Así lucen los ácaros: se esconden dentro de nuestra piel y de noche salen de paseo y se aparean

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
02 de Junio de 2019 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Un equipo de científicos mostró que los ácaros viven tranquilamente en los poros de la piel humana donde ponen sus huevos y salen de ahí sólo por las noches para aparearse.

“Odio decirte esto, pero es casi seguro que ahora mismo tienes pequeños ácaros viviendo en los poros de tu cara”, destaca Kqed Science al presentar su nuevo vídeo.

“Se llaman Demodex o ácaros de las pestañas y casi todos los humanos adultos vivos tienen una población de estos ácaros que viven en ellos”, añade el informe.

Los ácaros de las pestañas tienen una longitud aproximada de 0,3 milímetros, por lo que “se necesitarían unos cinco ácaros adultos colocados de punta a punta para estirarse a través de la cabeza de un alfiler”.

“Parecen gusanitos rechonchos”, según Michelle Trautwein, entomóloga de la Academia de Ciencias de California en San Francisco, quien presenta el vídeo y ha estudiado los ácaros de personas de diferentes partes del mundo.

La investigadora muestra que los ácaros hacen su hogar en los folículos que se encuentran en la raíz de los finos vellos que cubren la mayoría de la piel humana.

Hay algunas excepciones más notables del vello humano, como en las palmas de las manos y las plantas de los pies, pero aparte de eso, Trautwein destaca que todo nuestro cuerpo está cubierto por esa pelusa y el tallo de cada uno de esos pelos diminutos crece en su propio folículo que puede contener un ácaro.

“Los ácaros pasan sus días boca abajo dentro de los folículos pilosos anidados contra el tallo del cabello”.

Estos bichos comen el sebo grasiento que las glándulas sebáceas producen y vacían en los folículos pilosos para proteger y evitar que la piel se reseque.

“Es por eso que las partes más grasosas de su cuerpo – como alrededor de los ojos, la nariz y la boca – probablemente albergan una mayor concentración de ácaros que otras áreas”, dice la investigadora.

Ácaros Demodex en la piel (Wikimedia)

En las dos semanas que vive un ácaro en nuestra piel, la mayor parte de su tiempo están metidos dentro de nuestros poros escepto mientras dormimos.

“Mientras dormimos, se arrastran a la superficie de nuestra piel para aparearse antes de volver a nuestros poros a poner sus huevos. ¡Es diversión!”

Estando protegidos en los poros, es imposible deshacerse de estos animales con una lavada de cara o en la ducha, confirma Trautwein.

Para sacar algunos ácaros e investigarlos, la investigadora puso pegamento en un portaobjetos de microscopio de vidrio y lo pegó en la frente de una persona voluntaria.

“Luego, poco a poco lo quito. Busco bajo el microscopio los ácaros que están atascados en los folículos que sobresalen de la delgada capa de piel que se despegó”.

Demodex es un nombre que deriva de las palabras griegas para “grasa” y “gusano aburrido”, pero en realidad no son gusanos en absoluto. Son arácnidos más relacionados con las garrapatas que de las arañas.

Se estima que nuestro sistema inmunológico es capaz de mantener un cierto número de ácaros bajo control, aunque se ha visto que algunas personas tienen problemas con ellos.

Imagen de archivo de una mujer antes y después de curarse una enfermedad en la piel. ( JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images)

Demodicosis

El dermatólogo Dr. Kanade Shinkai, de UCSF ocasionalmente trata a pacientes que tienen una sobrecarga de ácaros de la cara, lo que resulta en una condición llamada demodicosis.

“Hay una mirada muy particular en las personas que sufren de demodicosis. Lo llamamos la escarcha Demodex”, dijo. “Es como un brillo blanco en la piel. Y si miras muy de cerca, puedes ver que sale por todos los poros. Si raspas esos poros, puedes ver la espuma con los ácaros Demodex”, dice Shinkai.

No es una afección común y se suele ver en pacientes que sufren otras enfermedades y deben ser tratando con fármacos que inhiben la inmunidad normal. Por ejemplo, después de una cirugía de trasplante, quimioterapia o enfermedades de inmunodeficiencia como el VIH.

El uso de la crema de hidrocortisona para aliviar la comezón en la cara puede producir ese efecto en manera local.

“Cuando esto sucede, la demodicosis suele aparecer rápidamente”, dice Shinkai.

“Los pacientes describen casi universalmente este desarrollo explosivo de pústulas como puntos blancos en su cara. Es realmente dramático”, dijo Shinkai. “Y lo que es realmente dramático es que a menudo están bien el día anterior, y luego lo desarrollan, de la noche a la mañana”.

De cualquier manera para la gran mayoría de la gente, los ácaros no son un problema.

Rosacea por ácaros demodex. (Wikimedia)

Algunos estudios han encontrado conexiones entre Demodex y enfermedades como la rosácea, pero la evidencia no demuestra una relación fuerte, según Trautwein, ni la causa real de la afección.

“La gente que tiene una carga baja de Demodex puede no tener o tener una enfermedad muy severa y viceversa”, destaca la investigadora.

“Los ácaros demodex no son peligrosos en un sentido amplio porque todos los tenemos y la mayoría de nosotros parece que cohabitamos bastante bien con ellos”, concluye la especialista. “La mayoría de las veces los compartimos dentro de las unidades familiares y parece que usted es colonizado inicialmente poco después de nacer, muy probablemente por su madre”.

(JUNG YEON-JE/AFP/Getty Images)

Ácaros diferentes en pieles de regiones diferente

Los hallazgos de Trautwein hasta ahora muestran que las personas en diferentes partes del mundo tienen diferentes ácaros faciales que viven en la piel. Al identificar un ADN de ácaro se puede también identificar una zona geográfica determinada del planeta.

“Cuentan una historia de su propia ascendencia y también una historia de la historia humana más antigua y de la migración”. Trautwein ha encontrado evidencia de ADN de ácaros faciales en cada una de las más de 2.000 muestras de personas que ha examinado, incluyendo turistas de todo el mundo que se dirigen a la Academia de Ciencias de California para examinarse.

“Nadie está encantado con la idea inicial de que tienen arácnidos en la cara”, dice la investigadora. “La gente a menudo siente curiosidad, incluso en su repugnancia”.

***

A continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS