Autoridades realizan redada en casa de hombre acusado de planear asesinato de juez Kavanaugh

Por Zachary Stieber
09 de Junio de 2022 5:13 PM Actualizado: 09 de Junio de 2022 5:13 PM

La noche del 8 de junio, las autoridades federales realizaron una redada en una vivienda vinculada a Nicholas John Roske, el hombre de California que fue detenido el miércoles por la mañana en Maryland por presuntamente intentar matar al juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh.

Agentes del FBI realizaron una redada en la casa, según las imágenes de las emisoras locales. Los videos mostraban a oficiales armados entrando en la vivienda residencial de Simi Valley y sacando objetos.

El FBI no respondió a una solicitud de comentarios.

“Solo están buscando cualquier cosa relacionada con la detención que se hizo en Maryland”, dijo un oficial de policía de Simi Valley a KABC-TV.

Los vecinos dijeron a la emisora que los agentes los estaban interrogando, pidiendo información sobre Roske.

Mientras que algunos dijeron que no conocían al hombre, otros dijeron que sí.

“Siempre fueron personas agradables, así que es una sorpresa más que nada”, dijo el vecino Zach Quadri a CBS Los Ángeles.

“Creo que es un momento de miedo en el que vivimos y la gente realmente necesita cuidarse unos a otros y la salud mental es un gran problema en el mundo”, dijo otro vecino.

Roske fue detenido aproximadamente a la 1:50 de la madrugada del miércoles, según las autoridades. Dijo a los oficiales que viajó a Maryland para entrar en la casa de Kavanaugh y matar al juez porque temía cómo iba a decidir en las próximas sentencias sobre el aborto y el derecho a las armas.

Roske tenía una pistola, un cuchillo táctico, cinta adhesiva, un martillo, una palanca, un destornillador, abrazaderas de plástico, spray de pimienta y un equipo táctico cuando fue detenido.

Roske fue acusado de violar una ley que prohíbe agredir, secuestrar o asesinar, o intentar agredir, secuestrar o asesinar, a un juez estadounidense o a sus familiares directos.

El hombre, que se enfrenta a una pena de hasta 20 años de prisión, compareció ante el tribunal federal de Greenbelt y aceptó permanecer detenido por ahora.

Cuando se le preguntó si entendía lo que estaba pasando, dijo: “Creo que tengo una comprensión razonable, pero no diría que pienso con claridad”. Dijo que estaba tomando medicamentos prescritos por un médico. No nombró los medicamentos.

Un abogado de oficio representaba a Roske. El juez federal Timothy Sullivan dijo que había revisado una declaración jurada financiera y que Roske cumplía los requisitos para tener un defensor público. Esa declaración jurada no se ha hecho pública.

Andrew Szekely, el abogado de oficio, dijo que la defensa se reservaba el derecho a intentar la libertad provisional en un momento posterior.

Roske dijo que encontró la dirección de Chevy Chase de Kavanaugh en Internet.

Ruth Sent Us, un grupo activista pro-aborto que publicó un mapa con las direcciones de Kavanaugh y otros cinco jueces en mayo, dijo en las redes sociales que “no lo enviamos”.

El grupo organizó una protesta frente a la casa de Kavanaugh el miércoles por la noche. Los activistas han ido regularmente a la casa de los seis jueces nombrados por los republicanos desde que un borrador de una opinión publicado el mes pasado indicaba que el tribunal está dispuesto a anular Roe vs Wade.

“¿Qué queremos? ¿El derecho al aborto? ¿Cuándo lo queremos? ¿Ahora? Si no lo conseguimos, lucharemos”, gritaron los activistas.

Alrededor de una docena de agentes se colocaron en el exterior de la vivienda, pero no se produjeron detenciones.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.