Aumento de arrestos y censura de cara al 19.º Congreso Nacional de China

29 de Septiembre de 2017 Actualizado: 30 de Septiembre de 2017

A medida que nos acercamos al evento de transición del liderazgo chino que ocurre cada cinco años, el régimen está reprimiendo con seguridad, arrestos e intensificando la censura del internet.

El 19.º congreso nacional determinará la próxima tanda de élite gobernante del país. Las autoridades están especialmente susceptibles a cualquier asunto que pueda causar controversia o que sea una amenaza para que el evento se desarrolle sin incidentes el próximo 18 de octubre.

Los medios de comunicación chinos reportaron que este martes el Secretario del Partido de Beijing Cai Qi convino una reunión con funcionarios locales del partido para lograr que se comprometan con “mantener la seguridad y la estabilidad” en los días previos al congreso.

El miércoles, el sistema de subterráneos de Guangzhou, ciudad al sur del país, anunció que a principios de octubre, todas las estaciones de subterráneo exigirán a sus pasajeros que pasen por detectores de metales. Mientras tanto, en la ciudad cercana Shenzhen la policía realizó simulacros de emergencia en un centro comercial local.

El régimen desea prevenir potenciales protestas o expresiones de oposición. Voice of America reportó que el abogado de derechos humanos Di Yanmin fue llevado a una estación de policía local en Beijing el lunes y que estuvo detenido por 24 horas. Su hogar también fue allanado y su escritorio y computador portátil están perdidos desde entonces.

Asimismo, el activista democrático de Guangzhou, Xu Lin, quien estaba visitando a su padre enfermo en la provincia de Hunan, fue llevado por las autoridades locales el martes. Su hogar en Guangzhou fue allanado y sus dispositivos electrónicos y libros fueron confiscados, así lo informó el sitio web Weiquanwang, que publica actualizaciones sobre disidentes y activistas de derechos humanos en China.

Otro activista de Guangzhou, Liu Sifang, también fue llevado por las autoridades en la ciudad de Yichun, provincia de Jiangxi. En años recientes, Liu y Xu colaboraron escribiendo canciones sobre luchar por los derechos humanos en China.

Otras medidas severas apuntan a los usuarios del internet.

Un smartphone muestra el logo de la plataforma de microblogging china, Weibo, fotografía tomada el 19 de marzo de 2014. (Peter Parks/AFP/Getty Images)

Este martes, Weibo, el equivalente chino de Twitter, anunció a través de una publicación online que la empresa está reclutando 1.000 personas para convertirse en “agentes de monitoreo” -es decir, agentes para censurar la web- que se dedicarán a “fortalecer el monitoreo de los internautas, limpiar el ambiente social de Weibo y penalizar efectivamente contenidos pornográficos, ilegales y dañinos”.

Aquellos que reporten 200 publicaciones recibirán 200 yuanes (U$S 30) a cambio cada mes. Los 10 agentes con más publicaciones reportadas recibirán iPhones, computadores portátiles y teléfonos celulares nacionales como recompensa.

También pesan restricciones sobre los viajes al extranjero. Los tibetanos que trabajan en agencias de viajes fueron notificados por las autoridades que los extranjeros no tendrán permitido visitar la región desde el 18 hasta el 28 de octubre, así lo reportó Radio Free Asia. La prohibición también alcanza a los tibetanos que viven en la región cercana de Amdo de la provincia de Qinghai. En años recientes, las protestas tibetanas contra el régimen chino resultaron en una severa represión.

Reportajes adicionales por Yang Yifan y Annie Wu. Traducción por Annie Wu.

TE RECOMENDAMOS