Ayudante de Cuomo confesó encubrimiento a muertes por el virus en residencias de ancianos: Informe

Por Katabella Roberts
12 de Febrero de 2021
Actualizado: 12 de Febrero de 2021

Una de las principales asesoras del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se ha disculpado ante los legisladores demócratas por haber ocultado datos sobre las muertes causadas por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) en residencias de ancianos, tratando de evitar el escrutinio de los fiscales federales.

La secretaria del gobernador Melissa DeRosa admitió el supuesto encubrimiento durante una videoconferencia con los líderes demócratas estatales el 11 de febrero, según una grabación de audio obtenida por The New York Post.

La declaración del encubrimiento ocurrió antes de una nueva divulgación de datos que menciona a cerca de 15,000 residentes de hogares de ancianos que murieron de coronavirus, mucho más que los 8500 revelados anteriormente.

DeRosa supuestamente les dijo a los demócratas que la administración temía que el Departamento de Justicia (DOJ) pudiera “usar los datos en nuestra contra”.

El DOJ anunció que había abierto una investigación el 26 de agosto sobre “los gobernadores de los estados que emitieron órdenes que pueden haber resultado en la muerte de miles de residentes de asilos de ancianos”.

Los estados incluyen a Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania y Michigan.

En la conferencia telefónica del jueves, DeRosa supuestamente admitió que ocultaron deliberadamente los datos a los legisladores estatales, después de que la administración Trump comenzó a hacer preguntas.

“Ocho [preguntas] aproximadamente al mismo tiempo, [así el entonces presidente Donald Trump] convierte esto en un fútbol político gigante”, dijo.

“Él comenzaría a tuitear que matamos a todos en los hogares de ancianos”, agregó.

Foto de archivo que muestra a los trabajadores médicos de emergencia llevando a un paciente fuera de un hogar de ancianos en Brooklyn, Nueva York, el 18 de abril de 2020. (Justin Heiman/Getty Images)

“Empezaría a perseguir al [gobernador de Nueva Jersey, Phil] Murphy, empezaría a perseguir al [gobernador de California, Gavin] Newsom, empezaría a perseguir a [la gobernadora de Michigan] Gretchen Whitmer”.

DeRosa dijo que Trump también le “ordenaría al Departamento de Justicia que hiciera una investigación sobre nosotros”.

“Y básicamente, nos congelaríamos”, le dijo DeRosa a los legisladores en la llamada.

“Porque entonces estábamos en una posición en la que no estábamos seguros de si lo que le íbamos a dar al Departamento de Justicia, o lo que les damos a ustedes, lo que comenzamos a decir, se usaría en nuestra contra mientras no estábamos seguros sobre el inicio de una investigación”.

DeRosa agregó: “Eso jugó un papel muy importante en esto”.

Luego pidió a los legisladores que “apreciaran un poco el contexto” y ofreció una disculpa por la “posición política” en la que los colocó la orden de Cuomo.

“Nos disculpamos”, les dijo a los funcionarios.

“Entiendo la posición en la que se les ha puesto. Sé que no es justo. No era nuestra intención ponerlos en esa posición política con los republicanos”.

La administración de Cuomo emitió una directiva el 25 de marzo que prohíbe a los hogares de ancianos rechazar a las personas con COVID-19, en un esfuerzo por liberar espacio en los hospitales que estaban abarrotados durante los primeros días de la pandemia.

Según la directiva, 9000 pacientes con coronavirus en Nueva York, que se estaban recuperando, fueron dados de alta de los hospitales y enviados a hogares de ancianos, de acuerdo con Associated Press.

Sin embargo, la controvertida directiva enfrentó duras críticas de los defensores de los asilos de ancianos y de las familias que afirmaron que la decisión aceleró el brote entre los residentes de los asilos. Posteriormente la directiva fue descartada el 10 de mayo.

Las nuevas cifras son un 40 por ciento más altas que las cifras que el Departamento de Salud del estado (DOH) había publicado anteriormente.

Rich Azzopardi, un asesor senior de Cuomo, pareció culpar parcialmente a la administración Trump en un comunicado publicado en Twitter, el jueves por la noche.

“Explicamos que la administración Trump estaba en medio de un esfuerzo políticamente motivado para culpar a los estados demócratas por las muertes de COVID, y que estábamos cooperando con la producción de documentos federales, y esa era la prioridad”, escribió.

“Y ahora que ha terminado, podemos dirigirnos a la Legislatura estatal”.

Sin embargo, la confesión de DeRosa ha provocado la condena de los funcionarios republicanos en todo el estado, y muchos piden una mayor investigación.

Los trabajadores de hogares de ancianos realizan una vigilia fuera del Centro de Enfermería y Rehabilitación del Centro de Brooklyn en Nueva York, el 21 de mayo de 2020. (Stephanie Keith/Getty Images)

Otros sugieren que el gobernador Cuomo renuncie o que sea destituido de su cargo.

El congresista Lee Zeldin (R, NY-1) emitió un comunicado pidiéndole al Departamento de Justicia que abra una investigación por obstrucción a la justicia.

“Las familias de miles de ancianos neoyorquinos fallecidos merecen rendición de cuentas y justicia por las verdaderas consecuencias de la política de asilos de ancianos, fatalmente defectuosa, del gobernador Cuomo y por los continuos intentos de encubrirla. Está claro que lo que ocurrió aquí es criminal”, dijo.

Elsie Stefanik, una republicana que representa a Nueva York en la Cámara, dijo que Cuomo debe ser “procesado de inmediato”, tanto por el Fiscal General del Estado de Nueva York como por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Esta confesión explosiva de un encubrimiento y los comentarios de la secretaria del gobernador, que indican la intención de obstruir cualquier investigación federal, es un abuso de poder impresionante y criminal”, dijo en un comunicado.

Los demócratas también se volvieron contra el gobernador. Jumaane Williams, el defensor público de la ciudad de Nueva York, posteó en Twitter: “Para los permanentes defensores de @NYGovCuomo, ¿Cómo va a estar bien esto?”

“Y cuando los obligan a admitirlo, lo máximo que consigues es un, lo siento, porque los han descubierto… y ni siquiera directamente de él o hacía las familias. Todo mientras les pide a los neoyorquinos que confíen en sus decisiones”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la oficina de Cuomo para pedir sus comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS