Aumenta la cifra de niños centroamericanos que viajan solos hacia la frontera de EE.UU.

Por Pachi Valencia
17 de Septiembre de 2019 Actualizado: 17 de Septiembre de 2019

En los últimos seis meses, más de 8000 niños centroamericanos han emprendido solos la travesía de cruzar la frontera a través de México para llegar a Estados Unidos.

Dicha cifra representa casi el 25% de los más de 32.000 menores que migraron al país norteamericano en lo que va del año, según el último reporte de la Unidad de Política Migratoria del gobierno mexicano publicada el pasado agosto.

Honduras encabeza la lista como el país centroamericano con más niños viajando solos hacia la frontera de México y EE.UU con un total de 3718 menores entre los 0 a 17 años, lo cual representa casi el 23% del total de niños hondureños que salieron del país en lo que va del 2019.

Así mismo, Honduras también lidera la lista como el país de origen con la mayor cantidad de niños detenidos en México, con un total de 16.385 menores en 2019. Esta cifra es la más alta que ha alcanzado el país centroamericano, acorde con el reporte que muestra el comportamiento desde el 2014, la cual incrementó 19% en comparación al 2018.

Le sigue Guatemala con un total de 9977 menores detenidos en la frontera de México, siendo el 27% de ellos, menores no acompañados. La cifra de menores guatemaltecos no acompañados ha disminuido a través de los años, como señala el reporte.

El Salvador registra un total de 905 menores no acompañados, lo cual representa casi el 25% del total de menores que llegaron a México.

Según el informe de la institución, se detuvieron a más de 32.000 de menores de edad intentando cruzar la frontera. Así mismo, en lo que va del año 2019, la cifra de menores provenientes de Centroamérica ha aumentado drásticamente un 116,5%, siendo en su mayoría varones.

Este grave aumento de menores cruzando la frontera de México para llegar a Estados Unidos puede deberse al tráfico ilegal de niños para que los inmigrantes ilegales puedan entrar a Estados Unidos.

El número de unidades familiares que cruzan ilegalmente se disparó desde que un juez en California reinterpretó el Acuerdo de Arreglo de Flores en 2015 para decir ahora que cualquier niño, incluyendo aquellos con padres, no puede ser retenido más de 20 días.

Un grupo de inmigrantes ilegales caminan por la carretera después de cruzar el Río Grande desde México hasta McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Anteriormente, esa ley solo se aplicaba a los menores no acompañados. Veinte días no son suficientes para adjudicar un caso de asilo, así que con el sistema abrumado por el volumen, las unidades familiares son liberadas en pocos días.

Tanto en el año fiscal 2016 como en el 2017, el número total de unidades familiares que fueron aprehendidas por la Patrulla Fronteriza fue de alrededor de 77.000. Los números de unidad familiar cuentan el número total de individuos que llegaron como una unidad familiar (por lo menos un adulto y un niño).

Sin embargo, en el año fiscal 2018, las cifras aumentaron a 107.000. Y en los primeros seis meses del año fiscal 2019, el número de unidades familiares se ha disparado a casi 190.000.

La gran mayoría son de Honduras, Guatemala o El Salvador.

“No se equivoquen, se corre la voz: si son parte de una familia, si traen a un niño, serán liberados”, dijo Rodolfo Karisch, agente jefe de la Patrulla Fronteriza del Valle del Río Grande en Texas, durante una audiencia en el Senado el 9 de abril.

Dijo que la Patrulla Fronteriza recientemente interceptó un mensaje de texto de un miembro de la pandilla MS-13 que era parte de una unidad familiar fraudulenta.

Rodolfo Karisch, jefe de la Patrulla Fronteriza para el sector de Valle del Río Grande, en una audiencia de Seguridad Nacional del Senado en Washington el 9 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Karisch leyó el mensaje: “Deberías ver la cantidad de hondureños que viajan con un niño. Y pagan menos a los contrabandistas para ser entregados a la Patrulla Fronteriza. Y es un viaje directo. Los tienen unos días con la Patrulla Fronteriza y después son liberados. Hay mucha gente con esa ley. Esa es la manera más fácil ahora mismo. Vienen familias enteras”.

“Usted puede caminar a través de cualquiera de nuestros centros de procesamiento y puede ver que hay padres potenciales, o adultos con hijos, que puede que no tengan una relación familiar”, dijo Raúl Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de Del Río, Texas.

“Graves daños”

Si se descubre que un adulto tiene un hijo no emparentado con él o ella, el niño es procesado como menor no acompañado, dijo Carlos Ruiz, agente de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande.

“Trabajamos junto con los consulados. Por lo general, nos ayudan a encontrar a un miembro de la familia aquí en Estados Unidos, o a la madre o al padre en su país de origen”, declaró.

Una mujer embarazada y una niña se apoyan contra un camión de la Patrulla Fronteriza luego de ser detenidas por cruzar ilegalmente la frontera de los Estados Unidos sobre el Río Grande desde México cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Dijo que a veces, los padres han entregado voluntariamente a sus hijos para que formen parte de una falsa unidad familiar, otras veces no. A veces, los grupos de traficantes emparejan a un menor no acompañado con un adulto para que lo pase como una unidad familiar, supuestamente cobrando un extra al adulto.

“Estos niños están siendo traficados a través de múltiples países y están pasando por condiciones terribles”, dijo Ortiz. “Si no hacemos algo para detener esto, si no nos pronunciamos sobre el problema de la seguridad fronteriza y la inmigración en este momento, habrá más niños y niñas que sufrirán graves daños”.

A continuación

¿Que hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS