Australia, Nueva Zelanda y el Pacífico dan la bienvenida al año 2020

Por Jack Phillips
31 de Diciembre de 2019 2:27 PM Actualizado: 31 de Diciembre de 2019 2:27 PM

Después que las Islas Line del Océano Pacífico marcaran el inicio del año 2020, seguido de Tonga, Samoa y Kiribati-Isla de Navidad, le tocó el turno a Auckland, Nueva Zelanda y Sídney, Australia.

Las principales ciudades de Nueva Zelanda recibieron el año nuevo con los tradicionales juegos pirotécnicos. En Auckland, media tonelada de fuegos artificiales estallaron desde la Torre del Cielo sobre el centro de la ciudad, según The Associated Press.

Sídney recibió permiso para llevar a cabo su extraordinaria exhibición a pesar de la prohibición total en el país, provocada por los grandes y mortales incendios forestales que han consumido viviendas y causado muertos y desaparecidos.

Más de un millón de personas descendieron al puerto y a sus alrededores antes de la llegada del nuevo año.

Los fuegos artificiales estallan sobre el emblemático Harbour Bridge y la Ópera de Sydney durante el espectáculo del 1 de enero de 2020. (PETER PARKS / AFP a través de Getty Images)

Todas las demás ciudades de Australia, incluyendo Canberra, cancelaron sus celebraciones debido al riesgo.

En Samoa, en cambio la víspera de Año Nuevo esta vez fue más sombría que de costumbre. Mientras que los fuegos artificiales estallaban a medianoche desde el Monte Vaea, con vistas a la capital, Apia, el final del año era un momento de tristeza y recuerdo. Más de 81 personas murieron, en su mayoría niños, por el sarampión en el año anterior.

Los fuegos artificiales estallan sobre el emblemático Harbour Bridge y la Ópera de Sydney durante el espectáculo del 1 de enero de 2020. (PETER PARKS / AFP a través de Getty Images)

“Hemos experimentado una tristeza y un dolor extremos”, escribió el periódico Samoa Observer. “Desde la primera muerte por sarampión, el dolor no ha hecho más que aumentar. Pero en medio de mucha desesperanza y lágrimas, también hemos visto lo mejor de la humanidad en la respuesta de este país”.

Según Reuters, en algunas zonas se esperaban protestas masivas en lugar de celebraciones.

SYDNEY, AUSTRALIA – Los fuegos artificiales estallan sobre el emblemático Harbour Bridge y la Ópera de Sydney durante el espectáculo del 1 de enero de 2020. (PETER PARKS / AFP a través de Getty Images)

Por su parte el gobierno de Hong Kong canceló su popular exhibición de fuegos artificiales de Nochevieja en el famoso Puerto de Victoria por razones de seguridad, mientras que los manifestantes organizaban más manifestaciones en contra del Partido Comunista Chino, reportó Reuters.

Manifestantes prodemocracia de Hong Kong en una manifestación en el paseo del distrito de Tsim Sha Tsui mientras los fuegos artificiales estallan el 1 de enero de 2020. Los activistas se tomaron de la mano y formaron cadenas humanas a través de la ciudad mientras llevaban a medianoche del 31 de diciembre sus demandas contra el Partido Comunista Chino en la cuenta regresiva para el Año Nuevo 2020. (PHILIP FONG/AFP vía Getty Images)

“Mi deseo de año nuevo es que este movimiento pueda terminar pronto, pero no porque hayamos perdido la pelea, sino porque la ganamos”, dijo el secretario de 40 años de edad, Kong, en el reporte.

Miles de personas en la India también están planeando protestar durante el Año Nuevo en medio de una nueva ley de ciudadanía, dijo el reporte.

Celebraciones de Nochevieja durante una fiesta de cuenta regresiva en un centro comercial el 31 de diciembre de 2019 en Manila, Filipinas. (Ezra Acayan / Getty Images)

El último lugar para dar la bienvenida al Año Nuevo será la isla Baker y la isla Howland, que son dos islas estadounidenses desocupadas en el Pacífico. En cambio el último lugar ocupado para celebrar el año nuevo será Samoa Americana, que también se encuentra en el Pacífico.

***

Le puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.