Azafrán: un tesoro natural que promete aliviar la ansiedad y la depresión

Considerado increíblemente valioso, el azafrán se ha utilizado durante milenios, desde los antiguos egipcios hasta Alejandro Magno

Por Emma Suttie
12 de Febrero de 2024 12:18 PM Actualizado: 12 de Febrero de 2024 3:15 PM

El azafrán es la especia más preciada del mundo y también la más costosa, con un precio de nada menos que de 5000 dólares la libra.

Aunque el azafrán no es habitual en la dieta estadounidense promedio, es un alimento básico en la cocina iraní-persa y tiene una larga historia en la cocina y la medicina. El azafrán también se utiliza mucho como tinte por su color dorado brillante.

El azafrán es el diminuto estigma de la flor del azafrán (crocus sativus). La recolección del azafrán es notoriamente laboriosa y requiere la ardua tarea de separar manualmente los estigmas de las flores. Para una libra de azafrán se necesitan aproximadamente 170,000 flores, lo que explica su coste y su valor en la cocina y la medicina. Irán cuenta con más del 90 por ciento de la producción mundial de azafrán, pero también se cultiva en Marruecos, Italia, España, los Países Bajos, la India y los Estados Unidos.

Una abeja recoge polen de los estambres de un azafrán en flor en el Real Jardín Botánico de Kew el 15 de marzo de 2010 en Londres, Inglaterra. El invierno inusualmente frío en el Reino Unido ha retrasado hasta un mes la floración de muchas plantas primaverales. (Foto de Oli Scarff/Getty Images)

Los tres principales compuestos bioactivos del azafrán son el safranal, la crocina y la picrocrocina, responsables del color, el sabor y el olor del azafrán. El azafrán también contiene abundantes propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antitumorales, antimicrobianas, antihipertensivas y antidepresivas.

El Dr. Daniel Amen, psiquiatra, autor y experto en salud mental y cerebral, explica algunos de los beneficios del azafrán para la salud.

“En el año 2000, comencé a escuchar sobre el azafrán y pensé en lo interesante que pudiera ayudar al estado de ánimo, a la memoria y a disminuir la inflamación”, dijo en una entrevista en First for Women.

“El azafrán parece aumentar la dopamina, por lo que tienes más energía y eres más feliz. Aumenta la serotonina, por lo que tu estado de ánimo es mejor. Y aumenta la norepinefrina, por lo que tienes más energía”, señaló el Dr. Amen.

“Hay 24 ensayos controlados aleatoriamente que comparan el azafrán con el placebo, en el Prozac, con el Lexapro y con el Zoloft, y todos demuestran que es igualmente eficaz pero tiene menos efectos secundarios”.

Medicamentos para la ansiedad y la depresión

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS, son una clase de medicamentos que se usan con mayor frecuencia para tratar la depresión y la ansiedad. Algunos ejemplos de ISRS son:

– Celexa (citalopram)

– Lexapro (Escitalopram)

– Prozac (fluoxetina)

– Zoloft (sertralina)

– Paxil, Pexeva (paroxetina)

Los ISRS aumentan los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor que también actúa como hormona y que ayuda a transportar señales entre las células nerviosas o neuronas del cerebro.

Curiosamente, solo alrededor del 10 por ciento de la serotonina se produce en el cerebro y el otro 90 por ciento se encuentra en las células que recubren el tracto gastrointestinal, donde se libera al torrente sanguíneo y se absorbe.

Aunque se cree que los bajos niveles de serotonina en el cerebro son la causa de la depresión, cada vez hay más pruebas que sugieren que se trata de una hipótesis errónea y que intervienen otros factores, que van desde la influencia de la genética hasta el microbioma.

Estudios de azafrán

Cada vez más estudios respaldan el uso del azafrán como una forma natural de tratar la depresión y la ansiedad sin efectos secundarios.

Una revisión de seis ensayos controlados con placebo encontró que el azafrán era tan eficaz como los fármacos antidepresivos para tratar la depresión. El estudio afirma que “los efectos antidepresivos del azafrán se deben potencialmente a sus efectos serotoninérgicos, antioxidantes, antiinflamatorios, neuroendocrinos y neuroprotectores”. Los investigadores concluyeron que la evidencia respaldaba el uso del azafrán “para el tratamiento de la depresión leve a moderada”.

Un artículo de revisión publicado en el Journal of Affective Disorders evaluó el azafrán como el tratamiento de la ansiedad, la depresión y otros trastornos de salud mental, diciendo que “varios ensayos clínicos demostraron que el azafrán y sus componentes activos poseen propiedades antidepresivas similares a las de los antidepresivos actuales”. Medicamentos como fluoxetina, imipramina y citalopram, pero con menos efectos secundarios reportados”. La revisión concluyó que el azafrán es un tratamiento seguro y eficaz debido a sus efectos antidepresivos.

En un estudio publicado en Frontiers in Nutrition en 2020, los investigadores probaron los efectos del extracto de azafrán “sobre el estado de ánimo, el bienestar y la respuesta a los factores estresantes psicológicos en adultos sanos”. Aquellos que tomaron azafrán informaron puntuaciones de depresión más bajas y “mejores relaciones sociales”.

El grupo del azafrán también mostró una mayor variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) cuando se le presentó un factor de estrés psicosocial que naturalmente disminuye la VFC, lo que este estudio demostró por primera vez. Se cree que este aumento en la variabilidad del ritmo cardíaco aumenta la resiliencia “contra el desarrollo de trastornos psiquiátricos relacionados con el estrés”.

Una revisión sistemática que analizó las hierbas medicinales en el tratamiento de la depresión descubrió que:

– “El estigma del azafrán fue significativamente más eficaz que un placebo e igualmente eficaz que la fluoxetina y la imipramina”.

– “El pétalo de azafrán fue significativamente más eficaz que el placebo e igualmente eficaz en comparación con la fluoxetina y el estigma del azafrán”.

La imipramina es un antidepresivo tricíclico y, al igual que el ISRS fluoxetina o Prozac, se usa para tratar la depresión.

Lindsey Grych, una enfermera familiar de Lakeland, Florida, con un enfoque holístico, también prescribe azafrán a sus pacientes y le dijo a The Epoch Times: “Normalmente utilizo de 30 mcg a 90 mcg según las puntuaciones de depresión y ansiedad del paciente (usando el phq-9/gad-7), y lo uso como opción para quienes no suelen tolerar bien los ISRS o buscan una opción más natural”.

El PHQ-9 es el Cuestionario de Salud del Paciente y consta de nueve preguntas que se utilizan para detectar, diagnosticar, monitorear y medir la gravedad de la depresión.

El GAD-7 es el Cuestionario de Trastorno de Ansiedad General, que consta de siete preguntas y se utiliza para evaluar el trastorno de ansiedad general.

Cuando se les preguntó cómo responden sus pacientes al azafrán, dijo: “Los pacientes normalmente ven resultados: ya que proporciona resultados coherentes con la prescripción de ISRS de leves a moderados”.

Azafrán más allá de la ansiedad y la depresión

Los beneficios del azafrán para nuestra salud y bienestar van más allá del tratamiento de la depresión y la ansiedad. El azafrán se ha utilizado tradicionalmente en Asia y Medio Oriente durante siglos para fortalecer la digestión y tratar trastornos menstruales, afecciones cutáneas, inflamación y síntomas de depresión.

La medicina ayurvédica de la India, que es uno de los sistemas médicos más antiguos de la Tierra, ha utilizado el azafrán durante siglos como tratamiento para afecciones cutáneas, para fortalecer la digestión, la inmunidad y el corazón así como para apoyar el sistema reproductivo femenino y como afrodisiaco. De hecho, los antiguos textos ayurvédicos describen un ritual en el que se mezcla azafrán con leche y se le da a una nueva pareja en su noche de bodas.

Hoy en día, las investigaciones muestran que el azafrán tiene capacidades anticancerígenas, puede ayudar a reducir el apetito y aumentar la pérdida de peso, y mejora la libido (en hombres y mujeres) y la disfunción eréctil. Sus capacidades neuroprotectoras también se muestran prometedoras en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Cada vez son más las investigaciones que descubren el alcance de las capacidades curativas del azafrán, y la demanda de esta deliciosa especia que cada vez está aumentando, y las investigaciones sugieren que la industria mundial del azafrán tendrá un valor de 2 mil millones de dólares para 2025.

 

(Fotografía de Majid Saeedi/Getty Images)

Un poco de historia del azafrán

El azafrán se ha utilizado durante miles de años y muchas civilizaciones antiguas lo apreciaban por su sabor, aroma y propiedades medicinales. Debido a su rareza, era un bien muy apreciado y un símbolo de riqueza y refinamiento. Por ello, era utilizado principalmente por la nobleza.

Se dice que Alejandro Magno descubrió el azafrán en sus campañas por Persia, el actual Irán, donde probablemente se originó el azafrán y lo utilizó para curar las heridas adquiridas en batalla.

Los antiguos egipcios usaban el azafrán por su sabor y aroma, en medicina y cosmética, y como afrodisíaco; se sabe que Cleopatra lo agregaba a sus baños para mejorar las relaciones sexuales.

Se ha encontrado azafrán “tejido en antiguas alfombras y mortajas reales persas” que datan del siglo X a.C.

El azafrán se introdujo en la India alrededor del año 500 a. C., aproximadamente en la época de la muerte de Buda. Según una fuente, fue en esa época cuando las túnicas que llevaban “los sacerdotes budistas de clase superior” empezaron a teñirse con azafrán, dándoles un hermoso tono dorado.

Pensamientos finales

¡Afortunadamente, ahora vivimos en una época en la que no tenemos que ser parte de la clase real para disfrutar de las delicias del azafrán! Aunque es posible que muchos de nosotros no hayamos probado el azafrán, merece la pena explorarlo por su aroma y sabor único, así como por los beneficios para la salud, especialmente para quienes pueden estar luchando contra la ansiedad y la depresión.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.