Atrapó a un joven hambriento robando su tienda y le dio comida en lugar de llamar a la policía

Por La Gran Época
19 de Abril de 2019 Actualizado: 19 de Abril de 2019

Hay una famosa frase que recorrió las redes sociales durante los últimos años que dice: “Se amable, pues cada persona con la que te cruzas está librando su ardua batalla”. Algunos se la atribuyen erróneamente a Platón y Filón de Alejandría, pero fue Ian Maclaren, un ministro de la Iglesia Libre de Escocia, quien lo dijo.

Mientras que las palabras de Ian parecen haber tocado la fibra sensible de muchos en internet, en la vida real, la verdadera amabilidad puede ser difícil de obtener. Pero el dueño de una tienda en Toledo, Ohio, aprendió que todo lo que se necesita es un gesto amable para alegrar el día de alguien y tal vez incluso cambiar la vida de alguien.

En una entrevista con WVTG, Jitendra “Jay” Singh dijo que el fin de semana, en la tienda 7-Eleven que posee y dirige, uno de sus empleados le informó que alguien en la tienda estaba actuando sospechosamente. Jay fue al cuarto trasero a investigar y revisar la cámara de vigilancia y por supuesto, vio a un joven embolsándose objetos en uno de los pasillos.

Jay inmediatamente ordenó a su empleado para que llamara al 911 y fue a confrontar al joven. El adolescente, que había robado varios alimentos, le dijo que tenía hambre y que se los robaba para poder comer él y su hermano menor.

(Crédito: walterericsy/Shutterstock)

Fue entonces cuando cambió de idea y se dio cuenta que tenía que ayudar al adolescente indefenso. Jay le dijo a CBS News; “Le dije: quieres comida? Te daré de comer. Eso no es un problema”.

También le pidió a su personal que colgara la llamada al 911.

Luego fue a la sección de comida caliente y agarró palitos de pollo, rollos de salchicha, una pizza entera y una botella de refresco de 2 litros para darle al joven de forma gratuita.

Jay razonó más tarde: “No me va a importar si le doy algo de comida, porque hacemos mucha comida, vendemos mucha comida. Si va a la cárcel, entonces definitivamente no va a hacer nada bueno en la vida”.

Todo el incidente fue presenciado por un hombre llamado Cedric Bishop, que estaba de compras en la tienda en ese momento. Impresionado por la generosidad de Jay, se dirigió a las redes sociales para compartir su relato de lo que sucedió ese día.

Cedric destacó que estaba tan conmovido por la amabilidad de Jay que le dio 10 dólares al adolescente. “Algunos jóvenes solo necesitan saber que a alguien le importa”, escribió.


Desde entonces, la publicación sobre el acto de compasión de Jay se hizo viral y muchos usuarios de redes sociales conmovidos se dirigieron a la sección de comentarios para aplaudir al propietario por su gesto.

Una persona escribió: “Espero que haya sido un momento decisivo en la vida de ese joven”.

Mientras que otro comentó: “Todavía hay gente amable en el mundo. La verdadera bondad puede cambiar la vida de las personas. Con suerte, este joven siempre recordará esto y se lo devolverá cuando pueda”.


Los ciudadanos no fueron los únicos impresionados por la buena voluntad de Jay. Su esposa, Neera, también se sintió conmovida por lo que hizo su esposo, pero admitió que no la sorprendió.

“Estoy muy orgullosa de él, es su verdadero ser”, dijo. “Lo conozco, es muy amable”.

En cuanto a Jay comentó: “Es básicamente nuestra cultura india que, si le das comida a una persona hambrienta, se considera que Dios te bendecirá por ello”.

Él es un ejemplo perfecto de las palabras de Ian Maclaren puestas en práctica. Todos podemos aprender una o dos cosas de él. La próxima vez que te encuentres con alguien que te desafíe, enfréntate a él con bondad en lugar de condenarlo.

Mira el video a continuación:


Este hombre ayuda a 100 millones de personas a mejorar su salud y elevar su estándar moral asimilándose a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS