Autoridades de California piden detener vacunación contra COVID-19 hecha con lote de Moderna

Se informó sobre un elevado número de reacciones alérgicas.
Por Zachary Stieber
18 de Enero de 2021
Actualizado: 18 de Enero de 2021

Funcionarios de California ordenaron a los proveedores de la vacuna COVID-19, el domingo por la noche, que no administren ninguna dosis de un lote de más de 330,000 dosis que se distribuyeron en todo el estado.

La solicitud se debió a un “número mayor de lo habitual de posibles reacciones alérgicas”, dijo en un comunicado la Dra. Erica Pan, epidemióloga del estado de California.

Las dosis fueron producidas por Moderna.

Moderna, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) están investigando.

“Menos de 10 personas requirieron atención médica en un lapso de 24 horas. Por precaución y también reconociendo el suministro extremadamente limitado de vacunas, estamos recomendando a los proveedores que utilicen otro inventario de vacunas disponible y que detengan la administración de las vacunas del lote 041L20A, de Moderna, hasta que se complete la investigación de los CDC, la FDA, Moderna y del estado”, dijo Pan.

Moderna no ha respondido a varias solicitudes para que ofrezca detalles sobre su participación en la investigación de las reacciones adversas a su vacuna.

Se cree que todas las posibles reacciones alérgicas ocurrieron dentro de los 30 minutos posteriores a la inyección. Los CDC recomiendan que los proveedores de vacunas implementen un período de observación de 15 minutos para las personas que reciben una de las vacunas COVID-19 y un período de observación de 30 minutos para las personas que han tenido una reacción alérgica a vacunas o terapias inyectables en el pasado.

Los datos de los fabricantes, de las dos vacunas COVID-19 autorizadas, demuestran que los beneficios conocidos y potenciales de esta vacuna superan los daños conocidos y potenciales de infectarse con COVID-19, según los CDC.

Miles de informes de reacciones adversas, tras la aplicación de vacunas contra COVID-19, se enviaron al Sistema de Reporte de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS), un sistema de informes pasivo que los funcionarios recomiendan a los profesionales de la salud y a otras personas. Las autoridades están investigando reacciones adversas y muertes, pero hasta ahora no las han relacionado definitivamente con ninguna de las vacunas. La proporción de reacciones adversas a las vacunas administradas es mayor que la de las vacunas contra la influenza.

Las vacunas que fueron aprobadas y que se están administrando usan ARN mensajero. El nuevo enfoque de las vacunas tiene como objetivo desencadenar una respuesta que ayude al sistema inmune a desarrollar defensas contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa COVID-19. El ARN mensajero contiene material genético que instruye a las células sobre cómo producir una “proteína de pico” que posee el virus del PCCh. En contraste, la mayoría de las vacunas han contenido tradicionalmente versiones debilitadas o inactivadas del patógeno causante de la enfermedad.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubre

Las riesgosas vacunas chinas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS