Australia hace cambios en leyes de inversión extranjera ante preocupaciones sobre la propiedad china

Por DANIEL Y. TENG
05 de Junio de 2020 3:46 PM Actualizado: 05 de Junio de 2020 3:46 PM

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, y el tesorero, Josh Frydenberg, anunciaron el “cambio más significativo” en la ley de inversiones extranjeras desde su introducción en 1975, la que otorgará al tesorero mayor autoridad para examinar las ofertas extranjeras, en medio de la creciente preocupación por las inversiones chinas en activos australianos.

Morrison y Frydenberg hicieron el anuncio formal en la mañana del 5 de junio diciendo que las reformas son en respuesta a la “evolución” de la tecnología y a un “clima geopolítico” más complicado.

“En todo el mundo, los gobiernos están viendo que la inversión extranjera se utiliza para objetivos estratégicos y no puramente comerciales”, dijo Frydenberg.

Nuevo “Test de Seguridad Nacional”

El tesorero anunció una nueva “prueba de seguridad nacional” que se aplicará a las empresas extranjeras que inviertan en un “negocio de seguridad nacional sensible”.

La definición de “empresa de seguridad nacional sensible” no está terminada, pero Frydenberg adelantó que abarcaría las empresas de telecomunicaciones, defensa, cadenas de suministro de defensa, almacenamiento de datos, así como las empresas comprendidas en la Ley de seguridad de infraestructuras críticas de 2018, que abarca servicios públicos como la energía, el agua, los puertos y el gas, etc.

En el caso de las inversiones extranjeras en empresas que no entran en la definición de “negocios sensibles de seguridad nacional”, el tesorero tendrá la discreción de “llamar” a la inversión si se considera un riesgo para la seguridad nacional. Entonces será revisado por la Junta de Revisión de Inversiones Extranjeras (FIRB). El poder puede ser invocado antes, durante o después de que una inversión haya sido aprobada.

El tesorero dispondrá de un “poder de último recurso” para “variar o imponer condiciones” a una inversión extranjera completada. Sólo en circunstancias “excepcionales” el tesorero puede obligar a una empresa a deshacerse de su participación.

Frydenberg declaró que este poder sólo se usaría si había una “declaración errónea material” en el momento de una solicitud, o cuando las actividades del negocio adquirido “cambien sustancialmente y creen riesgos de seguridad nacional”.

Puerto botánico en Sydney, Australia, 16 de abril de 2020. (SAEED KHAN/AFP vía Getty Images)

La FIRB también recibirá recursos adicionales para reforzar el “cumplimiento” y emitir “sanciones”. Según Frydenberg el proceso de aprobación se acelerará. “Australia tiene un historial envidiable en lo que respecta a la acogida de inversiones extranjeras de todo el mundo. Estas reformas no cambiarán eso”.

David Irvine, presidente de la FIRB, dijo que el paquete “aborda de manera adecuada los crecientes riesgos para el interés nacional, al tiempo que asegura que Australia siga siendo acogedora y abierta a la inversión extranjera”.

Según el primer ministro, el Gabinete Nacional aprobó las leyes.

Un borrador se completará en julio y el gobierno espera implementar las leyes para el 1 de enero de 2021.

Cerrando lagunas del actual plan de inversiones extranjeras

Las nuevas leyes seguirán a las restricciones temporales introducidas por el gobierno el 29 de marzo, en el momento de mayor preocupación por la compra de activos australianos por parte de entidades extranjeras durante la pandemia.

Actualmente las inversiones extranjeras privadas inferiores a 275 millones de dólares no son examinadas por la FIRB. Así mismo las inversiones de países con acuerdos de libre comercio con Australia están sujetas a un umbral más alto de 1200 millones de dólares. Entre los países que entran en esta categoría se encuentran China y Japón.

El agricultor australiano Kevin Tongue pastoreando ovejas en su propiedad cerca de la ciudad rural de Tamworth, 450 kilómetros al noroeste de Sydney el 4 de mayo de 2020 . (Peter Parks/AFP vía Getty Images)

El nuevo test de seguridad nacional no tendrá un umbral y cubrirá una gama más amplia de ofertas de inversión extranjera, en particular las pequeñas y medianas empresas en industrias especializadas como la minería de tierras raras.

En la actualidad, las empresas mineras no están sujetas al escrutinio de la FIRB si una entidad extranjera adquiere una participación inferior al 10 por ciento del valor de la empresa.

Sin embargo, en virtud de la definición ampliada de “empresa de seguridad nacional sensible”, esas inversiones pueden necesitar aprobación en el futuro.

El 18 de mayo, una empresa minera china de tierras raras pudo adquirir una participación en una empresa minera con sede en Perth, ajustando su participación propuesta del 11.77 por ciento al 9 por ciento.

Unas semanas antes, el 24 de abril, la empresa china Yibin Tianyi, fue avisada por la FIRB de que su oferta inicial sería bloqueada, porque era “contraria al interés nacional” y contraria al interés nacional del “creciente sector de minerales críticos de Australia”.

Australia tiene un interés relacionado con la seguridad nacional en el desarrollo de cadenas de suministro de tierras raras independientes de la propiedad china y ha estado trabajando estrechamente con Estados Unidos para hacerlo.

Las leyes no son específicas para Beijing

El ministro de asuntos internos, Peter Dutton, negó que el cambio tuviera como objetivo a Beijing. “No es específico de un país. Estamos viendo muchos ejemplos en este momento”, dijo a la Red Nueve, el 5 de junio.

Según el ministro, Australia “se enfrenta a más interferencias extranjeras de las que hemos visto en décadas”.

“Nosotros queremos asegurarnos de que ponemos nuestros intereses nacionales por delante de cualquier otra cosa”, añadió.

También declaró que los cambios protegerían la información de salud y de impuestos almacenada en los servidores de datos.

“Tenemos que asegurarnos de que podemos controlar y excluir a algunas personas de la propiedad si creemos que los datos o la información sobre nuestra seguridad nacional va a estar comprometida”, dijo Dutton.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Qué es el comunismo y cuál es su objetivo?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.