Aumenta el número de neoyorquinos que se mudan a Florida por altos impuestos

Por Sebastian Puerta
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

Nueva York está perdiendo una gran parte de sus habitantes por las altas tasas impositivas que sostiene su sistema de recaudos, según un análisis hecho al censo estadounidense. Uno de los destinos preferidos de los decepcionados contribuyentes neoyorquinos es el estado de Florida.

Los estados de Nueva York y Connecticut están sufriendo la diáspora de algunos de sus residentes por cuestiones tributarias. Los bajos impuestos de Florida son mucho más atractivos, con tasas fiscales que incluso tienden a bajar, según lo anunciado en el portal Fox Business.

En 2018, unos 63.033 neoyorquinos huyeron a Florida.

El portal noticioso comparte los datos que pudieron impulsar la salida de tantas personas hacia el Estado del Sol. Una persona o pareja que tenga en Nueva York unos ingresos anuales ordinarios de USD 650.000, al establecerse en Florida puede ahorrar en promedio alrededor de 69 mil dólares al año.

Además expone las excusas del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien culpó al clima frío por el éxodo de la población neoyorquina. No obstante, aclara que otros lugares de clima frío como New Hampshire han atraído a 3900 nuevos contribuyentes a su territorio.

Después de la aplicación de las leyes de recorte de impuestos también otros estados han visto como una buena cantidad de sus habitantes parte hacia Florida. Algunos de estos territorios son Nueva Jersey, Massachusetts y Pensilvania, informa Fox.

Alrededor de 30 mil residentes salieron de Nueva Jersey para establecerse en el caluroso estado playero. Los datos indican que han podido ahorrar más de 58 mil dólares al año.

Desde el año 2010 el estado de la Florida ha reportado una nivel más alto de migración doméstica ganando alrededor de 1,2 millones de nuevos residentes de otros estados, facilitando el ingreso de más habitantes con empresas dedicadas al reclutamiento de trabajadores provenientes de todo el país, reporta Fox.

La marcha de la gran cantidad de ciudadanos que están buscando lugares más amigables para sus bolsillos también es expuesta por el portal The Hill. Este medio acentúa el logro Florida, en términos de atracción de nuevos contribuyentes, con un saldo de 322.000 personas durante el período 2017-2018.

Los grandes perdedores, en este contexto, fueron Illinois y Nueva York con 45.115 y 48.510 menos contribuyentes y potencial electoral, concluye The Hill.

Según el WSJ, gracias a sus bajas tasas impositivas, a políticas amigables con la creación de empleo y a la creación de nuevas empresas, además de Florida, estados como Nevada, Idaho, Utah, Arizona, Washington, Colorado y Texas tuvieron un amplio crecimiento del empleo y del PIB.

Un gran competidor para la Florida

Casi la mitad de las ciudades de más rápido crecimiento de EE. UU.  están en Texas. Siete de las 15 ciudades con más de 50 mil habitantes pertenecen a este estado de la estrella solitaria, según uno de los últimos censos, donde se reportan las ciudades con mejor crecimiento.

En este documento se deja en claro que, con un crecimiento de casi 3 millones de personas desde 2010, las áreas metropolitanas más grandes del estado han tenido un crecimiento considerable.

El censo registra que la ciudad de San Antonio tuvo el mayor aumento de la población entre 2016 y 2017, con 66 nuevos residentes cada día.
***

¿Sabías?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS