Inmigrantes ilegales alquilan niños para ingresar a EE. UU. explotando las fallas del sistema

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
30 de Abril de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

DEL RIO, Texas – Un bebé de un año que un hondureño trató de hacer pasar como su hijo – para obtener una rápida liberación de la Patrulla Fronteriza después de cruzar ilegalmente la frontera – no era suyo.

El hombre fue capturado solo a través de la vigilancia de los agentes de la Patrulla Fronteriza. Por reglamento, no se toma información biográfica de niños menores de 14 años.

“Usted puede caminar a través de cualquiera de nuestros centros de procesamiento y puede ver que hay padres potenciales, o adultos con hijos, que puede que no tengan una relación familiar”, dijo Raúl Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de Del Río, Texas. “Probablemente ocurran muchos más casos de este tipo en los nueve sectores de la frontera suroeste en cualquier momento. De verdad, si lo piensas, es tráfico de personas”.

En 2014, menos del 1 por ciento de todos los hombres detenidos por la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande tenían un hijo con ellos. Esa cifra se sitúa ahora en el 50 por ciento, según Rodolfo Karisch, agente jefe de la Patrulla Fronteriza para ese sector.

Un grupo de inmigrantes ilegales caminan por la carretera después de cruzar el Río Grande desde México. Más adelante, serán procesados por la Patrulla Fronteriza y luego abordarán un autobús con destino a las instalaciones de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El número de unidades familiares que cruzan ilegalmente se ha disparado desde que un juez en California reinterpretó el Acuerdo de Arreglo de Flores en 2015 para decir ahora que cualquier niño, incluyendo aquellos con padres, no puede ser retenido más de 20 días. Anteriormente, esa ley sólo se aplicaba a los menores no acompañados. Veinte días no son suficientes para adjudicar un caso de asilo, así que con el sistema abrumado por el volumen, las unidades familiares son liberadas en pocos días.

Tanto en el año fiscal 2016 como en el 2017, el número total de unidades familiares que fueron aprehendidas por la Patrulla Fronteriza fue de alrededor de 77.000. Los números de unidad familiar cuentan el número total de individuos que llegaron como una unidad familiar (por lo menos un padre y un hijo).

Sin embargo, en el año fiscal 2018, las cifras aumentaron a 107.000. Y en los primeros seis meses del año fiscal 2019, el número de unidades familiares se ha disparado a casi 190.000.

La gran mayoría son de Honduras, Guatemala o El Salvador.

“No se equivoquen, se corre la voz: si son parte de una familia, si traen a un niño, serán liberados”, dijo Karisch en una audiencia en el Senado el 9 de abril.

Dijo que la Patrulla Fronteriza recientemente interceptó un mensaje de texto de un miembro de la pandilla MS-13 que era parte de una unidad familiar fraudulenta.

Karisch leyó el mensaje: “Deberías ver la cantidad de hondureños que viajan con un niño. Y pagan menos a los contrabandistas para ser entregados a la Patrulla Fronteriza. Y es un viaje directo. Los tienen unos días con la Patrulla Fronteriza y después son liberados. Hay mucha gente con esa ley. Esa es la manera más fácil ahora mismo. Vienen familias enteras”.

Rodolfo Karisch, jefe de la Patrulla Fronteriza para el sector de Valle del Río Grande, en una audiencia de Seguridad Nacional del Senado en Washington el 9 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El 18 de abril, en el Valle del Río Grande, un grupo de 35 extranjeros ilegales fue aprehendido por la Patrulla Fronteriza. Una mujer, que dijo que estaba embarazada de cinco meses, contó que su esposo y su hija habían cruzado en un día diferente como una unidad familiar separada.

Las familias ahora están usando esa táctica para que todos sean liberados rápidamente, dijo Carlos Ruiz, agente de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande.

“Porque si vinieron como una familia entera… podemos retener a uno de los padres por el tiempo que queramos”, dijo Ruiz, “no vamos a separar al niño de la madre o del padre, sino que vamos a separar al padre o a la madre con ellos”.

“Hemos perdido a muchos, muchos más”

En el sector de Yuma, Arizona, se descubre un promedio de tres familias falsas cada día.

En los últimos seis meses, agentes de la Patrulla Fronteriza de Yuma han detectado 550 unidades familiares fraudulentas, según el jefe de sector Anthony Porvaznik.

“Y sabemos que hemos perdido a muchos, muchos más, simplemente porque estamos abrumados con las cifras”, dijo Porvaznik el 17 de abril. “Así que esos son niños que están siendo alquilados, por falta de una palabra mejor, a un adulto para formar una unidad familiar fraudulenta y que puedan ser liberados en  Estados Unidos; luego ese niño es reutilizado y devuelto a su país de origen, generalmente Guatemala, ese es nuestro caso aquí en Yuma”.

El sector de Yuma se ha convertido en el tercer sector más ocupado de la nación por los cruces ilegales, pero el Valle del Río Grande todavía empequeñece los números de Yuma por cuatro veces.

El Jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector de Yuma, Anthony Porvaznik, asiste a un evento de seguridad fronteriza en Del Rio, Texas, el 17 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Porvaznik dijo que otro problema son los adultos que están obteniendo sus certificados de nacimiento alterados para indicar que son menores de edad, lo que hace que sea mucho más fácil ser liberados en Estados Unidos, ya sea como parte de una unidad familiar o como menores no acompañados.

“Así que hay un gran problema de fraude en este proceso”, declaró.

Dijo que ha iniciado un programa piloto que permite a la Patrulla Fronteriza recopilar datos biométricos de un niño menor de 14 años, si el adulto con el niño da su consentimiento. También está comenzando un programa piloto de ADN rápido, pero es muy caro y de alcance limitado, señaló Porvaznik.

“Es difícil poner eso en juego ahora mismo. Así que, confiamos en las huellas dactilares y las fotografías. Y entrevistas que los agentes hacen a los niños”, dijo.

“Nuestros agentes hacen un gran trabajo tratando de detectar [fraudes], pero el problema es que cuando tenemos 1000, 1100 personas en custodia, realmente nuestra meta es procesar a esas personas…. necesitamos sacar a esas personas de nuestra custodia”.

El Jefe de la Patrulla Fronteriza de Del Río, Raúl Ortiz, asiste a un evento de seguridad fronteriza en Del Río, Texas, el 17 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) anunció el 29 de abril que está enviando agentes y expertos a la frontera para “investigar el tráfico de niños y el fraude de documentos utilizados para explotar las lagunas de la inmigración familiar”.

“Graves daños”

Si se descubre que un adulto tiene un hijo no emparentado con él o ella, el niño es procesado como menor no acompañado, dijo Ruiz.

“Trabajamos junto con los consulados. Por lo general, nos ayudan a encontrar a un miembro de la familia aquí en Estados Unidos, o a la madre o al padre en su país de origen”, declaró.

Dijo que a veces, los padres han entregado voluntariamente a sus hijos para que formen parte de una falsa unidad familiar, otras veces no. A veces, los grupos de traficantes emparejan a un menor no acompañado con un adulto para que lo pase como una unidad familiar, supuestamente cobrando un suplemento al adulto.

“Estos niños están siendo traficados a través de múltiples países y están pasando por condiciones terribles”, dijo Ortiz. “Si no hacemos algo para detener esto, si no nos pronunciamos sobre el problema de la seguridad fronteriza y la inmigración en este momento, habrá más niños y niñas que sufrirán graves daños”.

***

Video relacionado:

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

TE RECOMENDAMOS