Autoridades en China no reportan cifras reales de infecciones por virus, según informes filtrados

Por Nicole Hao
25 de Mayo de 2020
Actualizado: 26 de Mayo de 2020

El gobierno provincial de Jilin, al noreste de China, no informa el número real de pacientes diagnosticados con el virus del PCCh, según revelan documentos internos filtrados obtenidos por The Epoch Times.

Además en una reciente ocasión, la Comisión Nacional de Salud disminuyó aún más las cifras.

Las autoridades chinas han ocultado sistemáticamente la verdadera magnitud del brote, lo cual está provocando la desconfianza de los ciudadanos en los datos oficiales.

16 de mayo

La provincia de Jilin está experimentando una segunda ola de brotes del virus del PCCh, que según autoridades comenzó con un “paciente cero”, un trabajador de limpieza de la oficina de policía de Shulan, un pequeño municipio bajo la administración de la ciudad de Jilin, en la provincia de Jilin.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Jilin informa diariamente las nuevas infecciones del virus al CDC nacional. En su informe, el CDC de Jilin enumera los detalles de cada paciente, que incluye información personal básica, profesión, actividades en los últimos 14 días, contactos cercanos y posibles causas de la infección.

The Epoch Times obtuvo copias de cinco informes producidos por el CDC de Jilin para cinco nuevos pacientes diagnosticados el 16 de mayo. Entre estos cinco pacientes se encontraba una mujer de 85 años llamada Sra. Li, quien murió el 9 de mayo con síntomas graves de COVID-19. Su diagnóstico no fue confirmado hasta después de su muerte.

Sin embargo, la Comisión de Salud provincial de Jilin anunció el 17 de mayo que tres pacientes habían sido diagnosticados el día anterior. Si bien la comisión mencionó por separado el caso de la Sra. Li, su causa de muerte fue señalada como una enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, las autoridades no la consideraron como una muerte por COVID-19.

Mientras tanto, la Comisión Nacional de Salud también anunció tres nuevas infecciones domésticas en Jilin que se confirmaron el 16 de mayo, sin mencionar el caso de Li.

En otros gobiernos locales se estuvo produciendo un subregistro similar, como es el caso de las ciudades de Harbin y Wuhan, y en la región de Mongolia Interior, donde los recuentos internos muestran cifras inferiores a los datos anunciados públicamente.

13 de mayo

Para el 13 de mayo, The Epoch Times obtuvo los informes del CDC de Jilin sobre dos pacientes recién diagnosticados, un hombre de 41 años de apellido Li y una mujer de 53 años de apellido Ye.

En el archivo sobre Li, el CDC provincial enumeró claramente todas sus actividades recientes con asombroso detalle. Por ejemplo, él había comido con hombres de apellido Hao y Liu en un restaurante de fideos de arroz llamado Mate Dafu a la 1:15 p.m. el 5 de mayo; él y su hermano menor se cortaron el pelo en Wei Barber Shop a las 11 a.m. el 4 de mayo.

En el archivo sobre Ye, el CDC anotó que ella vende maíz fresco en diferentes mercados al aire libre. Antes de ser diagnosticada con COVID-19, Ye había vendido maíz en más de dos mercados cada día, lo cual significa que habría tenido contacto con cientos de compradores.

El 14 de mayo, la comisión provincial de salud de Jilin solo anunció un nuevo diagnóstico, que coincide con el perfil de Ye, del día anterior. La Comisión Nacional de Salud reportó la misma cifra que la autoridad provincial.

Los documentos revisados por The Epoch Times constituyen sólo una parte de los informes diarios de la CDC de Jilin. Los residentes dijeron en entrevistas recientes que están muy preocupados por el brote local, ya que las autoridades locales no les están informando por completo la situación.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Medidas preventivas se intensifican en Harbin

TE RECOMENDAMOS