Dos asteroides potencialmente peligrosos se acercan a la Tierra entre el 18 y 19 de abril

13 de Marzo de 2017 Actualizado: 06 de Abril de 2017

El asteroide 2014 JO25, clasificado por la NASA como un “asteroide potencialmente peligroso”, con un cuerpo rocoso de 650 metros de diámetro, tendrá su encuentro cercano con nuestro planeta el 19 de abril. Además no viene solo, un poco más lejos, el asteroide 2003 BD44, de 1,4 kilómetros de diámetro, también catalogado como “potencialmente peligroso”, tendrá un día antes su máximo acercamiento.

De acuerdo a un informe emitido por el equipo de radar Goldstone de la NASA, del mes de marzo, el asteroide 2014 JO25 pasará el 19 de abril a las 12:24 (hora UTC), a sólo 4,6 lunas de distancia de la Tierra, y a 0,0118 veces la distancia Tierra-Sol, conocida como unidad astronómica (UA). Esto equivale a cerca de 1760000 kilómetros, una cifra bastante cercana, considerando su tamaño, aunque también bastante segura. A ese rango normalmente pasan asteroides más pequeños, de una decena de metros de diámetro.

El encuentro de 2017 es el más cercano de este asteroide tomando en cuenta al menos los últimos 400 años. No se conocen encuentros tan próximos como el de 2017 en el futuro, por lo menos antes del 2500”, dijo la NASA, de acuerdo a un informe.

Además destaca que está clasificado como un ‘Asteroide  Potencialmente Peligroso’, por el Centro de Planetas Menores.

Lo define como un asteroide del tipo Apolo, que durante su órbita tiene un acercamiento al Sol a 0,2 UA, y un alejamiento de hasta 3,8 UA. La Tierra le queda en medio, a 1 UA de distancia al Sol. En algún momento de su trayectoria podría cruzarse, pero afortunadamente todo indica que no será ahora, a menos que cambie su rumbo, algo que sucede eventualmente con los asteroides.

Los astrónomos lo apodaron el el asteroide 2015 TB145 “cometa de la muerte”, por su cara de calavera, al pasar el30 de octubre de 2015, rozando la Tierra. (NASA)
Se desconoce cuál es la imagen del asteroide 2014 JO25. Esta foto pertenece  al asteroide 2015 TB145, al cual los astrónomos apodaron “cometa de la muerte”, por su cara de calavera, y por pasar el 30 de octubre de 2015, rozando la Tierra. (NASA)

Según su órbita en torno al Sol, calculada para un intervalo de tiempo de cientos de años,por el equipo encargado de vigilar los objetos voladores cercanos a nuestro planeta, el encuentro del día 19 es el más estrecho de este cuerpo cósmico. Una distancia similar experimentó el 7 de agosto de 1960, pero con el planeta Mercurio.

Además de acercarse a la Tierra, en su actual desplazamiento, el asteroide 2014 JO25 pasará el 4 de abril vecino a Venus entre 6 y 7 lunas de distancia.

La peligrosidad de los acercamientos planetarios de los asteroides radica en que pueden ser desviados por la fuerza de gravedad. Un cambio de su curso puede ser de mal augurio. Eso también puede ocurrir al acercarse al Sol.

La NASA informa que desde su descubrimiento en mayo del año 2014, con el telescopio Lemon Survey, los cálculos de la órbita del asteroide 2016 JO25 se afinaron en modo más preciso en el año 2016, cuando fue observado por un equipo de la NASA y el Instituto Tecnológico de California (Caltech), y también al encontrar datos previos en los archivos. Sin embargo, todavía está en estudio. Muchos datos aún no se han precisado, como su período de rotación y la dirección polar. Esto se debe a que ahora está pasando muy cerca del Sol.

[insert page=’impacto-de-asteroide-cometa-tierra-nasa’ display=’template-relacionadas.php’]

De acuerdo al registro de la Estación Espacial Europea, que también sigue su trayectoria, el asteroide tiene una órbita que dura sólo 1085,4 días, y pasará a 1758074 kilómetros de nuestro planeta. Pronostica a su vez  una destacada brillantez de magnitud 10,5, lo que lo hace fácilmente visible con telescopio.

El asteroide 2003 BD44, el visitante cósmico que lo antecede, también es un asteroide Apolo. Se pronostica que tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 18 de abril a las 14:15, hora UTC, a 21,6 lunas de distancia de la Tierra, lo que equivale a 0,056 UA, informa la NASA.

Durante su viaje es capaz de acercarse a 0,7 UA del Sol y alejarse hasta 3.1 UA. Estando la Tierra en medio, es también potencialmente peligroso.

Nuestro planeta está orbitando el Sol en medio de numerosos potenciales cuerpos rocosos peligrosos. Basta observar el número de cráteres gigantescos que existen en la superficie terrestre, para recordar que un impacto puede volver a ocurrir algún día.

[insert page=’rayos-cosmicos-siguen-en-aumento’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS