzado por disparos y al menos un vehículo fue incendiado después de los asesinatos.

Todas las víctimas eran parte del clan LeBarón. Un número de personas de la comunidad se han mudado a los Estados Unidos después de los terribles asesinatos.

El presidente Donald Trump ofreció a México ayuda para diezmar los cárteles después de que se informara sobre los asesinatos, pero el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha resistido las batallas con los cárteles, diciendo a los periodistas que “la guerra no es una opción“.

Trump intensificó su retórica la semana pasada, diciendo que tiene la intención de designar a los cárteles mexicanos como terroristas, facultando a las fuerzas del orden y a los militares estadounidenses para que tomen medidas más amplias contra los miembros de los cárteles, incluso en suelo mexicano.

“Serán designados”, dijo Trump en una entrevista con el expresentador de Fox News Bill O’Reilly, que fue retransmitida el 26 de noviembre. “He estado trabajando en eso durante los últimos 90 días. Sabes, la designación no es tan fácil, tienes que pasar por un proceso, y estamos bien metidos en ese proceso”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Descubre

¿Habría que catalogar a los cárteles mexicanos como terroristas?

TE RECOMENDAMOS