Audiencia en el Congreso se centra en empresas americanas que ayudan a China a violar derechos humanos

Por Terri Wu
12 de Julio de 2023 7:27 PM Actualizado: 12 de Julio de 2023 7:27 PM

Las empresas estadounidenses son cómplices de los abusos contra los derechos humanos cometidos por el Partido Comunista Chino (PCCh) y someten a Estados Unidos a riesgos de seguridad nacional al adherirse a las exigencias del PCCh, afirmaron testigos en una audiencia celebrada el martes por la Comisión bipartidista y bicameral Congreso-Ejecutivo sobre China (CECC).

Durante su discurso de apertura, el presidente de la comisión, el representante Chris Smith (R-N.J.), destacó el genocidio, la tortura, la violación, el aborto forzado y la sustracción forzada de órganos, entre otros, sancionados por el Estado, como parte del “historial absolutamente vergonzoso de crueldad sin sentido” del PCCh.

“Las empresas y los consumidores estadounidenses no deberían subvencionar la tiranía”, añadió. También expresó su preocupación por el hecho de que, con las transferencias de tecnología, las empresas estadounidenses ayudaran al ejército del PCCh a crecer hasta convertirse en “una amenaza existencial para la seguridad” de Estados Unidos y de muchos países de la región Asia-Pacífico.

Robert Silvers, subsecretario de Política del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, declara ante la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China en una audiencia sobre “Complicidad empresarial: Subvención de las violaciones de derechos humanos de la República Popular China”, celebrada en Washington el 11 de julio de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Reforzar la aplicación de la nueva ley

La iniciativa emblemática de la comisión contra la complicidad empresarial es la Ley de Prevención del Trabajo Forzoso Uigur (UFLPA), promulgada en diciembre de 2021. La ley prohíbe la entrada en el mercado estadounidense de productos fabricados con trabajos forzados en la región china de Xinjiang, y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) empezó a hacer cumplir la nueva ley en junio de 2022.

Durante el primer año de aplicación, la CBP detuvo más de 4000 envíos valorados en unos 1400 millones de dólares. Según las estadísticas del CBP, ha procesado aproximadamente la mitad de ellos con un índice de rechazo de alrededor del 30%. Malasia es el principal país de origen de estos envíos.

La UFLPA prohíbe la entrada de artículos fabricados total o parcialmente en Xinjiang o importados de empresas incluidas en la lista de entidades, actualmente en 22 empresas chinas, incluidas las últimas incorporaciones del mes pasado.

Robert Silvers, subsecretario de Política del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y presidente del Grupo de Trabajo para la Aplicación del Trabajo Forzado, dijo a la comisión que el grupo de trabajo aprovecharía la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para determinar el verdadero origen de las mercancías.

El Sr. Silvers aseguró al Sr. Smith que las revisiones de la CBP no excluían los envíos por debajo del umbral de mínimos de 800 dólares, pero reconoció el reto que supone su revisión. La nación recibe entre 2 y 3 millones de envíos de mínimos al día, según el Sr. Silvers. Dijo que él y la CBP estaban estudiando mejoras del software, cambios en la recogida de datos reglamentarios y asignaciones del Congreso para modernizar la revisión y el procesamiento de la carga.

En una entrevista con NTD, medio asociado de The Epoch Times, el copresidente de la comisión, el senador demócrata por Ohio Jeff Merkley, dijo que la UFLPA era “un ejemplo de acción legislativa que está empezando a marcar una diferencia real”.

“Las empresas están empezando a prestar atención. Están pensando: ‘No queremos participar. No queremos que bloqueen nuestros productos. No queremos que se publique que tenemos productos fabricados con mano de obra esclava”, dijo el Sr. Merkley a NTD. “Y están pensando en diversificar sus cadenas de suministro, en mover sus cadenas de suministro”.

Sin embargo, la UFLPA tiene sus retos. El Sr. Merkley dijo que algunas empresas estaban eludiendo la nueva ley manteniendo sus fábricas en Xinjiang y vendiendo esos productos fuera de Estados Unidos. Para abordar el problema, es necesaria la cooperación internacional, afirmó. “Necesitamos el apoyo de Canadá, México y Europa para empezar realmente a tener un mayor impacto”.

Shi Minglei, esposa del activista chino de derechos humanos Cheng Yuan, declara ante la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China en una audiencia sobre “Complicidad empresarial: Subvención de las violaciones de derechos humanos de la República Popular China”, celebrada en Washington el 11 de julio de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Se alega que Milwaukee Tool utiliza mano de obra forzada china

Durante la audiencia, Shi Minglei, esposa del activista chino de derechos humanos Cheng Yuan, testificó sobre un posible caso de trabajo esclavo fuera de Xinjiang.

Tras ser acusado de “subversión del poder estatal” en 2019 y condenado a cinco años de prisión, el Sr. Cheng trabajó en una fábrica de la prisión de Hunan Chishan, donde se fabrican guantes para Milwaukee Tool, una marca estadounidense, según la Sra. Shi.

Aunque no pudo confirmar que el Sr. Cheng trabajara en los guantes de Milwaukee Tool, dijo que sabía que le habían obligado a “trabajar de 11 a 12 horas diarias, encorvado sobre una máquina de coser”. “También ha dicho que lo han sometido a aislamiento, lo han obligado a estar de pie durante horas, lo han privado de sueño y comida y lo han obligado a beber agua del retrete”, añadió.

La Sra. Shi dijo que se había puesto en contacto con Walmart, Home Depot y Amazon, principales canales de venta de Milwaukee Tool, empresa propiedad de Techtronic Industries, con sede en Hong Kong. Felicitó a Walmart por dejar de vender los guantes en su sitio web y prometer retirar el producto de las estanterías de las tiendas. “Pero Home Depot y Amazon siguen vendiendo hasta ahora los guantes Milwaukee Tool fabricados con trabajo forzado”, afirmó.

Una búsqueda de guantes Milwaukee Tool en el sitio web de Walmart no generó ningún resultado el 12 de julio.

El Sr. Smith dijo que él y el Sr. Merkley habían escrito una carta al presidente de Milwaukee Tool sobre el asunto del trabajo esclavo detallado en un reciente informe de investigación.

“The Home Depot prohíbe el uso de mano de obra forzada o carcelaria en su cadena de suministro. Se trata de un asunto que nos tomamos muy en serio, y trabajamos estrechamente con nuestros socios proveedores para garantizar que el producto que vendemos está libre de trabajo forzado y cumple plenamente toda la normativa aplicable, incluida la Ley de Prevención del Trabajo Forzado Uigur”, dijo un portavoz de Home Depot a The Epoch Times en un correo electrónico. “Cuando nos enteramos de las acusaciones contra Milwaukee, las investigamos inmediatamente. No hemos encontrado ninguna prueba de que los guantes Milwaukee vendidos en The Home Depot se fabriquen con trabajo forzado”.

Amazon no quiso hacer comentarios. The Epoch Times también se ha puesto en contacto con Milwaukee Tool.

Enes Kanter Freedom, defensor de los derechos humanos y exjugador de la NBA, declara ante la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China en una audiencia sobre “Complicidad empresarial: Subvención de las violaciones de derechos humanos de la RPC”, celebrada en Washington el 11 de julio de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Las empresas “se doblegan ante Xin Jinping a diario”

La carrera del exjugador de la NBA Enes Kanter Freedom se interrumpió bruscamente en 2021, después de que criticara el historial de China en materia de derechos humanos y llevara a los partidos tenis con los lemas “Tíbet libre” y “Uigures libres”.

“Y lo único que me rompió el corazón —jugué 11 años en la NBA, tuve cientos de compañeros de equipo, cientos de entrenadores, tuve tantos amigos a los que solía llamar mis hermanos, porque solía verlos más que a mi familia, a la que no he visto [en] más de diez años— después de que me soltaron, ni uno solo de ellos me envió un mensaje de texto diciéndome buena suerte con lo que se te venga encima”.

“Ninguno de ellos me llamó. Me quedé estupefacto”, dijo a los miembros de la comisión.

“Tenían miedo de que si hacía una entrevista, o si alguna vez hablaba de ello, si hacía un podcast, no querían que mencionara sus nombres. Porque sabían que si alguna vez decía: ‘Oh, este jugador me apoyó; este jugador dijo esto y aquello’, todos sus contratos de patrocinio desaparecerían”, añadió.

En mayo de 2022, ESPN reportó que 40 propietarios de la NBA tenían más de 10,000 millones de dólares invertidos en el mercado chino. The Epoch Times se ha puesto en contacto con la NBA para obtener comentarios.

Y existen preocupaciones similares en la industria de la defensa, según Isaac Stone Fish, miembro visitante del grupo de expertos Atlantic Council, con sede en Washington, y fundador de Strategy Risks, empresa consultora especializada en la gestión de la exposición al riesgo chino.

Dijo que, debido a los profundos vínculos comerciales con China, las empresas militares estadounidenses podrían adherirse a las exigencias del PCCh y actuar en contra de los intereses del pueblo estadounidense.

“En China no hay compañías aéreas privadas. Cada avión que Boeing vende en China, se lo vende al Partido Comunista. Así que nos encontramos en una situación en la que no sólo estamos facilitando el crecimiento de la economía y el ejército chinos, sino también haciendo que las empresas estadounidenses tengan intereses e incentivos distintos de los de muchas de las personas que se encuentran en este edificio”, declaró el Sr. Fish en la audiencia.

Tras la audiencia, el Sr. Smith dijo a NTD que la NBA le vino a la mente como una de las empresas más cómplices en la ayuda a los abusos de los derechos humanos en China. “Y hay muchas otras. Lo peor de lo peor parecen ser demasiadas de nuestras grandes empresas que se doblegan ante Xi Jinping a diario”.

Algunas empresas estadounidenses han plantado cara a China; sin embargo, no quieren hablar de ello, según el Sr. Fish.

“Creo que la gente necesita saber, especialmente la gente de la comunidad empresarial, que hay una manera de reducir tu exposición a China, de reducir tu dependencia del Partido Comunista, y aun así ganar dinero y tener éxito”, dijo a los miembros de la comisión. “Pero, por desgracia, todas las empresas que conozco que encajarían en esa calificación preferirían guardar silencio”.

El logotipo de Cisco Systems en una foto de archivo tomada en 2017. (Justin Sullivan/Getty Images)

Responsabilizar a las empresas

Los grupos chinos perseguidos también han mantenido sus esfuerzos para que las empresas estadounidenses rindan cuentas por su presunta complicidad en las violaciones de derechos humanos cometidas en China.

Uno de esos esfuerzos es una demanda presentada en 2011 contra el gigante tecnológico Cisco Systems Inc. y sus dos exejecutivos por su presunta ayuda al PCCh para localizar y torturar a practicantes de Falun Gong, una práctica espiritual que el PCCh persigue desde julio de 1999.

En su entrevista con NTD, el Sr. Smith criticó a Cisco por ser uno de los gigantes tecnológicos que ayudan a China a cometer abusos contra los derechos humanos desde hace décadas.

El viernes pasado, el Tribunal de Apelación del Noveno Circuito de Estados Unidos dictaminó que esta demanda, previamente desestimada en un tribunal inferior, procediera a juicio.

En nombre del panel de tres jueces, la juez Marsha S. Berzon escribió que los demandantes de Falun Gong demostraron que los exejecutivos de Cisco eran conscientes de que “las violaciones del derecho internacional, incluida la tortura, eran sustancialmente probables”.

“La tortura física que sufrieron los demandantes durante su detención y mientras estuvieron encarcelados en campos de trabajos forzados incluyó palizas con barras de acero y descargas con porras eléctricas, privación del sueño, obligación de permanecer sentados o de pie durante periodos prolongados en posturas dolorosas y alimentación forzada violenta”, añadió.

El caso se devolverá al tribunal inferior para su enjuiciamiento, o los acusados podrán solicitar una revisión por un panel más amplio del Tribunal del 9º Circuito o apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Como hemos declarado anteriormente, las acusaciones contra Cisco carecen de fundamento. La decisión del 7 de julio del Noveno Circuito no llegó a ninguna conclusión sobre los hechos ni evaluó ninguna responsabilidad potencial, sino que simplemente determinó que los demandantes pueden plantear sus alegaciones y que el Tribunal de Distrito las estudie más a fondo”, dijo un portavoz de Cisco en una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times.

“Construimos nuestros productos conforme a normas mundiales que promueven la libre circulación de la información, la privacidad y la libertad de expresión. Cisco mantiene desde hace tiempo el compromiso de defender y respetar los derechos humanos de todas las personas, y estamos firmemente comprometidos con una Internet global abierta”, añadió.

Antes de poner fin a la audiencia, el Sr. Smith prometió continuar la investigación sobre la complicidad e invitar a la NBA, a Milwaukee Tool y a otras empresas a futuras audiencias.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.