Autoridades anuncian cierre de “matadero de gatitos” con fines científicos en EE. UU.

Por Julian Bertone
03 de Abril de 2019 Actualizado: 03 de Abril de 2019

Científicos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) han anunciado que están poniendo fin a un controvertido programa de investigación que los críticos apodaron “matadero de gatitos”.

Desde 1982, los investigadores del laboratorio de Servicios de Investigación Agrícola (ARS, por sus siglas en inglés) del USDA han estado infectando a gatitos con toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria potencialmente mortal.

Los gatos fueron alimentados con carne infectada, y los huevos del parásito fueron recolectados para su uso en experimentos diseñados para ayudar a los científicos a combatir las enfermedades transmitidas por alimentos.

Los animales eran posteriormente sacrificados.

Los funcionarios del USDA anunciaron el 2 de abril que esta práctica ya terminó. En una declaración, el USDA dijo que su “investigación de toxoplasmosis ha sido redirigida y el uso de gatos como parte de cualquier protocolo de investigación en cualquier laboratorio de ARS ha sido descontinuada y no será retomada”.

El USDA también dijo que después de una protesta pública sobre el programa de investigación, el departamento ya había puesto fin a la matanza de gatos.

“En mayo de 2018, después de escuchar los comentarios de nuestros clientes y partes interesadas, el USDA tomó varias medidas, incluyendo la comisión de revisiones científicas externas e internas que evaluaron la participación de la agencia en esta área de investigación y la viabilidad de la adopción de los gatos utilizados en la investigación.

“Además, ningún gato ha sido infectado con patógenos de toxoplasmosis o sacrificado desde septiembre de 2018”.

Los grupos veterinarios citados por la BBC dijeron que dado que la toxoplasmosis es tratable, los gatos podrían haber sido dados en adopción en lugar de sacrificados.

El USDA dijo, sin embargo, que una revisión independiente indicó que solo los gatos que nunca habían sido infectados serían seguros para ser adoptados.

“Un panel externo independiente encargado de revisar la seguridad de la adopción de los gatos acordó unánimemente que los gatos infectados con patógenos de la toxoplasmosis no deberían ser adoptados”

Los 14 gatos restantes en el programa que nunca han sido infectados con la enfermedad deben ser adoptados por los empleados del USDA.

Lucha por el cierre de los ‘matadero de gatitos”

Los activistas del White Coat Waste Project (WCW) hicieron campaña contra los llamados “mataderos de gatitos”, argumentando que el programa de investigación condujo a la muerte innecesaria de miles de gatos.

La organización señaló en una declaración en su sitio web que “WCW expuso por primera vez el laboratorio secreto de experimentación con gatitos de 37 años de antigüedad del USDA en mayo de 2018 utilizando la Ley de Libertad de Información, y lanzó una campaña popular y de persuasión para poner fin al programa que derrochó más de 22 millones de dólares y que acabó con la vida e incineró a más de 3000 gatitos sanos”.

Un informe de WCW publicado en marzo titulado “USDA Kitten Cannibalism” (canibalismo en gatos del USDA) afirmaba que el departamento compró cientos de perros y gatos muertos en China y otros países y se los dio de comer a sus gatos de laboratorio.

El USDA no abordó el “canibalismo en gatos” en su declaración. El departamento dijo que su investigación sobre la toxoplasmosis había llegado a su fin después de ayudar a “reducir la prevalencia de T. gondii [toxoplasmosis] hasta en un 50 por ciento en Estados Unidos”.

En marzo, la legislación bipartidista, apodada Ley de Gatitos, fue introducida en el Congreso para poner fin al programa del USDA, describiéndolo como una “matanza de gatitos financiada por los contribuyentes”.

“Con todos los terribles informes que salieron a la luz, estaba claro que los estadounidenses se oponían a las crueles pruebas del USDA sobre los gatitos. Esta es una victoria decisiva contra el abuso animal y el derroche por parte del gobierno”, dijo a NPR el representante Brian Mast (republicano de Florida), copatrocinador del proyecto de ley de la Cámara de Representantes.

El senador Jeff Merkley (D-Ore.) presentó la legislación al Senado.

“El USDA hoy tomó la decisión correcta y los aplaudo por su voluntad de cambiar de rumbo”, dijo Merkley en una declaración citada por NPR. “Es un buen día para nuestros amigos de cuatro patas en todo Estados Unidos”.

Jimmy Panetta (D-Calif.), otro copatrocinador del proyecto de ley, respondió al anuncio del USDA diciendo: “Felicito al USDA por su decisión de poner fin a este tipo de pruebas con gatitos. Escucharon a la gente y respondieron apropiadamente a nuestras preocupaciones. Así es como nuestras instituciones, nuestro gobierno y nuestra democracia deben funcionar”.

Anthony Bellotti, el fundador del White Coat Waste Project, fue citado por la NBC calificando la medida como “una victoria histórica para los contribuyentes y los animales”.

“Aplaudimos al USDA por su sabia decisión de poner fin permanentemente a sus experimentos financiados por los contribuyentes y adoptar a los supervivientes”, dijo Bellotti y expresó su satisfacción por el hecho de que “el matadero de gatitos del USDA haya sido finalmente relegado a la caja de arena de la historia”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la toxoplasmosis es una de las principales causas de muerte atribuida a enfermedades transmitidas por los alimentos en Estados Unidos.

“Más de 40 millones de hombres, mujeres y niños en Estados Unidos son portadores del parásito del toxoplasma”, señala el CDC, “pero muy pocos tienen síntomas porque el sistema inmunológico generalmente evita que el parásito cause enfermedad”.

Los CDC advierten que para las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunitarios debilitados, las infecciones por toxoplasmosis podrían tener ” graves consecuencias”.

***********************

Te puede interesar:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS