Asteroide de 40 metros amenaza impactar la Tierra en septiembre

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
05 de Febrero de 2019 Actualizado: 05 de Febrero de 2019

Un asteroide pequeño está dentro de la lista de objetos celestes de riesgo de impacto para la Tierra de acuerdo al Centro de Investigación Espacial, de la Academia de Ciencias de Polonia.

Se trata del asteroide 2006 QV89 descubierto en 2006 en el observatorio Catalina Sky Survey (CSS), con un tamaño pequeño entre 20 y 50 metros de diámetro, que podría causar “daños severos en el suelo (magnitud absoluta> 25)”, según el informe.

La fecha del posible impacto es el 9 de septiembre de 2019, y por su tamaño podría tener un efecto superior al ocurrido en Cheliabink en febrero de 2013, cuando un asteroide de casi 19 metros de diámetro causó una onda de impacto que destrozó todos los vidrios a lo largo de una amplia región rusa y dejó unos 1500 heridos, muchos de ellos de gravedad.

Meteoritode-Cheliabinsk-Imagen-de-vídeo.
Asteroide Cheliabinsk en 2013 segundos antes de la onda de impacto. (Captura  de vídeo a continuación)

Un asteroide de solo unos 50 metros, un poco más grande que el que pasará en septiembre, hace aproximadamente 50.000 años creó el cráter Winslow en California, además de los efectos del impacto, señalan astrónomos de la NASA de acuerdo a datos geológicos.

Cráter Winslow (Wikimedia)

Rüdiger Jehn, quien dirige el departamento de Defensa de Asteroides en la Agencia Espacial Europea (ESA) dijo en enero durante la Conferencia Espacial en Darmstadt, Alemania, que el posible impacto en septiembre “no es algo inusual”, reportó Tagesschau el 22 de enero.

“En Chelyabinsk, eso era un trozo de unos 20 metros de diámetro, algo que ocurre cada 30 a 40 años, no tan a menudo, pero podemos esperar objetos de hasta diez metros de diámetro casi todos los años”.

Jehn cree que la probabilidad de colisión del asteroide en septiembre es de alrededor de 1 en 11.000 casos. En la conferencia se dijo que el asteroide chocaría a unos 44.000 km por hora y afectaría un área de 2000 kilómetros cuadrados.

“Ahora está demasiado lejos para verlo y calcular su órbita con más precisión. A partir de julio lo podremos observar de nuevo con telescopios de 8 metros. Entonces sabremos si hay riesgo de impacto o, lo que es más probable, que no suponga ningún riesgo”,explicó el astrónomo según La Sexta.

Posición actual de asteroide 2006 QV89 ( JPL-NASA)

“Con los datos que tenemos ahora, la probabilidad de impacto es equivalente a la de ser arrollados por un tren si cruzamos una vía a ciegas, sin poder ver ni oír si viene el tren, pero sabiendo que pasa uno cada quince horas”, destacó Ettore Perozzi, de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Rüdiger Jehn informó que hay registrados más de 800 asteroides que podrían golpear la tierra en las próximas décadas. En la lista internacional de Objetos Cercanos a la Tierra de la Nasa que se están monitoreando por riesgos de impacto hay 892 asteroides, y el 2006 VG8 es uno de ellos.

El Asteroide 2006 QV89 está en la lista de más de 800 asteroides moniteroeados por un riesgo de impacto a la Tierra (JPL NASA. Estas son las fechas en que pasará muy cerca de la Tierra)

En tres años más, la amenaza proviene del asteroide 2009JF1 de unos 16 metros, con una probabilidad de 1 en 4000, según Jehn.

Pero para el futuro también hay asteroides con probabilidades de colisión de 1 en 16 casos y de asteroides de gran tamaño, por lo que los especialistas están analizando cómo proteger al planeta.

Impresión artística del asteroide Oumuamua. (ESO)

Desvío de asteroides

El plan que preparan los astrónomos es desviar los asteroides o volarlos, pero ya han advertido que esto no se hará como en la película Armagedon de Bruce Willis.

“No puedes hacer eso en el último minuto, tienes que volar allí con años de anticipación y hacer un pequeño cambio de dirección”, explica el Director de Defensa.

Superficie del asteroide Ryugu, en una imagen durante un salto del rover japonés entre el B, el 23 de septiembre de 2018. (Jaxa)

“Ya hemos volado a ‘Rosetta’, un cometa; tenemos toda la tecnología para golpear un asteroide exactamente cuando se necesita, solo necesitamos unos pocos años”, agregó el científico.

De hecho muchas naciones están preparándose para el evento de un posible impacto de asteroides y de desechos espaciales o restos de satélites.

Los europeos ahora están invirtiendo en un nuevo súpertelescopio que se instalará en Sicilia. “La defensa de los asteroides es la cooperación internacional, y si existe una amenaza, todas las naciones deben trabajar juntas”, dice Jehn, quien colabora con la Agencia Espacial Europea.

Un par de rover exploradores japoneses aterrizaron en la superficie del asteroide Ryugu e iniciaron una investigación. (Agencia Espacial Japonesa Xaja)

La NASA cuenta con la misión DART, una prueba de defensa planetaria de una de las tecnologías para prevenir el impacto en la Tierra de un asteroide peligroso. “El objetivo principal de DART es demostrar un impacto cinético en un pequeño asteroide”.

Impacto del asteroide Didymos programado por la NASA para 2022. (ESA)

Las pruebas se harán en el asteroide binario cercano a la Tierra (65803) Didymos, de 800 metros de ancho, cuya luna es de 150 metros, “que es más típico del tamaño de los asteroides que podrían representar un peligro más común para la Tierra”. La misión se iniciaría en 2021 con un impacto para cambiar la dirección de la Luna en 2022.

La agencia europea ESA planea luego enviar la misión Hera, que llegaría al sistema de Didymos en 2026 para estudiar el cráter creado por Dart.

Asteroides según su tamaño. (ESA)

“El tamaño minúsculo de Didymoon realmente se hace evidente cuando se observan otros asteroides”, comenta el científico principal de Hera, Patrick Michel, director de Investigación del Observatorio de la Costa Azul de Francia del CNRS.

Patrick también es coinvestigador y científico interdisciplinario en la misión Hayabusa2 de Japón al asteroide Ryugu, que tiene aproximadamente 1 km de diámetro.

“Este no es el primer impacto de una nave espacial en un cuerpo planetario”, agrega Patrick, “El Impacto Profundo de la NASA se estrelló contra el cometa Tempel 1 en 2005, pero no para tratar de desviarlo, sino para exponer material del subsuelo: los 6 km. El diámetro del cuerpo era demasiado grande; pero Didymoon es lo suficientemente pequeño, y en una órbita de 12 horas alrededor de su matriz, lo suficiente como para que su período orbital pueda cambiarse de manera mensurable”.

“Esto nos dará una buena estimación de la transferencia de impulso del impacto, y por lo tanto su eficiencia como técnica de desviación”, explica el científico del proyecto Hera de la ESA, Michael Küppers.

“Estudiar bien el cráter es imprescindible para analizar el resultado del impacto de Dart y afinar los modelos teóricos de desvío de asteroides. Cuando tengamos un buen modelo teórico, podremos jugar con los parámetros como el tamaño, la masa o la porosidad del asteroide y aplicar los resultados para desviar otros astros en el futuro”, informó Ian Carnelli, director del Programa de Estudios de Futuras Misiones de la ESA, en la Conferencia de Detección de Asteroides y Basura Espacial celebrada en Darmstadt (Alemania), según La Vanguardia

Asteroide Apophis

Astrónomos rusos del Departamento de Mecánica Celeste de la Universidad Estatal de San Petersburgo plantearon en enero de 2019 la posibilidad que el asteroide Apophys de 370 metros de ancho, podría golpear nuestro planeta en el transcurso de este siglo, y todo depende de cómo hará su trayectoria cuando pase muy cerca de la Tierra en el año 2029.

Si esto ocurre las mayores posibilidades de un impacto serían en 2068.

Asteroide Apophys. (NASA)

Un peligro recurrente

La NASA indica que en veinte años, entre 1994 y 2013, se registraron 556 eventos de gran energía causados por objetos del tamaño de unos 20 metros, que lucen en el cielo como espectaculares bólidos luminosos. Asia, América y África son los continentes más afectados por la caída de notables meteoritos en las últimas décadas.

El mayor de ellos en este período ocurrió el 15 de febrero de 2013 en Cheliabinsk, Rusia, y dejó más de 1500 heridos.

“Cada día, la Tierra es bombardeada con más de 100 toneladas de polvo y partículas de arena del espacio. Alrededor de una vez al año, un asteroide del tamaño de un automóvil llega a la atmósfera de la Tierra creando un espectacular evento de bola de fuego (bólido), ya que la fricción de la atmósfera de la Tierra hace que se desintegren – a veces explosivamente”, dice el equipo del Programa de Objetos Cercanos de la NASA.

“Estudios de la historia de la Tierra indican que aproximadamente una vez cada 5.000 años un objeto del tamaño de un campo de fútbol golpea la Tierra y causa un daño significativo. Además una vez cada pocos millones de años en promedio, un objeto lo suficientemente grande como para causar un desastre afecta a la Tierra a nivel regional o global . Los cráteres de impacto en la Tierra, la Luna y otros cuerpos planetarios son evidencia de estos acontecimientos”, agregan los astrónomos.

Tunguska. Árboles caidos. (rchivo NASA)
Tunguska. Árboles caidos. (archivo NASA)

En Tunguska, Siberia, el 30 de junio de 1908, una explosión en la atmósfera a unos 5 a 10 kilómetros de altura, presuntamente por un cometa o asteroide, abatió millones de árboles y generó una luz visible a unos 700 kilómetros de distancia.

***************

A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS