Asesor de seguridad de Biden dice que ejército afgano no tuvo “voluntad” para defenderse del Talibán

Por Jack Phillips
16 de Agosto de 2021 11:56 AM Actualizado: 16 de Agosto de 2021 2:52 PM

El asesor de seguridad de Estados Unidos del presidente Joe Biden, Jake Sullivan, defendió este lunes la decisión de la Casa Blanca de la retirada de Afganistán, pero admitió que el país del sudeste de Asia cayó en manos del grupo terrorista Talibán más rápido de lo que los funcionarios habían previsto.

“Ciertamente, la velocidad con la que cayeron las ciudades fue mucho mayor de lo que cualquiera anticipó, incluyendo a los afganos, incluyendo a muchos de los analistas que estudiaron a fondo este problema”, dijo Sullivan durante una entrevista en el programa Today, el lunes por la mañana.

La razón por la que las fuerzas armadas y el gobierno de Afganistán se derrumbaron tan rápidamente es que “no pudimos darles la voluntad y al final ellos decidieron que no lucharían por Kabul y no lucharían por el país”, indicó el asesor. Estados Unidos gastó 20 años y miles de millones de dólares en la construcción de la nación tras la invasión de 2001, añadió.

En los últimos días, mientras los talibanes avanzaban rápidamente por todo el país antes de conquistar el domingo a Kabul y el palacio presidencial, la administración Biden recibió críticas por la ejecución de la retirada. La embajada de Estados Unidos en Kabul, en un momento dado, emitió una advertencia al personal para que se refugiara en su lugar debido a los disparos que se habían producido en el aeropuerto de Kabul. Según los informes, los estadounidenses siguen refugiándose en el aeropuerto de Kabul.

Hace aproximadamente un mes, Biden dijo que la retirada de Afganistán no era similar a la caída de Saigón en 1975, cuando las fuerzas comunistas vietnamitas invadieron la capital de Vietnam, lo que produjo imágenes perdurables de personal y civiles estadounidenses evacuando apresuradamente en helicópteros militares de Estados Unidos.

“No va a haber ninguna circunstancia en la que se vea a personas siendo evacuadas del techo de una embajada”, dijo Biden el mes pasado, añadiendo que era “altamente improbable” que los talibanes tomaran el país.

Las palabras de Biden jugaron en su contra el fin de semana y algunos expertos y legisladores del Partido Republicano acusaron al presidente de no cumplir con la retirada. También lo criticaron por tomarse unas vacaciones y no emitir ninguna declaración televisada mientras el ejército afgano se derrumbaba.

Sullivan insistió el lunes en que las evacuaciones en helicóptero en Kabul no eran inusuales.

“Para ser justos, el helicóptero ha sido el medio de transporte de nuestra embajada al aeropuerto durante los últimos 20 años”, dijo, señalando de nuevo que el grupo terrorista se apoderó de Afganistán más rápido de lo que la administración había previsto. Sullivan también indicó que los militares tenían preparadas contingencias adicionales, incluyendo sumar más fuerzas militares en el Golfo para asegurar su envío a Afganistán.

El domingo y el lunes, el grupo terrorista Talibán trató de proyectar una cara más moderada, prometiendo respetar los derechos de las mujeres y proteger tanto a los extranjeros como a los afganos.

Pero muchos afganos temen que los talibanes vuelvan a las prácticas duras del pasado con su imposición de la sharia. Durante su gobierno de 1996-2001, las mujeres no podían trabajar y se aplicaban castigos como lapidación pública, azotes y ahorcamientos. Tanto la Organización de las Naciones Unidas como Estados Unidos dijeron la semana pasada que habían recibido informes de que los combatientes talibanes estaban ejecutando a los soldados gubernamentales que se rendían.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.