Austin permanece en el hospital, se espera que asista virtualmente a la reunión de la OTAN

El Pentágono no pudo confirmar si la vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, es ahora la sexta en la línea de sucesión presidencial.

Por Andrew Thornebrooke
12 de Febrero de 2024 6:35 PM Actualizado: 12 de Febrero de 2024 6:35 PM

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, permanece ingresado en el hospital tras una intervención de urgencia relacionada con su vejiga, según ha informado el Pentágono.

Se espera que Austin asista virtualmente a una reunión ministerial de defensa de la OTAN y a una reunión del Grupo de Contacto sobre Ucrania a finales de semana, aunque todavía no está claro si lo hará desde su casa o desde el hospital, dijo el portavoz del Pentágono, el general de división Pat Ryder.

El general Ryder dijo a los periodistas el 12 de febrero que el Sr. Austin seguía en la unidad de cuidados intensivos del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, adonde fue trasladado el domingo por la tarde, pero que se encuentra en “buen estado”.

“Está en buenas condiciones, según sus médicos”, dijo el general Ryder.

“Puedo asegurarles que el secretario sigue deseando desempeñar sus funciones. No tengo ninguna duda de ello”.

La vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, está desempeñando actualmente las responsabilidades del secretario, añadió.

“Ha asumido los deberes y funciones del secretario de Defensa y, en ese sentido, está actuando como secretaria de Defensa”, dijo el general Ryder.

El general Ryder no pudo confirmar si esto significaba que la Sra. Hicks también se había convertido en la sexta en la línea de sucesión presidencial.

Investigan a Austin por problemas de transparencia

El Sr. Austin informó a la Casa Blanca que iba a ser trasladado al hospital la tarde del domingo, momento en el que también transfirió sus autoridades a la Sra. Hicks, dijo el general. El secretario aún no ha hablado con el presidente sobre el asunto, dijo.

El general Ryder no quiso aclarar si el “problema emergente de vejiga” que aquejaba al secretario tenía que ver con complicaciones de una operación relacionada con su cáncer, o era algo totalmente distinto.

El episodio se produce después de una polémica saga a principios de año en la que el Sr. Austin fue hospitalizado por complicaciones del cáncer y la cirugía en múltiples ocasiones sin informar al presidente Joe Biden o explicar a la Sra. Hicks por qué le estaba dando su autoridad.

Austin fue diagnosticado de cáncer de próstata en diciembre y fue sometido a una prostatectomía el 22 de diciembre. A finales de mes volvió a ser hospitalizado de urgencia debido a complicaciones.

La Casa Blanca no fue informada de la hospitalización hasta el 4 de enero. El Congreso no fue notificado de la situación hasta el 5 de enero, y la Casa Blanca no se enteró del diagnóstico de cáncer hasta el 9 de enero.

Demócratas y republicanos por igual expresaron su profunda preocupación por el incidente, ya que la autoridad de mando militar de Austin sólo es superada por la del presidente. El incidente está siendo investigado por el Pentágono.

Desde entonces, la Casa Blanca ha emitido un memorando en el que se ordena que los jefes de gabinete informen al presidente cuando no puedan desempeñar sus funciones o las deleguen por otro motivo.

El general Ryder declaró que el cáncer de Austin se había “detectado muy pronto” y que no se esperaba que la última hospitalización interfiriera en su recuperación.

En relación con esto, dijo, el Sr. Austin estaba experimentando dolores persistentes relacionados con las cirugías, pero no se esperaba que requiriera ningún tratamiento adicional para su cáncer.

“No se prevé que su actual problema de vejiga altere su recuperación completa del cáncer”, declaró el general Ryder.

“Todo indica, según las declaraciones de los médicos, que se recuperará bien”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.