Avanza ley en Estados Unidos para frenar programa de misiles balísticos de Irán

25 de Marzo de 2017 Actualizado: 25 de Marzo de 2017

Avanza en el Congreso de los EE.UU. una ley para frenar el programa de misiles balísticos de Irán.

La nueva legislación exigiría al presidente de Estados Unidos bloquear las propiedades de cualquier persona u organización implicadas en “el suministro, venta o transferencia de armas y material prohibido a o de república islámica”.

La resolución no interfiere en el acuerdo nuclear que en 2015 suscribió Teherán con seis potencias.

Un grupo de congresistas republicanos y demócratas de Estados Unidos presentó este jueves un proyecto para imponer nuevas sanciones a Irán.

De ser aprobado, el proyecto afectaría a todas las personas implicadas en el programa de misiles balísticos iraní y también impondría sanciones por vínculos con el terrorismo a la Guardia Revolucionaria.

Además, la nueva legislación exigiría al presidente de Estados Unidos bloquear las propiedades de cualquier persona u organización implicadas en “el suministro, venta o transferencia de armas y material prohibido a o de Irán”.

La propuesta fue introducida por 14 senadores, siete republicanos y siete demócratas, entre los que figuran el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el republicano Bob Corker, o el demócrata de más alto rango en ese organismo, Ben Cardin.

También suscribieron la propuesta los republicanos Ted Cruz y Marco Rubio y el demócrata Robert Menéndez.

Según estos senadores, la resolución no interfiere en el acuerdo nuclear que en 2015 suscribió Irán con seis potencias, entre ellas Estados Unidos.

Teherán defiende que su programa de misiles balísticos es meramente defensivo y que no viola ni el acuerdo nuclear ni la resolución 2231 de la ONU, que prohíbe a Irán realizar pruebas de misiles con capacidad nuclear.

El pacto nuclear de 2015 supuso el levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán a cambio de que este país limitara su capacidad atómica y permitiera la supervisión de su programa nuclear.

A fines de diciembre, el propio líder supremo de Irán, Alí Jameneí, reiteró que no hay lugar en su país para las armas nucleares, pero afirmó su derecho a incrementar la capacidad defensiva.

En enero Irán probó un misil balístico de medio alcance que explotó tras recorrer unos mil kilómetros, un movimiento que provocó la convocatoria de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tras ese lanzamiento, EE.UU. impuso sanciones a 13 individuos y 12 entidades relacionados con el programa de misiles balísticos de Irán, país que anunció por su parte medidas recíprocas.

TE RECOMENDAMOS