Audiencias públicas de Michigan y Arizona arrojan luz sobre irregularidades electorales

Por Bowen Xiao
01 de Diciembre de 2020 8:06 PM Actualizado: 01 de Diciembre de 2020 8:06 PM

Las audiencias públicas llevadas a cabo en Arizona y Michigan esta semana han arrojado luz sobre una gran cantidad de irregularidades electorales mientras que los legisladores republicanos en algunos estados se preparan para intensificar la acción impugnando los resultados electorales de este año.

Esta semana se llevaron a cabo dos audiencias: una por el Comité de Supervisión del Senado de Michigan el 1 de diciembre y otra el 30 de noviembre por miembros selectos de la legislatura estatal de Arizona junto con miembros del equipo legal del presidente Donald Trump. También hubo una la semana pasada llevada a cabo por el Comité de Política de la Mayoría del Senado de Pensilvania.

En la audiencia de Michigan, testigo tras testigo, muchos de los cuales habían escrito declaraciones juradas sobre sus preocupaciones, hablaron de irregularidades y una cultura de ocultación durante su tiempo en el TCF Center en Detroit. Patty McMurray, una observadora electoral durante nueve años, dijo que ella intentó observar el proceso de duplicación de boletas de los trabajadores en donde un trabajador retenía la boleta dañada y el otro llenaba una nueva para reemplazarla.

“Siempre que intentábamos observar el proceso, la persona que estaba inspeccionando la boleta se paraba frente a nosotros, y si intentábamos movernos hacia un lado, uno de los adjudicadores nos desafiaba y nos decía que retrocediéramos y que estábamos demasiado cerca”, dijo McMurray en la audiencia.

Luego de una pausa para el almuerzo, los observadores intentaron regresar al edificio pero tenían las puertas cerradas. McMurray dijo que fue testigo de que “se colocaron cajas de pizza sobre las ventanas para que los observadores no pudieran ver el interior”. Ella dijo que las cajas fueron colocadas por los trabajadores electorales y los adjudicadores.

Según McMurray, ni una sola boleta militar que vio era de un votante registrado y que las boletas “parecían todas exactamente las mismas copias de impresora Xerox”.

“Todas estaban a favor de Biden en forma generalizada”, dijo. “Ellos [los trabajadores] tenían que ingresar manualmente los nombres y direcciones y una fecha de nacimiento del 1/1/2020, lo cual anulaba el sistema y les permitiría ingresar votantes no registrados, de los cuales vi varios a lo largo del día”.

En la audiencia pública en Arizona, los legisladores pidieron a sus colegas que apoyaran una próxima resolución que retrasaría la publicación de los votos del Colegio Electoral del estado.

El representante del estado de Arizona, Mark Finchem, dijo a los periodistas durante la audiencia del 30 de noviembre que los legisladores esperan tener una resolución “dentro de las próximas 24 a 48 horas”. El estado tiene 11 votos en el Colegio Electoral.

“Estamos recuperando nuestros votos del Colegio Electoral, no los liberaremos”, dijo Finchem. “Eso es lo que les pido a nuestros colegas tanto en la Cámara como en el Senado: ejercer nuestra autoridad plenaria bajo la Constitución de los Estados Unidos”.

Según Finchem, la medida sería fácil de hacer y sería legalmente vinculante.

“Una mayoría simple puede pedir a la Cámara y al Senado, y en un día puede aprobar una resolución y hacer que esos votos electorales básicamente se llevan a cabo”, dijo. “Y es vinculante–los veré a todos en la corte”.

Los abogados de Trump, Rudy Giuliani y Jenna Ellis, junto con testigos, comparecieron frente a miembros de la Legislatura de Arizona el 20 de noviembre alegando que se produjo un fraude electoral considerable en el estado. También presionaron para que la Cámara y el Senado estatales de mayoría republicana llevaran a cabo una votación sobre la certificación de las elecciones.

Durante la audiencia de Arizona, una trabajadora y observadora electoral voluntaria en el condado de Pima de Arizona dijo a los legisladores estatales republicanos que los funcionarios electorales estatales le habían dicho que permitiera que las personas que no estaban debidamente registradas votaran en Arizona el día de las elecciones.

“Tenía que permitir que votaran las personas que literalmente se acababan de mudar aquí. Un gran porcentaje tenía direcciones de dos complejos de apartamentos”, dijo la observadora electoral Anna Orth.

Orth dijo que “muchas” de estas personas fueron “residentes durante no más de un mes”, y agregó que, a partir de sus observaciones, ella estimó que unas 2000 personas parecían ser votantes de otros estados.

Y en una audiencia en Filadelfia la semana pasada, varios testigos declararon que se les impidió observar el recuento de las boletas electorales de 2020 y otras irregularidades.

Los observadores electorales Justin Kweder y Kim Peterson, los dos primeros testigos en la audiencia de Pensilvania, declararon que ellos no pudieron observar correctamente nada en el Centro de Convenciones de Pensilvania.

Kweder dijo que era un observador certificado el día de las elecciones y regresó como observador voluntario durante los próximos 10 días, durante los cuales estimó que pasó alrededor de 85 horas en el lugar. Kweder dijo que lo que vio fue “problemático, por decir lo menos”.

“La Junta Electoral de Filadelfia procesó cientos de miles de boletas por correo sin supervisión u observación civil”, dijo Kweder.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Cierran kinder por norovirus en China

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.