Aumenta en un 644% el número de haitianos que cruzan ilegalmente la frontera de EE.UU.

Muchos de los haitianos que cruzan salieron de Haití hace años y ven este como un buen momento para venir a EE. UU.
Por Charlotte Cuthbertson
03 de Agosto de 2021 12:02 PM Actualizado: 03 de Agosto de 2021 12:03 PM

DEL RÍO, Texas —Miles de haitianos están cruzando ilegalmente la frontera suroeste hacia Estados Unidos.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza han detenido a 15,599 haitianos entre enero y junio de este año, según las estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés). El año pasado, en el mismo periodo, 2097 haitianos fueron detenidos.

Muchos de los haitianos dejaron su país de origen hace años y han estado viviendo en Sudamérica, según un agente de la Patrulla Fronteriza en el sector de Del Río, por donde cruza la gran mayoría.

The Epoch Times habló con varios haitianos el 25 de julio, tanto en el lado mexicano del río Grande antes de cruzar, como en el lado de Del Río después de cruzar a Texas. Esa mañana, unos 350 inmigrantes ilegales esperaban a la Patrulla Fronteriza junto a la valla fronteriza en Del Río. La mayoría eran haitianos.

Una pareja de haitianos dijo que habían dejado Haití hace dos años y que su bebé de 9 meses había nacido en Chile. Planean vivir en Nueva York.

Una mujer dijo que dejó Haití en 2012 y que vivió en República Dominicana. Tiene planeado vivir en Brooklyn, Nueva York.

Otro hombre dejó Haití en octubre de 2016 y voló a Chile. “Si eres parte de una unidad familiar, te dejan entrar en Chile fácilmente”, dijo.

Un hombre haitiano dijo que salió de Haití en septiembre de 2019 y fue primero a Brasil. Había pasado los últimos cuatro meses en la Ciudad de México antes de cruzar la frontera. Dijo que tiene un trabajo fijo en una planta de fabricación en Indianápolis.

Otros dijeron que dejaron Haití hace cuatro o cinco años.

Solo una pareja con la que se encontró The Epoch Times dijo que había dejado Haití recientemente. Hace dos meses, tomaron un barco de Haití hacia Chile, luego volaron a Monterrey, México, antes de subir a un autobús a la ciudad fronteriza de Acuña, México, y cruzar a Del Río. Planean vivir en Boston.

Epoch Times Photo
Un grupo de inmigrantes ilegales cruza el río Grande desde Acuña, México, hasta Del Río, Texas, el 25 de julio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Identificación

Acuña, en México, se ha convertido en un centro de convergencia de migrantes de todo el mundo que luego entran ilegalmente en Estados Unidos. Es un lugar menos violento comparado con muchos de los otros pasos fronterizos en México controlados por los cárteles, y el río se puede atravesar caminando.

Hay un puerto de entrada cerca, pero los migrantes dicen que es más fácil para ellos cruzar ilegalmente y más difícil para Estados Unidos rechazarlos.

Desde la orilla del río en Acuña, The Epoch Times vio a 36 haitianos y cubanos cruzar en 50 minutos.

Muchos de los haitianos se detuvieron para romper y desechar la documentación que llevaban consigo. Pasaportes, visas y tarjetas de identificación estaban esparcidos por el suelo. Les dicen que es más difícil ser deportado de Estados Unidos si uno no lleva identificación.

Un portavoz de la CBP dijo a The Epoch Times que la principal prioridad de la agencia es la seguridad fronteriza.

“Cuando los agentes se encuentran con un individuo que no tiene ninguna forma de identificación, la CBP se basa en observaciones claras que incluyen entrevistas de los agentes, interacciones entre otros migrantes y comprobaciones de los registros de los sistemas para ayudar a identificar la nacionalidad del individuo”, escribió el portavoz por correo electrónico.

“Además, la CBP puede ponerse en contacto con el consulado del país de origen declarado del migrante para verificar la identificación”.

El portavoz no explicó qué ocurre con un individuo que no puede ser identificado.

Incluso si tienen identificación, Estados Unidos ha tenido dificultades para deportar a los haitianos, ya que el país a veces se niega a aceptar a sus ciudadanos.

En virtud de una sentencia de la Corte Suprema de 2001, Zadvydas contra Davis, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas está obligado a liberar a los inmigrantes ilegales detenidos y listos para la deportación después de seis meses si su país de origen no los acepta o no les expide documentos de viaje.

En 2015, un hombre haitiano al que Haití se negó a aceptar de vuelta cuando Estados Unidos intentó deportarlo fue liberado después de seis meses y posteriormente asesinó a una mujer de 25 años de Connecticut en su casa.

Oleadas de haitianos han entrado en Estados Unidos en años anteriores. Históricamente, los agentes fronterizos han detenido a la mayoría de los haitianos después de que cruzan a Puerto Rico. Y, hasta hace pocos años, más haitianos habían sido detenidos en la frontera del norte que en la del sur.

Desde octubre de 2015 hasta finales de septiembre de 2016 (justo antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos), unos 5000 haitianos se presentaron en el puerto de entrada de San Ysidro, en California.

De nuevo en 2019, durante la última ola fronteriza, miles de haitianos se abrieron paso hacia Estados Unidos —ya no a través de los puertos de entrada, sino en Del Río tras cruzar ilegalmente el río Grande.

Epoch Times Photo
Un agente de la Patrulla Fronteriza recoge a cuatro inmigrantes ilegales de Haití que acaban de cruzar el río Grande desde México hacia Del Río, Texas, el 21 de julio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Estatus de protección temporal

El programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) es una forma de ayuda humanitaria que, desde 1990, concede estatus legal temporal y autorización de trabajo a extranjeros no inmigrantes en Estados Unidos que proceden de países afectados por desastres naturales, conflictos u otras situaciones extremas.

Alrededor de 55,000 haitianos que viven en Estados Unidos son actualmente beneficiarios del TPS, que permitía a los nacionales haitianos que estaban en Estados Unidos antes del devastador terremoto de 2010 permanecer y trabajar en Estados Unidos hasta que se considerara seguro su regreso.

Durante la Administración de Trump, la designación estaba programada para expirar y se esperaba que los 55,000 haitianos regresaran a su país de origen el 22 de julio de 2019.

En ese momento, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que el número de personas desplazadas en Haití había disminuido en un 97% desde el terremoto de 2010. Un fallo judicial posterior impuso una orden restrictiva a la terminación del programa para los haitianos, y éste continuó.

Tras la toma de posesión del presidente Joe Biden, la designación del TPS de Haití se prorrogó durante 18 meses y se amplió para incluir a los haitianos que habían entrado recientemente en Estados Unidos.

El 22 de mayo, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo que los haitianos que estaban en Estados Unidos a partir del 21 de mayo de 2021 eran ahora elegibles para solicitar el TPS.

Al mes siguiente, los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a más de 6000 haitianos, en comparación con los 200 de junio de 2020.

El 30 de julio, Mayorkas volvió a ampliar la designación a los haitianos que habían entrado en Estados Unidos antes del 29 de julio, en parte debido al asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, el 7 de julio.

Desde el terremoto de 2010, Estados Unidos ha puesto a disposición de Haití más de 5100 millones de dólares en ayuda, según la Casa Blanca.

Ciudadanía

Algunos políticos y defensores de la amnistía llevan mucho tiempo intentando crear una vía de acceso a la ciudadanía para los beneficiarios del TPS y están considerando conseguirlo a través del actual proceso de conciliación presupuestaria.

Sin embargo, la Corte Suprema dictaminó el 7 de junio que el TPS no es una vía de acceso al permiso de residencia. La jueza Elena Kagan escribió en la opinión del tribunal que entrar en el país ilegalmente impide que una persona obtenga una tarjeta de residencia.

“El otorgar el TPS no subsana la entrada de un extranjero sin inspección ni constituye una inspección y admisión del extranjero”, escribió Kagan, citando una resolución del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Mientras tanto, en 2017, alrededor de una cuarta parte de los haitianos a los que se les concedió el TPS ya habían solicitado o se les había concedido el estatus de residentes permanentes legales.

Ciudadanos de 12 países tienen actualmente la designación del TPS: El Salvador, Haití, Honduras, Birmania (también conocida como Myanmar), Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Venezuela y Yemen.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo

Siga a Charlotte en Parler: @charlottecuthbo


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.