Avance del programa espacial chino deja a EEUU vulnerable en caso de guerra espacial, según experto

Por Frank Fang
20 de Junio de 2021
Actualizado: 20 de Junio de 2021

Los responsables políticos de Estados Unidos deben idear una mejor estrategia espacial, advirtió un experto en espacio y seguridad después de que China enviara el jueves una tripulación de tres miembros a su estación espacial inacabada.

“Para luchar y ganar una guerra espacial contra los estadounidenses, lo primero que hará [el régimen chino] es derribar o cegar nuestros satélites en un evento espacial tipo Pearl Harbor”, dijo en una entrevista con NTD el 19 de junio Brandon Weichert, autor de “Winning Space: How America Remains a Superpower” (Ganando el espacio: cómo Estados Unidos sigue siendo una superpotencia).

Y añadió: “Todavía no estamos preparados para defendernos, y mucho menos para tomar represalias, de la manera que disuadiría a China o a Rusia de intentar esto durante una crisis geopolítica”.

La agencia encargada del programa espacial tripulado de China, la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China (CMSEO), no es una agencia civil como la NASA. La CMSEO está subordinada a la Comisión Militar Central de China (CMC), un organismo del Partido Comunista Chino que supervisa al ejército chino.

Actualmente, la CMSEO está dirigida por Hao Chun, pero el programa espacial tripulado del país está comandado por el general Li Shangfu, que también es director de departamento en la CMC.

El hecho de que los tres miembros de la tripulación —Nie Haisheng, Liu Boming y Tang Hongbo— sean antiguos pilotos de las fuerzas aéreas del ejército chino, formalmente conocido como Ejército Popular de Liberación, pone de manifiesto que el programa espacial tripulado chino es inseparable del ejército chino.

Los tres miembros permanecerán en el módulo habitable principal de la estación durante tres meses, la estancia más larga de un ciudadano chino en el espacio desde que Beijing lanzó un astronauta a la órbita terrestre en 2003. La estación espacial china, denominada Tiangong, recibirá módulos adicionales en 2022.

La Estación Espacial Internacional (ISS), puesta en marcha en 1998, es una asociación entre Estados Unidos, Canadá, Japón, Rusia y los países miembros de la Agencia Espacial Europea. China tiene prohibido participar en la ISS desde 2011, cuando Estados Unidos aprobó una ley que prohibía la cooperación espacial entre la NASA y las organizaciones chinas, por motivos de seguridad nacional.

Las propias acciones de China también han estimulado la desconfianza que ha llevado a su prohibición en la ISS. En enero de 2007, China disparó un misil antisatélite contra uno de sus satélites meteorológicos inactivos, lo que despertó la preocupación internacional.

Weichert señaló dos tecnologías espaciales chinas que podrían paralizar los satélites estadounidenses. En primer lugar, dijo que un gigantesco brazo robótico de 10 metros de longitud, que puede levantar objetos de hasta 20 toneladas, según la prensa estatal china, está acoplado a la estación espacial china y supone una seria amenaza.

“Así que China, en tiempos de paz, podría utilizar ese brazo de agarre para ayudar a las naves a atracar. Pero en tiempos de guerra, podrían utilizarlo para arrancar nuestros satélites de las órbitas cercanas y sacarlos de la órbita o sabotearlos”, dijo Weichert.

En abril, el general del ejército James Dickinson, comandante del Mando Espacial de Estados Unidos, dijo en una audiencia del Senado (pdf) que la tecnología de brazos robóticos de China en el espacio “podría utilizarse en un futuro sistema de agarre de otros satélites”.

La segunda tecnología china que supone una amenaza para los satélites estadounidenses son los láseres, según Weichert.

“Los planificadores chinos han hablado de instalar un gran láser cuando su estación [espacial] en órbita esté terminada. Ahora dicen que, en tiempos de paz, el láser se utilizaría para eliminar los desechos orbitales. Pero en tiempos de guerra, ese láser podría utilizarse potencialmente para cegar satélites estadounidenses sensibles en órbita”, dijo Weichert.

En 2018, investigadores de la Universidad de Ingeniería de la Fuerza Aérea de China publicaron un artículo en el que proponían cómo un láser gigante sería eficaz para limpiar la basura espacial y los satélites antiguos.

La comunicación por satélite no solo es fundamental para que Washington despliegue eficazmente sus fuerzas, sino que también es vital para la economía estadounidense. Weichert explicó que Estados Unidos vería retroceder su economía a la “era anterior a los años 70” sin los satélites, dado que la mayoría de las transacciones electrónicas modernas, como los fondos cotizados en bolsa (ETF), dependen de ellos.

Y lo que es más importante, China está imponiéndose al liderazgo de Estados Unidos en el espacio, según Weichert.

“Ellos [China] todavía están detrás de nosotros. Pero en lugar de estar 18 años detrás de nosotros, 20 años detrás de nosotros, ahora solo están unos seis o siete años detrás de nosotros”, dijo.

En la actualidad, los responsables políticos estadounidenses tienen “una mentalidad demasiado pequeña” en lo que respecta a sus políticas espaciales, dijo Weichert, y necesitan “desarrollar sistemas y doctrinas” no solo para defender los satélites estadounidenses sino también los intereses comerciales de Estados Unidos en el futuro.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS