Asamblea Nacional acusa a Maduro de convertir a Venezuela en un santuario para terroristas

Por Julian Bertone
04 de Septiembre de 2019 Actualizado: 04 de Septiembre de 2019

En una sesión de la Comisión Delegada de Venezuela, operando durante el receso de la Asamblea Nacional, se aprobó este martes un acuerdo rechazando la “presencia y expansión de grupos narcoterroristas en territorio nacional”. 

En el mismo se hace responsable del proceso a Nicolás Maduro, diciendo que alentó a que el país se convierta en un “santuario de grupos armados irregulares” con proliferación de narcotraficantes.

“No solamente estamos hablando de los disidentes, de las FARC y del ELN, sino también del HEZBOLÁ, que tiene presencia hoy en Venezuela”, señaló Juan Guaidó, Presidente encargado de Venezuela, en la sesión. En el documento también se menciona al ISIS y al HAMAS, otros dos grupos terroristas islámicos.

El acuerdo toma en consideración un número de acontecimientos recientes ocurridos en los territorios venezolano y colombiano que afectan sensiblemente el proceso de paz por el que atraviesa Colombia y contribuyen a desestabilizar aún más la región.

Entre estos pueden destacarse el regreso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), que decidió levantarse en armas contra el gobierno colombiano; la presencia activa del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en amplios territorios venezolanos; las actividades de grupos narcoterroristas en la frontera colombo-venezolana, contrabandeando mercancías y el paso ilegal de personas, entre otra variedad de delitos.

En base a estos hechos se acordó, además de rechazar la expansión del terrorismo y responsabilizar al régimen socialista de Maduro, tomar a los grupos guerrilleros como terroristas, trabajar de la mano con otros países de la región, especialmente con la República de Colombia y “ratificar” a los miembros de la Fuerza armada Nacional el compromiso que tienen de defender la “soberanía e integridad” de Venezuela frente a todas estas amenazas, según puede leerse en el acuerdo firmado.

En la sesión, además de Guaidó, también estuvo presente el presidente de la Comisión de Política Exterior del parlamento, Francisco Sucre, entre otros, y afirmaron que un gran territorio comprendido en la frontera entre Colombia y Venezuela está tomado por grupos terroristas nacionales y algunos internacionales.

Mientras la Asamblea acusaba a Maduro, el dictador declaró la “alerta naranja frente a la amenaza de agresión de Colombia contra Venezuela”, señalando a Colombia como el culpable de los problemas, y ordenó la ejecución de ejercicios militares en toda la zona limítrofe, según reportó Infobae.

El líder aseguró que el presidente colombiano “no quiere la paz, quiere la guerra”, y que esta es la razón por la cual está coordinando una serie de acciones entre las que se encuentra desplegar las fuerzas militares.

La medida tomada por la Asamblea Nacional se da días después de que el Presidente de Colombia, Iván Duque, acusara al régimen de Venezuela de apoyar y albergar a fuerzas disidentes de las FARC, luego de que algunos de sus antiguos líderes anunciaron una vuelta a la toma de armas.

“[Estamos] frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro”, sentenció Duque en una declaración grabada anunciando su ofensiva contra las FARC y otros grupos terroristas el 29 de agosto.

Tanto el gobierno interino de Venezuela como el de Colombia anunciaron que el siguiente paso es presentar una denuncia formal ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 

“A fin de mes vamos a llevarlo a la Asamblea General de la ONU y presentar la denuncia, junto con Colombia, de cómo se pretende desde Venezuela planificar actos terroristas”, señaló Francisco Sucre.

*****

A continuación:

El comunismo declara la guerra a la humanidad misma

Lee la serie completa: “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS