Ataques contra Shen Yun se intensifican, con amenazas de bomba y sabotajes

"Estos correos electrónicos son el último esfuerzo de un régimen por ocultar la verdad. Es vital que no tengan éxito", afirma la vicepresidente de Shen Yun

Por Petr Svab
26 de Marzo de 2024 4:15 PM Actualizado: 26 de Marzo de 2024 4:15 PM

En el transcurso de poco más de una semana, se han producido tres amenazas de bomba contra Shen Yun Performing Arts, uno de los principales objetivos del régimen chino debido a su representación de la “China antes del comunismo”.

Además de las amenazas de bomba, que resultaron ser falsas, dos autobuses de Shen Yun fueron objeto de actos vandálicos que sugerían la intención de provocar un grave accidente.

Los incidentes son los últimos de lo que parece ser una campaña creciente del Partido Comunista Chino (PCCh) contra la compañía de artes escénicas con sede en Nueva York.

Shen Yun se ha convertido en una fuerza cultural mundial por su arte y su exhibición de la cultura tradicional china, sacudiendo los cimientos del control de Beijing sobre la narrativa cultural.

La primera amenaza de bomba iba dirigida contra la sede de Shen Yun en el norte del estado de Nueva York. La amenaza se hizo en un correo electrónico del 18 de marzo enviado desde una cuenta de correo electrónico con el nombre del remitente en chino.

“He colocado una bomba por control remoto en el templo de Dragon Springs”, decía el correo electrónico obtenido por The Epoch Times. Dragon Springs es el nombre del lugar que alberga las instalaciones de entrenamiento de Shen Yun y varios templos del estilo de la dinastía Tang.

Un representante de Shen Yun dijo a The Epoch Times que el FBI está investigando el incidente. The Epoch Times se puso en contacto con el FBI para obtener comentarios.

Las otras dos amenazas se dirigieron a teatros donde se iba a presentar Shen Yun, una de ellas el 22 de marzo a un teatro de California, mientras Shen Yun se preparaba para un fin de semana de espectáculos.

“Hemos colocado al azar un montón de bombas en el teatro”, decía el correo electrónico enviado a los administradores del teatro. “Si no quieren que detonemos las bombas, ¡por favor, niéguense a que Shen Yun Performing Arts actúe aquí inmediatamente!”.

El nombre del remitente estaba en caracteres chinos, distintos de los del primer correo amenazador, y el asunto decía en inglés: “El teatro está lleno de bombas”, según el correo obtenido por The Epoch Times.

Shen Yun Performing Arts saluda al público en el Teatro David H. Koch del Lincoln Center de Nueva York el 11 de enero de 2015. (Larry Dai/Epoch Times)

“Si el espectáculo se desarrolla con normalidad, ¡¡¡detonaremos directamente estas bombas!!!”, decía el mensaje. El correo electrónico incluía una imagen de archivo de dos bombas que se había publicado previamente en Internet.

Al recibir el correo electrónico, los empleados del teatro evacuaron las instalaciones y las fuerzas de seguridad locales realizaron un registro con técnicos en bombas y perros detectores de bombas, pero no encontraron nada.

“Este informe era infundado”, dijo a The Epoch Times un portavoz del Departamento de Policía de Santa Bárbara. “Por precaución, las fuerzas de seguridad revisaron el teatro durante todo el fin de semana, sin que hubiera indicios de ningún tipo de artefacto explosivo”.

El portavoz dijo que el caso y la información “se remitieron al FBI para que siguiera investigando”.

La tercera amenaza se envió el mismo fin de semana a un teatro de Vancouver, pero no se interrumpió el espectáculo.

“Puedo confirmar que hubo una amenaza de bomba contra el teatro el sábado por la tarde. Se llevó a cabo una investigación que reveló que la amenaza era falsa”, declaró a The Epoch Times un portavoz del Departamento de Policía de Vancouver.

“Shen Yun muestra al mundo lo profunda, inspiradora y magnífica que era la auténtica cultura china antes de que el PCCh tomara el poder, al mismo tiempo que ofrece una visión cautivadora de lo maravillosa que podría ser China una vez más sin el PCCh”, declaró Ying Chen, vicepresidenta de Shen Yun Performing Arts.

“Esto es lo último que el PCCh quiere que se demuestre tan claramente en los escenarios de todo el mundo, y por eso, durante más de 15 años, no se han detenido ante nada para frustrar a Shen Yun.

“Por supuesto, nos tomamos en serio estas amenazas y nos aseguramos de que las autoridades policiales intervengan, pero creo que también es importante comprender lo que son realmente estos correos electrónicos son el último esfuerzo de un régimen por ocultar la verdad. Es vital que no tengan éxito”.

Sabotaje de autobuses

Una semana antes, el 15 de marzo, cortaron las llantas de dos autobuses de gira de Shen Yun en Costa Mesa, California. Los neumáticos fueron cortados exactamente de la misma manera que en los incidentes anteriores: hasta la mitad de la goma para que el neumático no se desinflara, sino que reventara al circular por la autopista.

El Departamento de Policía de Costa Mesa detalló un “corte de aproximadamente 7 pulgadas en la pared lateral” de un neumático de un autobús de gira de Shen Yun, el 15 de marzo de 2024. El neumático estaba cortado de tal forma que no se desinflaría, sino que reventaría al circular por la autopista. (Cortesía de la seguridad de Shen Yun)

Un informe policial del Departamento de Policía de Costa Mesa detallaba un “corte de aproximadamente 7 pulgadas en la pared lateral”.

“El daño parecía un corte reciente en la goma”, afirma el informe policial.

Debido a anteriores incidentes similares en Estados Unidos y Canadá, en los que los neumáticos de los autobuses de gira de Shen Yun sufrieron el mismo corte, la empresa se ha visto obligada a utilizar personal de seguridad para vigilar sus autobuses día y noche. En Costa Mesa, sin embargo, los autobuses fueron llevados a un taller local para un mantenimiento rutinario, y los cortes se advirtieron después de recogerlos.

El informe policial señala que los representantes de Shen Yun “sospechaban que alguien del PCCh había seguido los autobuses” hasta el centro de servicio y “aprovechando que el autobús no estaba vigilado, lo dañó intencionadamente”.

La policía sigue investigando el incidente.

El corte en la pared lateral de un neumático en un autobús de gira de Shen Yun “parecía un corte reciente”, según el Departamento de Policía de Costa Mesa, el 15 de marzo de 2024. El neumático estaba cortado de tal forma que no se desinflaría, sino que reventaría al circular por la autopista. (Cortesía de la seguridad de Shen Yun)

El PCCh teme a Shen Yun

El PCCh considera a Shen Yun “muy peligroso” por sus esfuerzos por revivir y representar la cultura tradicional china, según declaró anteriormente a The Epoch Times Trevor Loudon, experto en infiltración comunista en Occidente.

“Ellos [el PCCh] quieren decir que la cultura china es socialista”, afirmó.

La popularidad de Shen Yun ha crecido exponencialmente a lo largo de los años, y actualmente la compañía actúa en 200 ciudades de todo el mundo para un público de más de un millón de personas al año. Sus representaciones han sido elogiadas por aficionados al teatro de todo el mundo. La actriz Cate Blanchett lo calificó de “exquisitamente bello”, y el autor y conferenciante motivacional Tony Robbins lo describió como “magnífico”.

Antes de huir a Estados Unidos, muchos de los artistas de Shen Yun sufrieron persecución religiosa de primera mano en China por su creencia en Falun Gong.

Falun Gong es una antigua práctica espiritual china que consiste en ejercicios de movimiento lento y superación espiritual basados en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia.

El exlíder del PCCh, Jiang Zemin, inició su persecución contra el grupo en 1999, después de que las encuestas del gobierno estimaran que entre 70 y 100 millones de personas lo practicaban, cifras que superaban en número a los miembros del Partido en aquel momento.

Los defensores de los derechos humanos han calculado que millones de practicantes de Falun Gong se han enfrentado a detenciones injustas, secuestros, torturas y muerte a manos del régimen.

Policías paramilitares montan guardia en la plaza de Tiananmen de Beijing el 10 de marzo de 2021. (Noel Celis/AFP vía Getty Images)

Para intimidar a los artistas de Shen Yun, la policía del PCCh ha acosado a sus familiares en China, e incluso ha encarcelado a algunos de ellos.

En años anteriores, las embajadas y consulados chinos de todo el mundo escribieron a los teatros para presionarles a que impidieran la actuación de Shen Yun. En casi todos los casos, la presión no tuvo éxito.

“Primero amenazaron a los gobiernos para que no permitieran la actuación de Shen Yun. Cuando eso no funcionó, empezaron a amenazar a los teatros. Cuando eso no funcionó realmente, empezaron a cortar las llantas de nuestros autobuses”, dijo la Sra. Chen.

“Cuando eso no nos detuvo, iniciaron campañas de desprestigio en Internet y enviaron disparatados correos electrónicos a los directores de los teatros. Ahora, han caído aún más bajo, enviando correos electrónicos de ‘amenaza de bomba'”.

Recientemente, miembros de una de las compañías fueron acosados en el aeropuerto internacional O’Hare de Chicago por un funcionario de aduanas que hablaba mandarín con acento de China continental. El incidente ha impulsado a varios congresistas a pedir una investigación.

Aparte de la serie de incidentes, los artistas de Shen Yun se han sentido consternados al enterarse de que The New York Times ha estado trabajando en un artículo de ataque contra la compañía, según reportó recientemente The Epoch Times.

Un artículo atacando a Shen Yun publicado en un importante periódico estadounidense sería un impulso para el PCCh en sus esfuerzos propagandísticos, dijo Larry Liu, subdirector del Centro de Información sobre Falun Dafa (FDIC), una organización sin ánimo de lucro dedicada a vigilar la persecución contra Falun Gong.

El New York Times mantiene oficinas en China y, a pesar de los reveses, ha invertido importantes esfuerzos en mantener y ampliar su presencia en China, así como su acceso al mercado chino de los medios de comunicación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.