Ataron su hocico para que no ladre y sufrió una aberración. Ahora es símbolo contra la crueldad animal

Por La Gran Época
25 de Marzo de 2019 Actualizado: 25 de Marzo de 2019

El 27 de mayo del 2015, el mundo quedó profundamente impresionado por las imágenes de una mezcla de bull terrier marrón chocolate con el hocico hinchado y atado con cinta adhesiva. El antiguo dueño de Caitlyn le habría cerrado la boca con cinta adhesiva para evitar que ladrehhhhhhhhhh. Con el perro incapaz de comer o beber, los rescatistas de Caitlyn predijeron que ella había soportado esta tortura durante 48 horas.

Caitlyn, había experimentado el lado más oscuro de la crueldad humana. La Sociedad de Animales de Charleston, la acogió y las donaciones llegaron de todas partes para ayudar a financiar la cirugía de reconstrucción de la mandíbula de Caitlyn. Hoy en día, la dulce canina se ha ganado su lugar en un hogar amoroso y permanente, ha encontrado exactamente eso. Y el hombre que la adoptó ha estado a su lado desde el principio.

Ted Corvey, trabajó para la fiscalía del condado de Charleston contra el abusador de Caitlyn, William Leonard Dodson, en lo que fue uno de los casos más horrendos de crueldad contra los animales que jamás había visto. La primera reunión de Ted con Caitlyn está grabada en su memoria para siempre.

Con la mandíbula rota y comprensiblemente asustada. Caitlyn estaba indecisa pero solo quería ser amada. “Realmente formé una buena conexión con ella”, recordó Ted al hablar con ABCNews4, “lo que me hizo sentir muy involucrado emocionalmente en el caso. A partir de ahí, empezamos a prepararlo para el juicio”.

William, se declaró culpable en agosto del 2015. “Estaba emocionado”, reveló Ted, “porque estaba muy nervioso de ir a juicio la semana siguiente”. Ted, no tenía de qué preocuparse: William fue sentenciado a cinco años tras las rejas por abuso animal. La decisión del juez Dennis fue tomada rápidamente y con una convicción abrumadora. “No estoy tratando de ser malo”, dijo el juez en la corte, “pero desearía poder darte más”.

Caitlyn llevará una cicatriz significativa en su hocico por el resto de su vida, un recordatorio del abuso que sufrió. Para cuando sus rescatistas retiraron la cinta de su hocico que se había triplicado debido a la hinchazón. El increíble Dr. Henri Bianucci y el personal de Veterinary Specialty Care en Mount Pleasant, lograron salvar la lengua de Caitlyn y restaurar la funcionalidad de su dañada boca.

Caitlyn, fue atendida por una serie de familias de acogida cariñosas para ayudar en su rehabilitación, pero fue adoptada oficialmente por el ex fiscal y su esposa cinco meses después de su rescate inicial. Hoy en día, ella está prosperando. “Es super dulce y muy juguetona”, dijo Ted. “Mi esposa y yo tenemos mucha suerte de tenerla. Después de la primera noche fue obvio que encajaba, y sabíamos que ella nunca se iría”.

Los Corveys no son ajenos a la tenencia de perros y resulta que la bondadosa Caitlyn se ha unido a la manada: vive con Lucy y Dachshund-mix Sully, y nunca más tendrá que vivir con miedo.

Ted, después de haber visto la historia de Caitlyn desde su rescate inicial hasta su feliz regreso a casa, comentó que la historia de la valiente perrita provocó una enorme respuesta de ciudadanos indignados y defensores del bienestar animal de todos los rincones del mundo.

“Lo más sorprendente de mi participación fue la cantidad de llamadas que inundaron nuestra oficina”, reveló Ted, “incluso meses y años después de que el caso hubiera estado en marcha”.

Mientras defendía la causa de la abolición de la crueldad contra los animales, Caitlyn también se ha convertido en una especie de celebridad local. “La gente la reconoce con frecuencia”, se rió Ted. “Empezará con, ‘ooh, me pregunto si es Caitlyn’ luego vienen y preguntan”. Apodada “Ambassadog“, Caitlyn ha aparecido en periódicos, revistas, sitios web y programas de televisión como mascota para mejorar el bienestar animal.

William Dodson, fue sentenciado a cinco años de cárcel por crueldad hacia los animales, la sentencia máxima por su crimen. Sin embargo, el delincuente ya está cumpliendo 15 años en una prisión federal por cargos de armas y drogas no relacionados.

Ted, espera que la historia de Caitlyn siga inspirando. No solo es una perrita valiente y una verdadera superviviente, sino que es una mascota de la incansable lucha contra la crueldad animal.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Hombre rescatan unos alces atrapados en un lago congelado

TE RECOMENDAMOS